11/03/2021 | 1617

Formosa: Alberto Fernández al rescate de Insfrán

Después del viernes 4 de marzo, cuando la policía reprimió brutalmente al pueblo de Formosa, encarcelando a 104 manifestantes (entre ellos a Fabián Servín, dirigente del Partido Obrero), las movilizaciones han continuado durante toda la semana. El centro de las movilizaciones es el reclamo contra la “fase 1” establecida por el gobernador Insfrán. Esta medida es un virtual estado de sitio, que no tiene nada que ver con una política sanitaria. Mientras aplica la cuarentena a los palazos, los hospitales de la provincia continúan sin nombramientos de médicos ni enfermeros.

Las movilizaciones reflejan un descontento general. La desocupación estructural existente se agravó con la pandemia. Los paliativos del gobierno nacional (como el IFE) fueron totalmente insuficientes y cesaron en 2021. La crisis de la vivienda se fue agravando con sucesivos desalojos. La población sin vivienda crece. Y todo este cuadro social se produce bajo el gobierno de Insfrán, que lleva 25 años en la gobernación, y que se dedica a controlar y atacar cualquier atisbo de oposición.

El gobierno está golpeado y llegó a especularse con la dimisión del ministro de Gobierno. Por eso es significativo el apoyo de Fernández, que lo recibió en la Casa Rosada en un acto nada menos que contra la violencia contra la mujer. Fernández apuntaló a un Insfrán cuestionado por la represión, cumpliendo de esta forma el rol totalmente reaccionario de sostener el gobernador en su peor momento. Dejó clara así la dependencia de su gobierno de los gobernadores que están cortados con la misma tijera que Insfrán: los Capitanich, los Zamora, los Sáenz y todas las oligarquías provinciales.

Del otro lado, la crisis de Formosa le sirvió a la oposición para levantar cabeza. La represora Patricia Bullrich fue a “cuestionar la represión”. Los representantes de Cambiemos, un gobierno que hundió a la Argentina en un ajuste insoportable, recorrieron la provincia hablando de libertad y del desarrollo del comercio, que hasta hace un año y medio ellos mismos estaban llevando a la ruina. La oposición no tiene ninguna salida para la situación de Formosa.

El Partido Obrero participa en las movilización con la consigna «Fuera Insfrán, abajo el régimen de ajuste y represión». Con este planteo impulsamos asambleas populares para organizar la lucha para derrotar al gobierno y tomar en manos del pueblo de Formosa la puesta en pie de una salida independiente capaz de resolver los problemas urgentes de los trabajadores de la provincia.

En esta nota