08/05/2021
Neuquén

FOGANEU: una montaña de subsidios al capital y ninguna garantía para el salario, salud y educación

Que el fondo de emergencia lo paguen los capitalistas.
diputada provincial Frente de Izquierda

Se ha votado en la Legislatura provincial, la creación del «Fondo de garantías de Neuquén» (FOGANEU), el cual fue impulsado por el gobernador Gutiérrez  y fue votado por todos los bloques patronales y sin grieta El mismo comenzó a justificarse con el pretexto de afrontar las crisis cíclicas capitalistas, a la que le sumaron el agravante de la pandemia. Un pretexto que sirve de plus para la utilización del COVID como un jugoso nuevo ciclo de negocios, a costa del ajuste en las necesidades urgentes y vitales del momento.

En medio del fuego cruzado de demandas (por una lado la de la huelga de los elefantes y por otro la de los empresarios), oficialistas y opositores no pudieron esperar a que se enfríe el conflicto y finalmente transformaron la iniciativa en la creación de una empresa mixta de crédito a empresas y con fondos millonarios del Estado, a la que votaron el MPN, Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

Es una declaración de fracaso del IADEP (Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo), del ENIM (Ente Autárquico Intermunicipal El Mangrullo), el propio BPN (Banco Provincia de Neuquén) y de todos los recursos millonarios, otorgados desde el Estado con el pretexto de incentivar la producción y el empleo.

La historia certifica que las empresas se quedan con la plata, vacían, despiden y se fugan como las ceramistas, textil Neuquén, Pehuen Fund, Renesa (MAS Energía), etc.
Pero en la situación actual, su fracaso, llena bolsillos capitalistas y empobrece a la clase trabajadora exponiéndola más crudamente al Covid-19 y a la muerte.

En el debate que sostuvimos enérgicamente en la Legislatura, el Frente de Izquierda fuimos la única fuerza política que rechazó esta nueva sangría de recursos a los capitalistas. Y lo denunciamos, porque hasta hace pocos días el gobernador afirmaba que no había plata para salud, ni para salarios y que había que votar un nuevo endeudamiento de casi trece mil millones de pesos. Pero evidentemente la plata que está, va orientada al sostenimiento de la tasa de ganancia de las patronales y al pago de la deuda eterna.

La plata que se ha obtenido con un endeudamiento colosal en los últimos años, tampoco fue a parar a salud, a educación u obra pública como la vivienda.

 

Su fondo y el nuestro. ¿Quién paga la crisis?

Contrapusimos un fondo para enfrentar esta crisis sanitaria y social, con un verdadero impuesto al capital, a los terratenientes, a la renta y a las petroleras. Con la anulación de las eximiciones impositivas y el fin de las dietas y jubilaciones VIP para funcionarios/as del Estado. Y por supuesto, dejar de pagar la deuda usuraria.

Obviamente, estas mismas fuerzas rechazaron.

Partimos de considerar que  el gran capital utiliza la pandemia cómo la plataforma para obtener concesiones impositiva, subsidios millonarios y sostener una tasa de beneficios» Con la protección y los subsidios desde el Estado, con los despidos y suspensiones y con los precios y tarifazos, han aumentado sus rentas. Es hora, entonces, que la acción popular les meta la mano en el bolsillo para que no sea el pueblo el que pague la crisis.

En nuestro proyecto, además, establecemos que una comisión formada por trabajadoras/es de la Salud y estatales, profesionales de la universidad y la organizaciones sociales, controlen el real destino de lo recaudado.

Apoyados en la gran victoria de la huelga autoconvocada de salud, vamos por un programa de salida de nuestra clase.

 

 

También te puede interesar:

Se impulsan caravanazos y el apoyo a las luchas en curso.
Mientras, alegan que “deben endeudarse” para pagar los salarios de los trabajadores estatales.
En 2011, cuando era subsecretario de Acción Social de Nequén, fue denunciado por abusar sexualmente de mujeres valiéndose de su cargo en el poder.
El reclamo por el derecho laboral gana lugar dentro del movimiento obrero de la región.