08/07/2021

El gobierno montó un operativo ilegal de desalojo en el barrio del Camino de la Ribera de Lomas de Zamora

Inmenso despliegue de Gendarmería Nacional con topadoras y sin orden judicial.

El primeras horas de esta mañana, el gobierno nacional montó un operativo ilegal de Gendarmería Nacional, con topadoras, excavadoras, infantería y camiones hidrantes, en el barrio del Camino de la Ribera, en Lomas de Zamora, con la intención de desalojar a 300 familias que habitan esas tierras desde hace años. Los vecinos lograron resistir el desalojo en esta oportunidad, sin embargo, permanecen en estado de alerta y movilización.

 

Requeridos por los vecinos para que las fuerzas represivas den cuenta de su presencia allí, desde los responsables del despliegue les respondieron que no contaban con orden judicial pero que aún así habían venido a derribar las viviendas que “no se encuentren habitadas”. Se trata de una maniobra ya que el barrio existe desde hace varios años y las familias se han asentado ahí desde hace ya mucho tiempo.

Se trata de predios que pertenecen a los vecinos, quienes los han adquirido de buena fe hace más de cinco años y donde el Estado ha realizado distintos actos de reconocimiento del barrio. Sin embargo, el Mercado Central ahora reclama su titularidad originaria, luego de más de 30 años de abandono esas tierras y con un barrio totalmente construido a su interior, para cederle parte de esas tierras a un supuesto plan de obra del municipio de Lomas de Zamora y la Nación: es decir, para hacerse de la porción restante y destinarla al negocio inmobiliario.

Quienes pretenden desalojar a los vecinos y vecinas del barrio son los “nacionales y populares” que alardean del derecho a la vivienda. El propio Mercado Central -entidad pública interjurisdiccional, con participación del gobierno nacional, PBA y CABA- está presidido por el dirigente de la Unión de Trabajadores de la Tierra Nahuel Levaggi, quien impulsa la causa para sacarle la tierra a los trabajadores.

Los amedrentamientos en el barrio, contra los habitantes, son constantes: con patrulleros permanentemente en los ingresos, despliegues represivos habituales y ataques de funcionarios municipales por la nacionalidad boliviana de muchos de los y las vecinas.

 

En pleno Conurbano bonaerense, a metros de La Matanza y a pocas cuadras del acceso a CABA, el gobierno da muestra de su política expulsiva y confiscatoria, desplegando efectivos represivos bajo las órdenes de la ministra Sabina Frederic para desalojar a cientos de familias y chicos que han construido sus hogares en medio de una inmensa crisis habitacional: un escándalo político y social que los pinta de cuerpo entero.

 

El domingo pasado, la misma Gendarmería protagonizó otro operativo, con un despliegue de cientos de efectivos, requisando documentación original de los vecinos y allanando las viviendas de los habitantes.

 

El municipio de Lomas de Zamora, a cargo de Martín Insaurralde, primero sitió el barrio para obligar la retirada de las familias y luego apeló al Estado nacional para avanzar en el camino de una represión. Solo hace unos días, Insaurralde firmaba un acuerdo con el ministro Ferraresi para financiar la adquisición de terrenos en el Camino de la Ribera, pero no para las obras hídricas que ahora dicen que pretenden realizar y que incluso no son incompatibles con el derecho a vivienda de los vecinos.

 

Desde el Partido Obrero y el Frente de Izquierda Unidad defendemos el derecho de los vecinos a habitar esas tierras y reclamamos el fin del amedrentamiento por parte de las fuerzas represivas. Por tierra para vivir, basta de represiones y gendarmes en los barrios.

 

 

   

También te puede interesar:

A partir de un decreto provincial, se permitiría que lxs trabajadores provinciales dispensados por factores de riesgo vuelvan a actividades presenciales.
Valeria Filippi denuncia el desamparo de la policía y la Justicia.
Competirían por la candidatura a diputado provincial del oficialismo.
Ligada a los Duhalde, a los Kirchner, a Scioli y a Alberto Fernández, la candidata tiene un prontuario de negocios con el Estado y con la especulación inmobiliaria.