23/07/2021

Salta: cinco frentes patronales y un solo ajuste capitalista contra los trabajadores

El cierre de las alianzas electorales. Alberto y Cristina bendicen al macrista Sáenz.

De cara a las elecciones e diputados nacionales, dos frentes se inscribieron como Frente de Todos (FdT), tratando de obtener la bendición de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Uno formado por el PJ y una constelación de partidos que apoyan al gobernador Gustavo Sáenz y otro con eje en el Partido de la Victoria que viene de perder el 60% de sus diputados, cooptados por el oficialismo provincial. Aunque finalmente la justicia terminó reconociendo el uso del nombre al sector “kirchnerista”, de entrada el apoderado nacional del FdT mandó un escrito reconociendo al sector abiertamente saencista. Todo esto ocurrió, claro, luego de que fracasaran en armar un solo frente, tal como lo había exigido el ministro de Fernández, Wado de Pedro. De todo este minué lo que queda claro es que los kirchneristas locales no son oposición a Sáenz y que este último es un agente del ajuste fondomonetarista de Fernández.

Juntos por el Cambio tiene su versión ortodoxa integrando a la UCR, al interventor del PRO y al partido de Alfredo Olmedo. Pero el romerismo, que en Salta está dentro del gobierno de Sáenz, lo mismo que los principales dirigentes del PRO que integran su gabinete, presenta su propia lista.

Habrá entonces una variante de JxC saencista y otra más afín a Macri y Patricia Bullrich. Un Frente de Todos kirchnerista y otro saencista. Para completar el cuadro, el disgregado Partido Renovador con origen en la dictadura y que gobernara Salta desde el 91 al 95, selló un acuerdo con el partido de Bernardo Biella, ex aliado de la UCR y de Olmedo, en un intento de reconstrucción de un partido provincial clásico, de esos que esgrimen el federalismo para mejor arreglar con el gobierno de turno las políticas antiobreras del momento y los beneficios para la gran burguesía local. Así van a esta elección los que en distintas combinaciones han gobernado la provincia las últimas décadas, responsables todos de la pobreza estructural, del saqueo de los recursos naturales y de todos los ajustes antiobreros que se llevaron a cabo en estos años.

En la elección provincial que tendrá lugar el 15 de agosto, casi sin excepción, todos ellos, sostienen al gobierno. El desarrollo de una oposición popular ha quedado como responsabilidad del Frente de Izquierda Unidad y el Partido Obrero, que se ha presentado con la integración del MST, el PO y el PTS, como en 23 distritos del país.

La nota la dio el grupo de Altamira, que a solo 30 días de haber inscripto un frente con el MAS para la elección provincial, anunció que irá solo a las nacionales, sin explicación alguna. En realidad, confirmando la característica de emprendimiento personal de este grupo, ya que aquel frente con el MAS, como denunciamos oportunamente, solo se explicaba como recurso para que el “hombre programa” pudiera ser candidato, cosa que parece que ha resuelto por otros medios. A la vez debió abandonar la usurpación del nombre del Partido Obrero en el distrito y pasó a llamarse Política Obrera.

Vamos por una lista única del FIT-U

Como en todo el país, hemos planteado a las organizaciones del FIT-U que debemos avanzar en una lista de consenso como acabamos de hacerlo hace solo 40 días al acordar las listas para la elección provincial. Ir a las PASO en la elección de diputados nacionales sería sin dudas un daño a la lista unitaria con la que disputamos la conquista de bancadas el 15 de agosto.

En esta nota

También te puede interesar:

El avance del Frente de Izquierda. Escribe Néstor Pitrola.
Redoblemos esfuerzos de cara a las elecciones generales para concluir una gran votación.
Por un Congreso Piquetero Nacional que elabore un programa político, un plan de lucha y que una los sectores explotados contra el ajuste.
La actualidad de nuestro planteo, luego de las Paso.
El Polo Obrero fue clave para la recomposición electoral.