Políticas

10/3/2022

Multitudinaria movilización por el 8M en San Juan

Más de 1.500 compañeres del Polo Obrero y del Plenario de Trabajadoras en las calles.

Foto: corresponsal

Una masiva columna del Polo Obrero y del Plenario de Trabajadoras se movilizó en el centro sanjuanino en virtud del 8M, con reclamos centrales para el movimiento de mujeres y disidencias. Con pancartas que señalaban la responsabilidad del gobierno provincial en materia de violencia de género, rechazamos el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional entendiendo que este acuerdo fraudulento significa más hambre, menos presupuesto y menos atención a nuestros reclamos.

La semana de lucha del 8M comenzó con el exdiputado de San Juan del PRO, Eduardo Cáceres, encabezando un encuentro en el centro de la provincia en que defendió y brindó apoyo a un grupo de jóvenes acusados de violar a una joven en Florencio Varela en 2019. El exlegislador, que también está acusado en una causa por violencia de género contra su expareja, dijo que “es un elemento la perspectiva de género y ser fanático del feminismo” (Infobae, 7/3). Esta declaración resulta inaceptable para las compañeras que venimos encabezando luchas cruciales en defensa del conjunto del movimiento de mujeres y disidencias.

A pocos días de haberse conformado el Plenario de Trabajadoras en la provincia y con una gran participación de las compañeras de los barrios, venimos impulsando un gran número de actividades que tienen como hoja de ruta la defensa de nuestras reivindicaciones como mujeres y trabajadoras. Desde el PDT, rechazamos de lleno las maniobras de la falsa oposición del PRO y de Frente de Todos, que intentan teñirse con políticas cosméticas, pero que de fondo los guía la ofensiva hacia las trabajadoras y desocupadas.

En la provincia donde los legisladores defienden violadores y donde el propio gobernador hace oídos sordos a todas las demandas que venimos planteando hace años, oponemos la organización clasista, socialista y revolucionaria que encabezamos las mujeres del Polo Obrero y del Partido Obrero.

Vamos por un fuero único de violencia de género con elección popular de jueces y fiscales y con revocabilidad de los cargos, y la creación de un Consejo Autónomo de Mujeres electo y revocable, con presupuesto estatal, sin ataduras a los gobiernos de turno. Por la derrota del FMI, basta de hambre y de femicidios. Por la ESI laica y científica, por la separación de las iglesias del Estado y la aplicación efectiva del cupo laboral travesti-trans. Por trabajo genuino y el rechazo al ajuste y la depredación ambiental. Por la aplicación de la Ley de Parto Respetado y por la real defensa de las compañeras víctimas de violencia de género. ¡Ni una muerta más!