Políticas

12/12/2020

Senadores rionegrinos sin grietas contra las jubilaciones

Juntos Somos Río Negro y el Frente de Todos rionegrino, responsables del ajuste y robo a las jubilaciones. En la provincia el régimen también es de hambre y saqueo.

Ayer jueves 10 de diciembre, cuando la mayoría de las miradas se encontraban en la cámara de diputados producto del tratamiento del proyecto por el aborto legal, seguro y gratuito, que finalmente alcanzo media sanción, en la cámara de senadores se dio media sanción a la reforma jubilatoria, un nuevo robo a las jubilaciones, impulsado por el gobierno nacional de Alberto Fernández. La reforma se aprobó con 41 votos positivos y 21 negativos. Entre los positivos, además de los del gobierno del Frente de Todos, que cuenta entre sus filas a los rionegrinos Martin Doñate y Silvina Marcela García Larraburu, tiene que contarse el voto positivo de Alberto Weretilneck, de Juntos Somos Río Negro. Es decir, quien allá creído finalmente que en la provincia el Frente de Todos es oposición, o que Juntos Somos Río Negro lo es en el país, tendrá que observar los últimos sucesos para darse cuenta de que no es así. No hay grieta cuando se trata de meterles la mano en el bolsillo a los jubilados, o de aprobar un presupuesto de ajuste en la provincia, como sucedió hace días en esta provincia. Esto se produjo luego de que días antes, Fernández, el presidente, y Arabela Carreras, la gobernadora firmaran el pacto fiscal.

La reforma jubilatoria impulsada por el gobierno, que en los hechos es un nuevo saqueo al bolsillo de los jubilados (hoy la mínima se encuentra en $19.034), sumada a la suspensión de la anterior ley previsional del gobierno de Mauricio Macri, son señales directas del gobierno de Alberto Fernández a las exigencias del FMI. Camino a la renegociación de la deuda el FMI ha solicitado una reforma jubilatoria, en marcha mediante la ley que ya obtuvo media sanción en el senado, y una nueva reforma laboral, que de hecho ya se ha venido aplicando. El país afronta un endeudamiento internacional sideral con especuladores y el propio FMI, un endeudamiento que vale decir solo sirvió para garantizar una nueva fuga de capitales del país pero no para subir por ejemplo las jubilaciones. Ahora encima, el Frente de Todos y Juntos Somos Río Negro ajustan para garantizar el pago con un nuevo robo a las jubilaciones.

La miseria de $1.100 de aumento que recibirán los jubilados que cobran la mínima a lo largo del primer semestre del año próximo (un 5% frente a una inflación esperada del 20 o 25 por ciento) es una muestra clara del derrumbe al cual empujan a las jubilaciones en medio de la negociación con el FMI. Es decir, los $19.034 de este fin de año, con la aplicación de dicha ley en proceso de aprobación pasaran a ser solo $20.140 entre marzo y junio del año próximo.

De esta manera se vuelve a corroborar que Juntos Somos Río Negro ha sido un fiel oficialista de los oficialismos y sus ajustes, antes con Mauricio Macri, ahora con Alberto Fernández. Este partido, que ha sabido salir de una escisión del Frente para la Victoria alla en 2011, siempre ha estado desde su existencia contra los derechos de la clase trabajadora activa y los jubilados. Ahora esto se vuelve a corroborar, como se corroboro con Cambiemos en el poder, con un gobierno peronista/kirchnerista.

Que el 45% la clase trabajadora del país y de la provincia se encuentre hoy debajo de la línea de pobreza, y que las jubilaciones sean hoy de indigencia tiene como únicos responsables a todos los gobiernos de las últimas décadas, en el país y en la provincia. Abajo este régimen de hambre y saqueo. Ningún acuerdo con el FMI.

Por el 82% móvil para los y las jubiladas y por una salida obrera y socialista a la crisis.