13/06/2020

Quilmes: con más de 1.200 casos es el segundo distrito en cantidad de infectados

Mayra Mendoza, intendenta del partido de Quilmes en la provincia de Buenos Aires, esta semana levantó en forma “escalonada” lo poco que quedaba de la cuarentena. Es la respuesta que dio al estallido de casos en Villa ItatíCotoCattoriniRefineria Sudamericana, los contagios en el maternal Oller y el hospital Iriarte.


No obstante, la mandataria local responsabiliza a los vecinos de Quilmes de la existencia de una mayor circulación de personas, y de que el “Estado presente” no puede hacer nada si la gente es irresponsable. El “Estado presente” del Frente de Todos es el que está rescatando religiosamente a los capitalistas con subsidios del 50 % del salario, y con el permiso de que las patronales no paguen más de un 25% del salario restante, sin frenar la producción. No frenó un despido, ni suspensiones, a su vez, millones de familias dependen de un mísero ingreso de $10.000 (IFE) que se cobró solo una vez en 84 días de cuarentena.


En el plano de la salud, enfermeros y médicos, en su mayoría, trabajan con los elementos de bioseguridad que ellos mismos compran, al momento recién comienzan a cobrar el bono $5.000 en estos días. Sin testeos, con el fallecimiento de un enfermero del hospital Oller, y el contagio sistemático de enfermeros, están desarrollando su labor.


Otro párrafo merece la lucha del Penta, del sanatorio Modelo Quilmes, contra los despidos y por el cobro de salarios. Es decir, un ataque patronal que rompe la cuarentena.


Es de notar que si los datos de contagios y muertes en Argentina, comparado con otros países, es menor, esto se debe a que existía una cuarentena, que el gobierno relajó al ritmo de la propagación del virus, el levantamiento de la misma ya está generando el efecto contrario. Los 1.200 contagios en Quilmes se dieron en las últimas semanas, donde a nivel nacional fueron 28.700. La provincia esta ingresando a los 600 casos por días. Existe una especulación entre cantidad de infectados y muertes, pero comparándose con países como EE.UU., Brasil o Chile, como si la pérdida de vidas sea una competencia de cifras.


Cuando Fernández –Kicillof fueron habilitando nuevas actividades, por ceder aun mas a las patronales, con ello llevaron a una mayor circulación de personas, es así como a nivel local se incrementaron los casos. Mayra Mendoza sigue este camino en un cuadro de gravedad.


Es necesario el control popular de la cuarentena: el hisopado en los lugares de trabajo donde existen casos, freno de la producción con el respeto al cobro íntegro de salarios, prohibición de despidos, subsidio al parado de $30.000 mensual, por un impuesto a las grandes fortunas. No al pago de la deuda externa.




 

También te puede interesar:

Movilicemos en rechazo al mismo, el dia que se trate en la Legislatura.
El gobierno omitió cualquier medida de cuidado, convirtiéndolo en una invitación al contagio.
Los métodos de la burocracia sindical para ocultarla.
Vamos por su real implementación.
En medio de la pandemia y con un presupuesto de miseria. Necesitamos un plan de lucha.