Políticas

24/2/2023

Gabriel Solano visitó Rosario, en medio de la crisis por narcotráfico

Valiosa actividad junto a la militancia rosarina y la precandidata a gobernadora por Santa Fe, Carla Deiana.

Foto: corresponsal.

Este jueves 23, el precandidato a presidente por el Partido Obrero en el Frente de Izquierda-Unidad, Gabriel Solano, visitó la ciudad de Rosario. Lo acompañó durante la recorrida Carla Deiana, precandidata a gobernadora de Santa Fe (FIT-U).

La jornada comenzó temprano con una actividad intensa en los medios de comunicación de la ciudad, que recogieron los planteos de los precandidatos. Allí, Solano y Deiana destacaron la enorme crisis social, política y económica que atraviesa al país, el fracaso del gobierno peronista, pero también de los que gobernaron en el pasado inmediato. Esto coloca a la izquierda frente una enorme tarea, que consiste en canalizar el hartazgo de la población trabajadora para organizarla en la lucha política por convertirse en alternativa de poder. Es imprescindible que la izquierda se coloque a la altura de las circunstancias, no actuar como una “izquierda light”, tomando la campaña electoral en marcha como una mera instancia de acumulación de diputados, sino para plantear una salida de fondo, para que se vayan los políticos capitalistas y luchar por un gobierno de las y los trabajadores.

Junto a la situación nacional, atravesada por la inflación y el descalabro económico que redistribuye la renta del país en beneficio de los capitalistas contra los trabajadores, el tema de la jornada fue la enorme crisis por narcotráfico que azota Rosario y la provincia de Santa Fe. Así dieron testimonios las compañeras del Polo Obrero de diversos barrios de la ciudad que se concentraron para hacer una recorrida por Nuevo Alberdi, uno de los barrios obreros emblemáticos de la zona norte golpeado por la falta de urbanización, de trabajo y también por el delito organizado. Allí, se realizó una recorrida y asamblea junto a vecinos y compañeras y compañeros del Polo Obrero de Nuevo Alberdi, Emaús, 7 de septiembre, Municipal, Empalme Granero y Zona Cero.

Los testimonios fueron estremecedores y dieron cuenta de la masacre que se está viviendo en los barrios más postergados de la ciudad, producto de las bandas criminales que actúan en completa connivencia con el poder estatal. Relataron la enorme participación de las fuerzas de seguridad en el delito, captando a la juventud y las infancias para el narcomenudeo, los desalojos compulsivos mediante balaceras por parte de las bandas para instalar en las viviendas búnkers de venta, y la falta de perspectiva para la juventud, producto del hambre, la miseria y la falta de posibilidad de progreso a la que nos someten los gobiernos. “Los pibes e incluso las infancias son convertidos en víctimas y victimarios, no queremos un país donde el futuro de la juventud sea este”, destacó Gabriel en los medios.

Las madres presentes tocaron el gran problema de la carencia completa de asistencia frente a las adicciones para la juventud, que forma parte del vaciamiento más general de la salud mental, un tema que recogió Solano destacando la necesidad de pelear por más presupuesto y mejores condiciones laborales, pero también “que el consumo está completamente determinado por la producción y no al revés, por lo que el problema de fondo pasa por terminar con este negocio que mueve cifras multimillonarias a través de los puertos y la banca”. En este sentido, solo el FIT-U plantea la estatización de los puertos y su puesta bajo gestión de los trabajadores, mientras que el Partido Obrero denuncia el régimen narco sojero que se ha montado alrededor del Paraná, un tema que desarrolló Carla en sus intervenciones.

Asimismo, las y los presentes en la reunión demostraron su gran compromiso de lucha y de organización por trabajo genuino, contra el ajuste de los gobiernos, y para transformar la realidad de raíz, tirando abajo este régimen que arrebata la vida a numerosos trabajadores y jóvenes de las barriadas populares, destruyendo las familias. Resaltó en la actividad la notoria conciencia política desarrollada a través de la lucha consecuente del Polo Obrero contra los punteros de derecha a izquierda, como los de Ciudad Futura, que repiten las peores prácticas de los partidos tradicionales a pesar de presentarse como “la nueva política”, tema que fue denunciado por los vecinos de Nuevo Alberdi.

Por la tarde, fue el momento de la participación en un plenario de la juventud que se organiza en la universidad, en las escuelas y en los barrios, para debatir los desafíos que tiene por delante y para preparar el campamento que va a realizar la Unión de Juventudes por el Socialismo (UJS) y la Juventud del Polo Obrero de la provincia de Santa Fe los próximos 4 y 5 de marzo en Timbúes, una instancia para recuperar el derecho de la juventud al deporte, el esparcimiento, la cultura y el ocio, que está siendo arrebatado por un gobierno que encierra a los pibes y pibas en sus casas, porque los espacios de esparcimiento “fueron copados por los transas”, como se denunció en la reunión.

También se debatió impulsar la movilización independiente del gobierno el próximo 8 de marzo y una campaña hacia el 24 de Marzo para copar el Monumento a la Bandera y llenarlo de luchadoras y luchadores, contra el intento de convertir ese día de lucha contra la represión de ayer y de hoy, en una jornada electoral del kirchnerismo.

El día concluyó con una actividad en el Puerto de Rosario, donde la militancia que apoyó la lucha de los portuarios, conversó con los trabajadores de TPR sobre los aprietes de la patronal Vicentín contra los trabajadores, empresa acusada también de albergar al narcotráfico en el puerto. Luego de la enorme pelea contra una patronal monstruosamente corrupta, se desprende una campaña en defensa de los compañeros portuarios, que fueron abandonados por la burocracia sindical del Supa a manos del despotismo patronal.

En cada actividad, los compañeros y las compañeras plantearon la necesidad de lanzar una campaña electoral que organice la lucha por la educación, el trabajo, la vivienda y contra la descomposición de un Estado narco, en defensa de la familia trabajadora. Como dijo una compañera, “para organizar que se vayan todos, pero que esta vez no vuelvan y gobiernen verdaderos representantes de los trabajadores”.