20/12/2021

Gran movilización independiente, a 20 años del Argentinazo

Los manifestantes realizaron un acto en Plaza de Mayo.

Federico Imas @ojoobrerofotografía.

Miles de manifestantes, con una fuerte presencia de la Unidad Piquetera, concentraron en Av. De Mayo y 9 de Julio para dirigirse a Plaza de Mayo, en un nuevo aniversario, el vigésimo, de la rebelión popular conocida como el “Argentinazo”, que enfrentó el ajuste fondomonetarista y terminó con el gobierno de Fernando De la Rúa.

Esta movilización fue precedida por una contundente vigilia en Plaza de Mayo, protagonizada por distintas organizaciones piqueteras combativas, entre ellas el Polo Obrero, y con la presencia de referentes de la izquierda y el Partido Obrero, donde se realizaron mesas redondas con protagonistas de los sucesos, muestras de fotos y la proyección de un documental del Ojo Obrero.

Entre las consignas de la movilización se destaca el rechazo a las negociaciones con el FMI y la denuncia a la situación de hambre, pobreza y desempleo, que expresan puntos de contacto con el contexto de derrumbe económico y social que llevó a las jornadas del 19 y 20 de diciembre del 2001.

Los convocantes denunciaron la impunidad de los asesinatos del aparato estatal -que se cobró la vida de 39 manifestantes en dichas jornadas-, que actuó criminalmente bajo un estado de sitio que fue superado por la acción callejera de la población.

A su vez, se hizo presente el señalamiento de que la crisis económica de aquel entonces fue “saldada” por los gobiernos posteriores, transfiriendo los costos a la población trabajadora y los ahorristas, con la devaluación y pesificación forzosa y con la liquidación del poder adquisitivo de los salarios. Un programa que solo pudo avanzar con más represión, como se vio en los acontecimientos de la Masacre de Avellaneda.

Los manifestantes destacaron la continuidad de los gobiernos ajustadores, en tiempos donde se discute un nuevo pacto con el FMI, cuyas consecuencias agravarían aún más la precaria situación social y económica, con más despidos, precarización laboral, peores salarios y recortes en el gasto público, lo que profundizaría más la pobreza y el hambre en el país.

De esta forma, la marcha también enarbola sus banderas contra el acuerdo entreguista que preparan el gobierno de Alberto Fernández y la oposición patronal con el FMI, señalando que a diferencia del 2001 la clase obrera, ocupada y desocupada, se encuentra mejor preparada y organizada, con la experiencia acumulada de las jornadas de diciembre del 2001, para dar una respuesta de clase ante la ofensiva de los capitalistas.

Eduardo Belliboni, del Polo Obrero, destacó que “venimos a plantear la vigencia de esa rebelión popular, como ocurrió en Chile, como ocurrió en Bolivia, en Ecuador, en Colombia. Tantos países latinoamericanos que plantean que la salida no puede ser más ajuste, más entrega al FMI. Y por lo tanto también estamos para plantear una salida para los trabajadores, por eso desde el Polo Obrero y el Partido Obrero planteamos el gobierno de trabajadores para terminar con los gobiernos ajustadores y con el sometimiento al FMI”.

La jornada de lucha culminó con un acto de cierre en Plaza de Mayo, donde las organizaciones convocantes leyeron un documento común, que sintetizó los planteos, denuncias y orientaciones de cara a este nuevo aniversario del Argentinazo y las tareas que se desprenden en la actualidad.

En esta nota

También te puede interesar: