02/09/2021
Frente de Todos

Kicillof de campaña con Mindlin, el zar de los tarifazos

La reperonización de las privatizadas.

La campaña electoral del kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires sumó a Marcelo Mindlin, conocido como el “zar de la energía” por su posición monopólica en el rubro. El dueño del holding Pampa Energía recorrió junto al gobernador Axel Kicillof la Central Térmica Barragán de Ensenada, junto a una comitiva de la que también fueron parte los candidatos Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán, los subsecretarios de Energía de Nación y provincia, y el intendente ensenadense Mario Secco.

La peronización de Mindlin comenzó poco después de que el Frente de Todos ganara las elecciones a fines de 2019. En una vuelta de campana, Alberto Fernández pasó de acusarlo de ser el responsable de los tarifazos y la mala calidad del servicio a tomarlo como símbolo del empresariado nacional que invierte en la Argentina. En julio de 2020, en plena pandemia, el presidente felicitaba al zar por la instalación de las plantas eléctricas Genelba y Ensenada de Barragán, “hechas con capitales argentinos”, obviando que Pampa Energía se apoderó de la planta de Ensenada con la privatización macrista.

Los negocios de Pampa Energía bajo el kirchnerismo

Las buenas migas de Pampa Energía con el kirchnerismo se remontan a los primeros años del gobierno de Néstor Kirchner, cuando compró varias empresas eléctricas -incluida Edenor, por la que pagó 100 millones de dólares, un precio diez veces por debajo de su cotización de mercado. Recién en 2011 se agravarían los choques de Marcelo Mindlin con el entonces gobierno de Cristina, pasando a presionar con la huelga de inversiones para forzar los aumentos de tarifas. Desde entonces el pope de la energía aceitaría sus vínculos con el macrismo, pero también con Sergio Massa. Pero la “década ganada” transcurrió sin tocarle un pelo a las privatizadas, y con Pampa Energía pasando a controlar las empresas distribuidoras de energía del interior. En 2015 el holding obtuvo ganancias por casi 3.500 millones de pesos

Para el archivo del panqueque quedan las denuncias que hicieran en su momento Fernanda Vallejos y otros diputados kirchneristas contra la privatización de la Central Térmica Barragán, adjudicada a Pampa Energía – en asociación con YPF- con una pérdida de 76.376.000 dólares para el Estado. Otro tanto ocurrió con la frenada investigación sobre el descomunal apagón que dejó sin luz a casi 50 millones de personas de tres países en 2019, cuya “falla” fue relacionada entonces con un sabotaje en el transporte de energía para forzar concesiones al pulpo con la mira puesta en Mindlin y su socio inglés Joseph Lewis (dueño de la sexta fortuna de Inglaterra).

El tarifazo permanente

Pampa Energía fue nombrada por tercer año consecutivo la principal empresa de energía integrada del país. Además de centrales eléctricas es dueña de Transener, Transportadora Gas del Sur (TGS), Refinor y otras. El origen del holding está relacionado con la privatización de la ex Segba bajo el menemismo y con el crecimiento de Edenor en los 2000 como monopolio eléctrico con reserva de mercado en la zona norte de la Ciudad de Buenos Aires y 20 municipios del Conurbano bonaerense. Al monopolio “natural” se sumó la adquisición de activos a precio de remate y con una situación financiera crítica para renegociar sus deudas mientras exigía la “revisión tarifaria”.

Con Macri en la presidencia las acciones de la empresa subieron un 400%, y Mindlin se vio favorecido con aumentos de tarifas en el orden del 900%. Los tarifazos permanentes impactaron sobre los ingresos del pueblo trabajador, pero no aliviaron la carga para el Estado: en mayo de 2019 la Secretaría de Energía firmó un acuerdo con Edenor y Edesur para “sanear” (condonar) sus deudas acumuladas, por los despachos de electricidad no pagados.

Mauricio Macri habilitó la venta de las centrales térmicas Ensenada Barragán y Brigadier López a Pampa Energía, la primera de las cuales es presentada hoy como un ejemplo de inversión nacional por Kicillof y el Frente de Todos. La participación del intendente ultra K de Ensenada, Mario Secco, santificando a los privatizadores de la energía, coincide con su apoyo a la privatización de Astillero Río Santiago vía su conversión en una sociedad de Estado.

