26/08/2021

Marisol Merquel, la reemplanzante de Tolosa Paz en la “mesa del hambre”

Garante de las leyes de ajuste durante la gobernación de María Eugenia Vidal.
Jubilado bancario y pecandidato a concejal del FIT-U en Bahía Blanca.

Merquel jurando como vicepresidenta de Diputados.

En el puesto vacante que dejó la principal candidata del Frente de Todos en la provincial de Buenos Aires, Victoria Tolosa Paz, como presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales que nada hizo mientras dos millones y medio de personas engrosaban el índice de pobreza, ha sido designada Marisol Merquel, diputada pigüense por la Sexta Sección en la Cámara baja bonaerense.

Si la saliente contaba con un verdadero prontuario como empresaria en constructoras de viviendas de lujo y pulpos inmobiliarios (junto a su marido Pepe Albistur, exsecretario de medios de Néstor Kirchner), su reemplazante viene de oficiar como vicepresidenta interina de la Cámara de Diputados, por el pacto del PJ y Cambiemos que garantizó todas y cada una de las leyes de ajuste durante el mandato de María Eugenia Vidal
provincial.

A días de asumir como diputada provincial en 2017, Merquel dio quórum para la liquidación del régimen jubilatorio de los trabajadores del Banco Provincia, junto al actual presidente de la Cámara baja bonaerense Federico Otermín, además de Fabiana Bertino y Alejandra Martínez, que aportaron el número mínimo para sesionar mientras afuera del recinto eran reprimidos los bancarios y los estatales.

Mientras el escenario social donde un 50% de la población vive bajo la linea de pobreza es adjudicado por el gobernador Kicillof y el presidente Alberto Fernández al ajuste del mandato macrista, la designación de Merquel al frente del Consejo de Políticas Sociales grafica la continuidad en los ataques contra el conjunto del pueblo trabajador. Sus antecedentes antiobreros así lo certifican. Es el único horizonte de quienes orientan si política hacia un acuerdo con el FMI.

También te puede interesar:

Los audios de la diputada kirchnerista son autoincriminatorios.
Redoblemos esfuerzos de cara a las elecciones generales para concluir una gran votación.
Llevan más de 8 años con contratos verbales y temporarios y se les vulneran los derechos laborales más elementales.