24/09/2020

Juan Ameri: denuncias de acoso y abuso, lo de diputados fue la punta de un iceberg

Juan Ameri, el diputado suspendido

Mientras se trataba en el Congreso de la Nación la ley para echar mano nuevamente sobre el Fondo de Garantía de la Anses, el diputado nacional por el Frente de Todos de Salta, Juan Ameri apareció por zoom en la sesión protagonizando una escena sexual con una mujer adulta.

Sin embargo, el tema de relieve, que supera la escena presenciada y su consiguiente demostración de desdén por el tratamiento de leyes que afectan a miles de trabajadores, es que salen a la luz las denuncias que había hacia Ameri en la provincia de Salta.

Resulta que pesaba sobre él la acusación de acoso contra una joven menor de edad, que integraba el mismo espacio político del excandidato a gobernador del FdT, Sergio Leavy, y del diputado suspendido, “El Aguante”. “Mi referente era el señor Ameri, un tipo asqueroso, machista y acosador de parte de quien sufrí acosos e insinuaciones aun sabiendo la edad que tenía” declaró respaldando su denuncia con capturas de whatsapp en las que queda claro que el hombre intercambiaba sexo por planes y otro tipo de prácticas para nada excepcionales. Para Aníbal Fernández estaríamos en presencia de un diputado “desubicado y calentón”.

En el 2019 militantes de ese espacio reprocharon el hecho de llevar en la lista a personas acusadas de violencia machista y de otras acciones violentas hacia otros militantes, como se encuentra denunciando Mónica Menini, algo que no fue escuchado por las autoridades partidarias y del Frente electoral, que admitió su integración a las listas. O sea, las autoridades partidarias sabían y lo protegieron.

El Frente de Todos salteño acaba de determinar “la expulsión de sus filas del legislador y le solicita la renuncia a su banca”, según señala un tuit de la senadora nacional por esa fuerza, Nora del Valle Giménez. La expulsión de Ameri de su banca abrirá una disputa política al interior del Frente como la que ya se dio en su momento cuando asumió en reemplazo de Sergio Leavy, que era quien encabezaba la lista secundado por una mujer, Alcira Figueroa. Es que a pesar de los injustificados festejos de quienes afirman que Ameri sería reemplazado por la que es la primera suplente que “es pañuelo verde y además integra la comisión de familiares detenidos-desaparecidos de Orán”, lo cierto es que olvidan que el Frente de Todos está realizando los reemplazos en base a la Ley de Paridad de género que dictamina reemplazar a un diputado por otro del mismo género, motivo por el cual no entró ella en reemplazo de Sergio Leavy en su momento. De igual forma ocurrió con los reemplazos de todos los que integrando listas de diputados fueron a parar a puestos ejecutivos y debieron ser reemplazados.

La ley de paridad de género esgrimida como instrumento de promoción de mujeres impide que una mujer que está ubicada en la lista sábana en segundo lugar ocupe ese cargo. No tenemos que aclarar que su ingreso, aunque no contara con denuncias como las que carga Ameri, sencillamente porque ellas corresponden a la esfera de roles de violencia mayoritariamente masculinizados bajo este régimen social y que aún así no impidieron su integración al Frente de Todos, no cambiará el signo ajustador contra las masas de la orientación gubernamental del Frente de Todos, a la que se disciplinan los hombres y las mujeres que integran esas listas. El otro postulante a reemplazar a Ameri, es el Dr. Justino Ustarez, un oportunista del peronismo local, pañuelo celeste.

El punto es que la inmediata expulsión de Ameri del Frente de Todos, y el apuro de Massa, tiene dos aspectos insoslayables: uno presente y otro que se confirmará en breve tiempo. Por un lado el FdT Salta actúa presionado por el enorme escándalo público, porque claramente ha demostrado no tener ningún prurito ni moral ni penal para integrarlo en sus listas. Pero también ejecuta la rápida expulsión buscando pasar la página de un escándalo que debe recaer sobre toda la fuerza política ya que en pocas horas salen a la luz viejas denuncias de acoso, abusos, golpizas, pedidos de capturas de interpol. Las dos opciones ponen de relieve la enorme hipocresía que recorre al tema en cuestión y la complicidad de quienes conocen estos manejos y aunque no los ejecutan ellas o ellos mismos, la encubren sin vueltas.

Es necesario que no se tapen las denuncias preexistentes que este episodio hizo conocidas y que se siente en el banquillo de los acusados a todos los responsables de los abusos, acosos, golpizas y a sus cómplices y encubridores.

https://prensaobrera.com/mujer/femicidios-y-violencia-el-estado-es-responsable/

 

También te puede interesar:

Redoblemos la campaña para que la Corte de Justicia provincial rechace la prescripción de las causas.
Sáenz profundiza la política que llevó al desmontes de miles y miles de hectáreas.
Para ahogar una intervención popular y encubrir al intendente corrupto.