Políticas

27/11/2023

Siguen dándole manija al aumento de precios

Son parte del "ajuste de shock" que Milei quiere profundizar.

Inflación.

En plena transición de mandato presidencial, la inflación se acelera producto de las políticas oficiales y de la especulación de las patronales con respecto al nuevo programa económico. Así, YPF anunció un incremento de entre el 10% y 12% en el precio de los combustibles, luego del 10% que concedió cuando las petroleras cerraron el grifo antes del balotaje; los centros de panaderos de la provincia de Buenos Aires informaron que desde este lunes aumentarán los precios de sus productos un 8%, y la Cámara de la Industria y el Comercio de Carne (Ciccra) adelantó que la carne sufrirá incrementos de hasta el 12%. En todos los casos, los sectores afirmaron que los incrementos continuarán.

Los precios de los alimentos vienen liderando los rankings inflacionarios. Sucede que los beneficios cambiarios que Massa le viene otorgando sistemáticamente a los exportadores conforman una devaluación en cuotas que se trasladan al precio de los alimentos, además de que implican una enorme emisión que le echa leña al fuego inflacionario. A su vez, la quita de retenciones al campo viabiliza que las patronales trasladen los precios internacionales al mercado interno, haciéndole pagar la comida a la población a precio de exportación.

“Tomamos la decisión luego de los incrementos de los últimos días en la harina, que fue del orden del 30 al 35%, y del azúcar, la levadura, los aditivos y otros insumos que utilizamos en la industria panadera, que subieron entre un 30 y un 50%”, explicó Martín Pinto, presidente del centro de panaderos de Merlo, quien aclaró que “en principio, el aumento del 8% solo responde a la inflación del mes de octubre, pero que muy posiblemente las subas de los productos panificados continúen en las próximas semanas”.

A su vez, desde Ciccra sostuvieron: “para los próximos meses lo que se puede esperar es un aumento en el precio de la carne, por varios motivos: primero, porque el gobierno aumentó el valor del dólar para las exportaciones, con lo cual va a haber un aumento de los novillos de exportación”. En vísperas de las fiestas, el consumo de carne quedará cercenado para miles de familias, al tiempo que la demanda presionará aún más sobre el precio de los principales cortes.

En tanto, el oficialismo, por medio de la gestión de YPF, acaba de autorizar nuevos aumentos en los combustibles que se trasladarán a toda la cadena productiva, pulverizando aún más el bolsillo de la población. A partir de la suba impuesta la mañana de este sábado, el precio de la nafta súper en las estaciones de servicio de CABA pasó a ser de $310,08 el litro. En tanto, el litro de Infinia, la nafta “Premium”, pasó a ser de $397,86. En cuanto al diésel o gas oil común (D500) el aumento lo posicionó en un valor de $332,98 por litro, mientras que el de variedad Premium (Infinia Diesel), ahora cuesta $453,72 el litro.

A su vez, las petroleras vienen de presionar con desabastecimientos e incumplir el acuerdo de precios, y el gobierno las ha premiado con un nuevo incremento. La demanda de estas patronales se ubica en el orden de que los combustibles se ajusten al ritmo de la devaluación (cuya magnitud aún se encuentra en discusión) y los precios del mercado exterior, independientemente de los costos de producción, cuya información se mantiene en el más profundo de los “secretos industriales”. El gobierno, además, amplió el cupo de exportación de las petroleras, habilitando la presión de estas a internacionalizar los precios locales con mayores aumentos.

Las promesas de Milei de liberar los precios del marcado, dolarizar la economía y eliminar las retenciones impulsan los precios al alza y vaticinan que la inflación, lejos de terminar, va a continuar viento en popa. En paralelo, el ajuste fiscal “de shock” es el preludio de una depreciación aún mayor de los ingresos de la población. Hay que enfrentar esta avanzada y defender los salarios y las jubilaciones, la única manera de hacerlo es en las calles, de manera independiente de todos los gobiernos que nos trajeron a esta debacle.