16/07/2021

¿Por qué Córdoba tiene la inflación más alta del país?

Los precios subieron un 3,33 en junio y acumulan una variación de 26,96% en el primer semestre.

Córdoba registra una suba de precios más alta que el promedio nacional. Según la Dirección General de Estadística y Censos de la provincia, durante el mes de junio, el Índice de Precios al Consumidor Córdoba (IPC-Cba) marcó un incremento en su Nivel General de un 3,33% respecto al mes anterior. La inflación interanual en la provincia es del 50,47%.

El citado organismo afirmó que las subas de precios se registraron principalmente en alimentos y bebidas; fundamentalmente por los aumentos en los precios medios de carnes y derivados; lácteos; pan y cereales. Además, la categoría “Transporte y Comunicaciones” tuvo una inflación por encima de la media debido a los incrementos en los precios de taxis y remises; en el servicio de teléfono fijo; en la compra-venta de vehículos; en los combustibles y lubricantes; en el servicio de teléfono móvil; y en la conexión a internet. Para el gobierno de Córdoba estas son las principales razones del récord de la inflación en la provincia.

El récord de inflación en Córdoba tiene razones y responsables. Los capitalistas buscan garantizar sus beneficios en todo momento, trasladan el incremento de costos al precio del producto o del servicio y quienes gobiernan dejan pasar que la facturas la termine pagando el pueblo trabajador. Para peor, el Estado actúa como el primer precarizador y pagador de salarios de pobreza.

El dato de la inflación refleja la pulverización de salarios y jubilaciones. Solo las paritarias de gremios clasistas, como los municipales de Jesús María, defendieron el poder adquisitivo de los salarios. En cambio, las burocracias sindicales firmaron acuerdos muy por debajo de la inflación.

El sector de trabajadores precarizadxs y en negro es el más afectado. Aquí los salarios están aún más retrasados con respecto a la inflación lo cual genera un avance de la pobreza. Frente a esto, el Polo Obrero impulsando el Frente Piquetero de Lucha viene trazando todo un plan de acción en defensa del salario mínimo y aguinaldo para lxs compañeros del programa “Potenciar Trabajo”. En la última movilización 15 mil piqueterxs coparon el centro de la ciudad exigiendo un aumento de inmediato.

El continuo incremento de precios también refleja el carácter inocuo de los controles del gobierno nacional. Cabe recordar que Martín Guzmán y Alberto Fernández prometieron una inflación del 29% que sirvió únicamente para anclar salarios y jubilaciones. El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, siguió la misma línea.

En este marco, es claro que el combate a la inflación plantea defender por sobre todas las cosas el salario e impulsar la reapertura de las paritarias, exigiendo paritarixs electos en asamblea, siguiendo el ejemplo de la gran huelga de lxs trabajadores de la salud de Neuquén.

Recomponer los salarios teniendo en cuenta la inflación pasada y la indexación mensual de los haberes solo se puede conquistar mediante la intervención independiente. Esta perspectiva es la que llevará adelante la Coordinadora Sindical Clasista junto al Polo Obrero el próximo 20 de julio cuando se vuelva a ganar las calles en una jornada convocada por el Plenario del Sindicalismo Combativo a nivel nacional.

Terminar con la inflación requiere tomar medidas de fondo, partiendo de la apertura de los libros del conjunto de las empresas; nacionalizar la banca y el comercio exterior para desarrollar la industria y la producción agraria de acuerdo a los intereses del pueblo trabajador.

El programa planteado es defendido integralmente por el Partido Obrero en el Frente de Izquierda Unidad. Solo lxs trabajadores podemos darle una salida a esta crisis.

 

También te puede interesar:

Por una Educación Sexual integral científica, laica y respetuosa de las diversidades sexuales y de género.
El control popular del uso del suelo es una salida en defensa del ambiente y la biodiversidad.
Entrevistamos a Luciana Musachio, del Colectivo Docente de Nivel Inicial.
Allanamiento intimidatorio como parte de una persecución que persiste a pesar de denuncias de los atropellos.
Según datos del Indec la canasta básica llega a $66.488 y la canasta alimentaria a $28.414. Los salarios siguen perdiendo lugar contra la inflación.