En materia de negociados, Pampa Energía compró en julio de 2016 los activos de Petrobras Argentina con un préstamo “interempresas” del grupo y otro otorgado por la “argentinizada” YPF. Esto le permitió a Mindlin y Lewis adquirir las acciones del gigante brasileño que estaban en manos de la Anses. Poco antes de terminar su mandato, Macri compensó en más de mil millones de pesos y por decreto al holding. La historia de Pampa Energía está asociada al saqueo, los tarifazos y a todo tipo de negociados que le permitieron a la familia Mindlin una concentración digna de zares.

Recalculando con Todos

A principios de 2021 Pampa Energía oficializó la venta de Edenor a la sociedad de Vila, Manzano y Filiberti a “precio de ganga”. Desde la empresa se argumentaba una caída en la capitalización provocada por la “regulación” del mercado energético, no obstante ser la principal distribuidora eléctrica con más de tres millones de usuarios y el 20% del segmento de distribución. Los negocios del holding pasaron a concentrarse más en la generación de energía eléctrica y producción de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta (en el marco de los millonarios subsidios dolarizados del Plan Gas). Pero hay que señalar además que el grupo Vila-Manzano y el “rey del cloro” Filiberti están íntimamente vinculados con Sergio Massa, quien operó como una llave en el reacercamiento de Pampa Energía con el peronismo.

El presidente de la Cámara de Diputados conoce de cerca a Marcelo Mindlin desde la época en que fungiera como opositor a Cristina. Ahora, este acomodo le permite al empresario borrar su pasado inmediato macrista y las huellas delictivas de la compra de la constructora Iecsa al primo del expresidente, Ángelo Calcaterra, en una maniobra que incluyó la participación de firmas off shore. Por sobre todo, la incorporación del “zar” al círculo íntimo del Frente de Todos da fe de la buena letra de albertistas y kirchneristas para con las privatizadas, grandes ganadoras capitalistas junto a los agronegocios, las mineras y los bancos de las últimas décadas.

Hay que nacionalizar las privatizadas sin indemnizar a los vaciadores

El rol destacado de Mindlin en la campaña electoral reafirma que la política energética de los “nacionales y populares” es restablecer los aumentos de tarifas después de las elecciones. Es la forma de compatibilizar el ajuste fiscal con el alto precio que se garantiza a las petroleras por el gas en boca de pozo (insumo primordial del sistema energético). Para poner fin a los negociados y tarifazos que esquilman al pueblo trabajador, hay que nacionalizar a las privatizadas sin indemnización poniendo la extracción de los recursos, la generación eléctrica, el transporte y la distribución de energía bajo control obrero y en el marco de un plan económico de los trabajadores.

Los subsidios y condonaciones de deuda a las privatizadas agravan el saqueo de las finanzas estatales, que redunda en la fuga de capitales. Con la venia del Frente de Todos y patrocinado por Massa, Tolosa Paz y Pepe Albistur, el ahora “albertista” Macelo Mindlin se anota en el peronismo con el mismo entusiasmo con que lo hiciera con su amigo Mauricio Macri. Tiempo atrás fue el ministro de Educación, Nicolás Trotta, quien presidió un acto con Mindlin para lanzar los programas educativos y de “empleabilidad”. La formación de los “becarios y colaboradores” al servicio de Pampa Energía y subsidiada por el gobierno está a cargo del kirchnerista Pablo Díaz -uno de los sobrevivientes de la Noche de los Lápices.

El tarifazo en los servicios públicos es una cuestión integrada en las negociaciones con el FMI, que los “nacionales y populares” pretenden postergar hasta después de las elecciones legislativas. La prioridad ordenada por el Fondo Monetario es la de reducir el déficit fiscal –en el cual inciden fuertemente los subsidios- para garantizar el pago de la deuda externa y los compromisos con el capital financiero. A los tarifazos le oponemos la apertura de los libros de las privatizadas y la nacionalización de todo el sistema eléctrico.

También te puede interesar: