Salud

19/1/2022

Córdoba: no funcionan las heladeras de la morgue del Hospital Misericordia

Un verdadero foco infeccioso.

Trabajadorxs del Hospital Misericordia denunciaron que las heladeras de la morgue no funcionan. Esta situación es una muestra más del abandono del nosocomio y grafica el cuadro que atraviesan todos los hospitales de la provincia mientras enfrentamos índices récord de contagios de Covid-19.

Prensa Obrera dialogó con personal de la mencionada institución que informaron: “el día martes 18 nos encontramos con un olor nauseabundo en nuestro lugar de trabajo, esto se debe a que las heladeras de la morgue no andan, hace días dimos aviso que una no funciona desde el 13 de enero. Pero los directivos no tomaron cartas en el asunto, a esto hay que sumarle que por la cantidad de fallecidos la morgue no da abasto”.

“Deberían tener más heladeras y además debería haber una camilla hidráulica o lo que fuera para poder elevar los cuerpos, ya que se complica a la hora de ponerlos en el sector de arriba. La situación es grave porque la mayoría son cadáveres de personas fallecidas por Covid-19 a cuyos cuerpos no se le da el tratamiento correspondiente, esto convierte al hospital en un foco infecciosos y en un lugar insalubre para desarrollar nuestras labores cotidianas”, se explayó la trabajadora de la salud.

La citada fuente agregó “esta situación no es de nuestro asombro, el hospital está cada vez más deteriorado y nadie hace nada. Cabe recordar que el año pasado se cayó parte de la mampostería del techo de la sala de espera, algo que no fue una tragedia de casualidad y que resolvieron solo poniendo vigas de madera para sostenerlo, pero no hicieron ningún arreglo estructural cuando ya se había caído, también, el techo de la parte vieja”.

“Además los aires acondicionados de las salas no andan, tuvimos que trabajar con 40 grados de calor, con batas y todos los elementos para el resguardo de los contagios sin aires, nuestras condiciones laborales están siendo calamitosas. A esto hay que agregarle los malos tratos que recibimos tanto por funcionarios del hospital como también de familiares de pacientes. Días atrás, incluso, efectivos de seguridad patotearon a compañeras que estaban de guardia, mientras no se encargan de protegernos de los robos que sufrimos cotidianamente en las inmediaciones del hospital”, aseveró la entrevistada.

Otro punto en el que hicieron hincapié trabajadores del Misericordia es en el de la precarización laboral y los salarios de miseria, “estamos agotados y cada vez tenemos más presiones y menos derechos. A los compañeros precarizados contagiados de Covid los quieren hacer usar los días de carpeta común para ya restárselos, cuando hay una ART y los contagios se consideran como enfermedad laboral. Otro punto es los salarios de miseria, nuestros sueldos no llegan a cubrir la canasta básica, esto nos obliga en muchos casos al pluriempleo lo que nos pone en un riesgo mayor de contagio y propagación del virus. Mientras se están suscitando un montón de cosas que cada vez ponen peor el cuadro, el director del hospital se tomó vacaciones sin cerciorarse de dejar las cosas más o menos en condiciones”.

Este grave cuadro que describen exhaustivamente lxs trabajdorxs del Hospital Misericordia es el botón de muestra de lo que ocurre en el conjunto de los hospitales de la provincia. Con un sistema sanitario vaciado y una tercera ola que azota con índices elevadísimos de contagios, es necesario poner en pie un plan de lucha que parta de la deliberación de todos los hospitales, el frente único y la acción directa para arrancarle al gobierno la resolución de todas nuestras demandas. Por la centralización del sistema sanitario; el inmediato aumento de presupuesto, personal, insumos e infraestructura; el pase a planta de los precarizados y salarios dignos para terminar con el pluriempleo que incrementa el riesgo de contagios.