06/04/2021

Sobreprecios en la compra de equipos de protección personal y de ambulancias

Gobiernos del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio realizaron compras muy por encima de su valor de mercado.

Un informe del colectivo periodístico El Ruido reveló que en las compras realizadas de manera directa por el gobierno nacional y los provinciales se pagaron precios muy por encima de su valor de mercado. Cabe recordar que tras la llegada de la pandemia se dispuso que los diferentes Ejecutivos puedan adquirir productos y equipamiento médico sin recurrir al sistema de licitación.

El citado estudio consistió en investigar sobre los precio, equipamiento y vendedores a quienes se realizaron compras de manera directa, es decir el modo más discrecional de los procesos de compra del Estado, o si hubo licitación a la hora de las adquisiciones.

El informe publicado por El Ruido afirma que de conjunto el 92% de las contrataciones de bienes y servicios que se realizaron en el marco de la pandemia fueron de forma directa. El sistema de compra directa fue tomado por la totalidad de las gestiones gubernamentales.

De acuerdo al mencionado informe, el gobierno de Rodríguez Larreta registró 1.045 compras. De ese total “hay un grupo de 210 sobre las cuales no se ha consignado la totalidad de la información; particularmente falta el número de pliego, dato imprescindible para chequear luego en el portal general de compras, el recorrido y los expedientes de cada transacción”.

Además, el gobierno de la CABA le compró a proveedores que tienen antecedentes, como es el caso de la firma Feraval SA, que tiene “una denuncia del Ministerio de Salud de la Nación, bajo la gestión de Ginés González García, por posibles favorecimientos durante la gestión que le antecedió. Figura una compra el 22/5/2020, sin especificar, por $580.000”, según se publicó en El Ruido.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires informó que compró ambulancias por un valor de $13.610.671. Sin embargo, otras provincias adquirieron unidades de alta complejidad por un valor cercano a los $4.000.000, es decir que pagaron menos de la tercera parte de lo que pagó la gestión de Axel Kicillof, de acuerdo a la citada fuente.

En tanto que el gobierno de Formosa no publicó los datos de las compras, “ni respondió el pedido de acceso a la información. Sólo comunica el total de lo gastado”. Un caso similar presenta la provincia de Tucumán que “no cuenta con una base de datos de acceso público en la que conste el detalle de las operaciones de compra de las reparticiones del Estado provincial enmarcadas en la emergencia por la pandemia de coronavirus”.

En la provincia de Córdoba, la gestión provincial del PJ utilizó el sistema de compra directas en un 83,78% del total de adquisiciones realizadas. Durante ese proceso, el estudio del mencionado colectivo periodístico observa que la gestión de Juan Schiaretti pagó un barbijo común 8 veces más que el precio de mercado. Además se pagó más del doble por los barbijos N95.

Quienes gobiernan vienen realizando un ajuste en regla, teniendo a salarios y jubilaciones como blanco predilecto, mientras pagan sobreprecios, derrochando los recursos públicos. Uno de los últimos ejemplos de esta orientación es la intención del presidente Alberto Fernández, que quiere comprar a Estados Unidos vacunas producidas en Argentina.

En este marco, el Partido Obrero, en el Frente de Izquierda, viene planteando comités de higiene y seguridad en cada hospital y centro de salud. Además, se está impulsando una campaña para garantizar la vacuna para todxs, declarando de utilidad pública el laboratorio mABxience, incautando la producción de vacunas de AstraZeneca ante el incumplimiento de los contratos y como parte de la nacionalización integral de la producción de vacunas. Esto en la perspectiva de una centralización del sistema de salud para terminar con el lucro privado a costa de la vida de la población.

En esta nota

También te puede interesar: