13/06/2020

San Martín superó los 500 contagios

Según las cifras oficiales San Martín, el municipio más poblado de la zona norte, alcanzó los 520 casos confirmados de Covid-19, en solo 24 horas se registran 28 nuevos casos y encabeza la lista de contagios de todo el corredor. Detrás lo sigue Tres de Febrero con 356, Tigre con 316 y San Isidro con 269.


La alarmante situación actual evidencia la inacción de los gobiernos nacional, provincial y municipal desde que comenzó la pandemia. En el primer mes de aislamiento comenzaron los contagios masivos en el hospital Belgrano, donde la precarización laboral –ya que no solo faltaba personal médico sino que tampoco contaban con elementos de seguridad necesarios- y la negligencia estatal dieron como resultado más 19 trabajadores infectados y el cierre temporal de la guardia.


Otro caso grave ocurrió en el geriátrico “El amanecer” donde a partir de la detección de 19 casos las autoridades municipales solo realizaron 40 testeos a pesar que viven 80 adultos mayores que comparten el mismo espacio. El saldo fue más de 20 contagios y cinco muertos. Estos focos de contagio no fueron los únicos, hace solo cuatro días el “Hogar Puentes”, un centro de salud para personas con capacidades diferentes, registró 43 casos positivos de los 49 residentes del lugar.


En este sentido, es conveniente mencionar que la impericia del operativo Detectar llevado a cabo en el distrito ayudó a la propagación de la enfermedad con la realización de sólo 33 testeos a los 11.000 vecinos controlados de los barrios más carenciados.


Años de políticas de ajuste en materia de vivienda y salud pública aplicadas por el exintendente Gabriel Katopodis y ahora continuadas por su sucesor Fernando Moreira –ambos del Frente de Todos- pavimentaron el camino para que San Martín se sumerja en una profunda crisis sanitaria y social de la que ya se pueden ver las consecuencias. El aumento de los barrios de emergencia donde priman la falta de agua potable, el hacinamiento y la situación de precariedad absoluta de los hospitales municipales son ejemplos de una larga lista.


La flexibilización de la cuarentena


Por otro lado, la rápida escalada de contagios se corresponde también con las políticas de reapertura de actividades económicas a nivel nacional y provincial. Lejos de aplicar una cuarentena estricta, como pregona el gobernador Axel Kicillof, cada día son más las industrias exceptuadas con el fin de no detener la producción.


De esta manera los gobiernos no hacen otra cosa que ceder ante las presiones de las distintas patronales. Esto expone a los trabajadores al contagio, ya que no hay ningún tipo de control estatal, sobre los protocolos de bioseguridad en los lugares de trabajo. Lo mismo sucede en las fábricas que nunca fueron consideradas esenciales – como la textil Cladd ubicada en Villa Lynch- pero que a pesar de eso, las patronales decidieron no respetar la cuarentena y continuar produciendo en condiciones de seguridad e higiene deficientes o inexistentes.


La desidia patronal y estatal devela el objetivo de descargar la enorme crisis económica y social sobre las espaldas de los trabajadores. En este marco es imperativa la centralización de todo el sistema de salud, testeos masivos y el control popular de la cuarentena. Exigimos la apertura de los libros del municipio y la reorientación de todos los recursos para atender la crisis.



 



 

También te puede interesar:

El gobernador Axel Kicillof habla de “reubicaciones” pero no hay nada en concreto.
Alrededor de 200 contagios y 6 compañeros fallecidos por Covid.
En el marco del juicio por crímenes de lesa humanidad que se desarrolla en Bahía Blanca.
El compañero Quispe del MTR-VL murió a metros del hospital sin ser asistido.
En la reunión paritaria, sus ministros justificaron el ajuste.