28/06/2020

Entre Ríos: la Ley de Emergencia Económica, un ataque contra los sueldos y las jubilaciones

Los sindicatos deben convocar a acciones para que no se trate en la Legislatura el proyecto del gobernador Gustavo Bordet.

El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, envió a la Legislatura provincial un proyecto de Ley de emergencia económica, financiera, fiscal, sanitaria, administrativa y previsional, que es un verdadero mazazo a los trabajadores estatales de la provincia, tanto jubilados como activos que aportan a la caja de jubilaciones provincial.


Con la remanida excusa de la crisis económica y la caída de recaudación, arremete contra el régimen jubilatorio.


Ya en su discurso de inicio de sesiones ordinarias del 2020, el mandatario había planteado que era necesario “un debate” sobre las jubilaciones, para asegurar la sustentabilidad del sistema. El rechazo que suscitó entre los trabajadores en ese momento, impidió un avance del gobierno. Ahora lo intenta con este proyecto llamado cínicamente de “emergencia solidaria”.


En su artículo 4, la norma aumenta los aportes personales de los trabajadores, calculados sobre el salario nominal (antes de que se realicen los descuentos obligatorios por ley), de acuerdo a una tabla que parte del 16% (actual descuento) y, que a partir de un monto de $75.001 nominal, es del 18%  y continúa en ascenso hasta llegar al 22% en los sueldos más altos ($ 200.000)


En su artículo 6, establece un “aporte solidario extraordinario” de los ingresos de los jubilados, también sobre el monto total nominal, liquidado por la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Entre Ríos. El aporte comienza con un 4% desde los $ 75.000, llegando al 10% en los más altos.


Esta modalidad de robo a los haberes de activos y jubilados encubre la modificación de hecho de la ley provincial, que establece el cobro del 82% móvil.


Los sindicatos provinciales no solo deben rechazar en declaraciones este atropello a nuestros derechos adquiridos y el intento de modificar nuestra ley previsional 8.732. Corresponde convocar al conjunto de los trabajadores a la deliberación, mediante asambleas, plenarios, cuerpos de delegados, sea en forma virtual o presencial, para elaborar un plan de acción y un paro de advertencia (en docentes con apagón virtual, en otras dependencias sin concurrir a guardias mínimas, etcétera), y manifestación callejera donde corresponda, para que no se trate en la Legislatura.


Queda claro que la ofensiva de Bordet se inscribe en una más general, donde se inscriben el intento de Jorge Capitanich de imponer jubilaciones anticipadas en Chaco; la modificación de la Ley Jubilatoria en Córdoba por iniciativa del gobierno de Juan Schiaretti, los decretos de Alberto Fernández de cobro en cuotas del aguinaldo para los estatales y contra la movilidad jubilatoria, y la suspensión de las paritarias, donde el gobernador de Entre Ríos hizo punta.


Que la crisis la paguen los capitalistas y no los trabajadores.

También te puede interesar:

Abajo el acuerdo de la burocracia sindical, rompamos el techo salarial.
Qué hay detrás del anuncio del gobernador Axel Kicillof.
Necesitamos una asamblea general para definir un plan de lucha de conjunto.
Las acciones de lucha empalman con una creciente bronca en lugares de trabajo. Vamos a nuevas acciones y discutamos una salida.
Quienes cobran los peores salarios aportan el mayor porcentaje de los mismos, pero tendrán las peores jubilaciones.