28/10/2021

Impactante acto en Toyota contra la reforma laboral

Hablaron Romina Del Plá y Néstor Pitrola.

La reconocida fábrica automotriz Toyota, ubicada en Zárate (Buenos Aires), fue el escenario donde la militancia del Polo y el Partido Obrero realizó un acto, expresando su rechazo a la reforma laboral que impulsan tanto el oficialismo como la oposición y convocando a los trabajadores a votar al Frente de Izquierda Unidad.

La elección de Toyota para la realización del acto y la agitación no fue casual. Porque mientras la derecha de Juntos plantea una reforma laboral que elimine las indemnizaciones por despido y barra de un solo saque con numerosas conquistas obreras, el Frente de Todos plantea una reforma gremio por gremio, o incluso fábrica por fábrica, como acaba de suceder justamente en Toyota.

La patronal japonesa viene de imponer, con la colaboración de la burocracia del Smata y el aval del mismísimo Alberto Fernández, una mayor flexibilización de las condiciones laborales a sus trabajadores. Con la reciente reforma le han quitado a los trabajadores el descanso de los sábados. A esto, se le suma que sus sueldos siguen siendo esquilmados por el impuesto a las ganancias. En el diálogo que la militancia del PO desarrolló profusamente con los obreros de Toyota, mientras entraban o salían de la fábrica, quedó al descubierto el descontento generalizado con esta situación.

En declaraciones a diversos medios, Romina Del Plá señaló su rechazo a “la reforma laboral que firmó el Smata en Toyota”. Y señaló que “desde los ‘90 estamos perdiendo derechos y sin embargo crece la desocupación, no el empleo”. Del Plá refutó así el relato de las fuerzas políticas que se hacen eco del reclamo patronal de que un mayor ataque a las condiciones laborales sería un factor de generación de puestos de trabajo. Por su parte, Pitrola señaló que “el voto al Frente de Izquierda es para ponernos de pie contra todas las formas de la reforma laboral, la de una ley general o la que se aplica fábrica por fábrica”. En ese sentido, llamó “a remover a la burocracia de los sindicatos, que pactó con Menem, con Macri y que ahora vuelven a entregarnos como en Toyota”.

Los planteos del PO y el Frente de Izquierda Unidad fueron saludados con entusiasmo por una gran cantidad de trabajadores de Toyota. La campaña electoral, fuertemente enfocada en la agitación fabril, está siendo un instrumento de preparación de las batallas actuales y venideras que debe encarar el movimiento obrero. De esta manera se refuerza la lucha por una salida de los trabajadores.

También te puede interesar: