Políticas

13/2/2023

¿La Libertad Avanza? Denuncias de “favores sexuales” y autoritarismo en el espacio de Milei

Milei no pretende organizar a las nuevas generaciones en la lucha por sus intereses.

Milei.

Mila Zurbriggen, dirigente de La Generación Libertaria, una agrupación de jóvenes liberales, denunció este lunes 13 en Radio Con Vos que en La Libertad Avanza (LLA) se les pide “favores sexuales” a las mujeres para que puedan acceder a cargos jerárquicos y se alimenta constantemente el mesianismo hacia Javier Milei. La Generación Libertaria ha roto con el frente del diputado libertario.

En el programa de Ernesto Tenembaum, Zurbriggen señaló que en La Libertad Avanza se designan mujeres en cargos jerárquicos o en listas electorales a cambio de “favores sexuales”. La denuncia cobra veracidad si se tiene en cuenta que este espacio político fomenta el odio contra las mujeres y está en contra del aborto legal. Los libertarios niegan la existencia de la violencia de género, a pesar de la evidencia empírica que existe sobre el crecimiento de los asesinatos de mujeres a manos de hombres. Solo en enero hubo 25 femicidios y travesticidios, según el Observatorio Lucía Pérez.

Lo expuesto por Zurbriggen reconfirma que LLA es un frente más de la casta política. En este prima el autoritarismo y también la inexistencia de democracia partidaria, como ocurre en el resto de los partidos del establishment. En LLA “todos tienen mucho miedo de hablar cuando algo no está bien”, sostuvo Zurbriggen. Los organismos de la juventud, por ejemplo, a menudo son intervenidos por la cúpula dirigente del frente. El culto a la personalidad de Milei, incentivado por la dirección del Partido Libertario, es una práctica cuyo propósito es neutralizar la creatividad y la iniciativa de los militantes.

La orientación de La Libertad Avanza es definida por una clique de burócratas ligados a Javier Milei, provenientes incluso de los partidos tradicionales. Entre estos se encuentra el Partido Demócrata de Carlos Balter, sucesor del Partido Autonomista Nacional del viejo Julio Argentino Roca, y también Fuerza Republicana, de Ricardo Bussi, hijo del gobernador de facto de Tucumán bajo la dictadura de Videla. Todo esto da cuenta de que el armado de Milei no pretende organizar a las nuevas generaciones en la lucha por sus intereses.

En La Libertad Avanza, asimismo, solo pueden acceder a cargos jerárquicos aquellas personas que realicen mayores aportes financieros. O sea, es un frente copado por ricos. Los intereses sociales (capitalistas) que defiende LLA son antagónicos a los intereses de todo joven trabajador. Que Milei defienda la necesidad de aplicar una reforma laboral negrera que barra con todos los derechos laborales (vacaciones, aguinaldo, licencias por enfermedad, aumentar las horas de trabajo, etcétera) y de privatizar la educación (lo que haría que millones de jóvenes en todo el país se queden sin su derecho a estudiar) es una demostración de ello.

Ningún joven podrá encontrar en los partidos capitalistas un espacio democrático en el cual plantear sus problemas y resolver políticas para enfrentarlos. Los partidos burgueses reproducen en su estructura interna, a su modo, las relaciones que existen en la sociedad capitalista en general, donde una minoría decide todo y la inmensa mayoría de la población no tiene participación en nada que tenga que ver con el ejercicio del poder.

La clase trabajadora y la juventud tienen en la izquierda un lugar para organizarse y luchar verdaderamente contra la casta política, el ajuste, y por la defensa de los derechos políticos y democráticos. La izquierda puede canalizar la indignación contra el régimen, en la medida en que está presente en cada lucha popular y de la población trabajadora, pero para darle una expresión política debe ser tajante en su crítica a todos los partidos capitalistas, patear el tablero y salir a enfrentar a la derecha que con planteos fascistizantes quiere capturar la bronca contra quienes han hundido en la pobreza a millones.

https://prensaobrera.com/politicas/sale-manzur-entra-rossi-la-jefatura-de-gabinete-de-un-gobierno-en-demolicion