29/05/2020

Primer caso de Covid-19 en Mercedes

Se trata de una trabajadora del hospital Blas Dubarry de la localidad bonaerense.

El primer caso de coronavirus autóctono en Mercedes (Provincia de Buenos Aires) se dio a conocer en estos días y corresponde a una trabajadora del hospital provincial Blas Dubarry.


El contagio del virus golpea primero en el ámbito de la Salud, en consonancia con la situación general de Argentina, uno de los países con una de las mayores tasas de positivos dentro del sector, que a su vez cuenta con el mayor porcentaje de contagio laboral. El personal médico y no médico que se desempeña en centros de salud constituye casi el 17% del total de casos detectados en todo el país, según datos brindados por el Ministerio de Salud de la Nación (2/5).


Estas estadísticas evidencian las carencias del sistema que se han expuesto de la forma más cruda. Por ejemplo, las estrategias que buscan “encapsular” en cohortes a los equipos de salud son ineficaces, porque en muchos casos el personal no vive con un solo sueldo y trabaja en otros centros asistenciales, pudiendo generarse así contagios cruzados. Es una de las hipótesis en este caso. Solo una hipótesis, ya que hay una cortina de silencio al respecto, como en relación con la capacidad de sistema sanitario de soportar un salto en los contagios.


Los trabajadores y trabajadoras del hospital, que vienen sufriendo el déficit de personal de Enfermería en el tercer piso o la falta de calefacción en la unidad de terapia intensiva -entre otros problemas-, se enteraron a través de la publicación en redes sobre el diagnóstico positivo de su compañera. Esta actitud absolutamente irresponsable por parte de las autoridades del Hospital busca evitar tomar las medidas preventivas necesarias para proteger a los trabajadores, a sus familias y a la población en general -en primer lugar, el testeo masivo.



La cuarentena en Mercedes


Las medidas frente a la pandemia en el país se han concentrado en el planteo del aislamiento para ralentizar el avance de los casos (limitado, por lo demás, por la sistemática flexibilización de la cuarentena a pedido de las patronales). Pero en este período no se han tomado medidas de fondo, y vemos como a lo largo de la Argentina van surgiendo reclamos de distintos sectores, cuyas penurias se ven agudizadas. Uno de los sectores que más fuertemente ha reclamado es el sector de la salud, planteando cambiar los aplausos por medidas de seguridad, higiene y salarios dignos.


En Mercedes es imprescindible extremar los recaudos en cuanto a la higiene de los edificios, al igual que los testeos masivos dentro del sistema de salud, y en los lugares de trabajo y circulación masiva.


En esta nueva etapa de la pandemia en la ciudad debe ponerse la lupa sobre la flexibilización de la cuarentena, que desde hace semanas lanzó a la calle a cientos de trabajadores, con la apertura de comercios de ropa, de electrodomésticos, con fábricas que no cerraron sus puertas ni un solo día, y con el retorno de actividades  no esenciales como es el caso del peaje, en las que se expone a los trabajadores al contagio y a la población en general a la difusión del virus, por el apetito recaudatorio de los concesionarios.


Este primer caso demuestra que la ciudad no está ajena al desarrollo del Covid-19. Pero el combate efectivo contra el mismo choca con el interés de las patronales, que ponen en riesgo a los/las trabajadores/as de la ciudad, y con la nula acción del Estado para paliar el hambre y el parate obligado de muchos trabajadores. El escaso monto del Ingreso Familiar de Emergencia, su demora en hacerlo efectivo, los 4 millones que quedaron afuera, y su cobro por única vez (¡con los fondos del Anses!), contrasta con la necesidad de un seguro universal al parado de $30.000 basado en un impuesto progresivo a los grandes capitales, como propone el único proyecto presentado al Congreso, que es el del Frente de Izquierda.


Es urgente que en cada lugar de trabajo se conformen comités de trabajadores/as para efectivizar las medidas de seguridad e higiene, gestionadas y controladas por personal sanitario.


Reclamamos los testeos dirigidos a los lugares críticos; que se suspendan el peaje y todas las actividades que no sean imprescindibles, sin afectar el sueldo de los trabajadores. Que se garanticen las medidas necesarias para el desarrollo en condiciones seguras de las tareas de los trabajadores esenciales.



 


 


 


 

También te puede interesar: