24/10/2020

Neuquén supera los 800 casos diarios y el gobierno flexibiliza la cuarentena

El gobierno de Omar Gutiérrez anunció que desde el lunes 26 de octubre regirán los horarios de circulación de la población de 7:00 hasta las 20:00, prohibiéndose en forma total la circulación vehicular los días domingos, la implantación de más controles policiales, y la imposibilidad de realizar reuniones en espacios públicos. Además, continúan las salidas por terminación de DNI. Las medidas fueron anunciadas en conjunto con los intendentes de Neuquén capital, Plottier, Centenario, Cutral Co, Plaza Huincul y Senillosa, la zona donde se concentra la mayor cantidad de casos.

La foto del gobernador con todos los intendentes fue presentada como un acto de consenso, cuando lo cierto es que los intendentes presionaron por obtener mayores extensiones en horarios comerciales. La jefa comunal de Plottier señaló antes de la conferencia que «el aislamiento no sirve» y el municipio de la capital seguirá insistiendo con la extensión de bares y restaurantes hasta las 0:00.

Las nuevas disposiciones se dieron el mismo día en que la provincia alcanzó un nuevo récord, con 817 casos. Pero son a todas luces impotentes. Todas las actividades económicas siguen liberadas, e incluso con ampliación de horarios comerciales hasta las 20:00. Las llamadas restricciones y el nuevo aislamiento que presentan Nación y provincia solo apuntan a una fuerte regimentación social, descargando una vez más la responsabilidad por la propagación de los contagios en la población.

El gobierno dispuso que además de la policía, Gendarmería Nacional y Prefectura controlen plazas y espacios públicos, lo cual preanuncia nuevas provocaciones y arbitrariedad de las fuerzas de seguridad.

Lo que estuvo ausente en la conferencia fueron anuncios sobre el sistema de salud, cuando Neuquén fue noticia nacional porque ya se opera la necesidad de elegir a quién destinar un respirador y las guardias colapsan. Tampoco se anunciaron testeos en los lugares de trabajo, ni un aumento de las camas UTI, ni mayor personal, ni mejores elementos de protección personal, muchos menos de una centralización del sistema de salud.

Por otra parte, el aumento de los horarios comerciales fue avalado con la tesis de que en los comercios no se propaga el virus, algo que fue desmentido por delegados de comercio y carece de evidencias científicas. De conjunto, el gobierno asiste al colapso sanitario, del cual es responsable, con la llave maestra de imputar la responsabilidad en la población y aumentando su regimentación.

Discutamos una salida

El nivel exponencial de casos de Covid-19 exige una vuelta a fase 1 de la cuarentena, como una herramienta para ganar tiempo y revertir la situación del sistema de salud. Sin embargo, el gobierno señala que ello afectaría la reactivación económica, la cual en realidad se encuentra cuestionada por la crisis nacional e internacional. Las ventas para el día de la madre se derrumbaron, mientras que el ligero repunte en la industria energética no logra los niveles de marzo, crecen los despidos y suspensiones cuando en Neuquén la economía está liberada hace meses. Los casi 100 millones de pesos que otorgó el gobierno en crédito a la producción no repuntaron el consumo.

Las medidas anunciadas se han revelado como impotentes. Por eso el gobierno abre el paraguas y señala que se podría contagiar el 20% de la población. La situación impone la deliberación en torno a un programa con otra orientación social. El mismo debe partir de una cuarentena real, la centralización de sistema de salud bajo el control de los trabajadores y la interrupción del pago de la deuda provincial para hacer frente a las grandes reclamos planteados por los trabajadores/as de la provincia.

También te puede interesar:

Tras ocho meses de virtualidad, se monta un acampe. Llamamos a los trabajadores/as a concurrir masivamente.
Continúa la lucha por trabajo genuino, tierra y vivienda
El gobierno criminaliza la lucha por trabajo genuino.
El gobierno omitió cualquier medida de cuidado, convirtiéndolo en una invitación al contagio.
Rurales y empacadores entregaron sus reclamos al gobierno provincial. Se sumaron trabajadores autoconvocados de La Reginense.