26/06/2021
Paritarias

Aerolíneas Argentinas: la conducción de aeronavegantes firma rebaja salarial

agrupación La Pista

El sindicato de aeronavegantes, que agrupa a tripulantes de cabina, acaba de firmar un bochornoso acuerdo salarial con la conducción de Aerolíneas Argentinas. Así se cierra la paritaria que va de octubre de 2019 a septiembre de 2020, a 22 meses de convocada y 10 meses de vencida; que recién ahora la estén cerrando muestra el grado de entrega al que se ha llegado.

El acuerdo establece para ese periodo un 7% extra, que se agrega al 25% acordado en enero. Es decir un 32%, cuando la inflación de septiembre de 2019 a agosto de 2020 fue del 37,2%, por lo que consolida una pérdida del 5,2%. A esto se agrega que, al cobrarse con más de un año de posterioridad, este aumento ya fue licuado por la inflación, siendo.

En relación a la paritaria octubre 2020-septiembre 2021 el acuerdo es aún más ruinoso. Se establece una cifra remunerativa del 10% en mayo y otro 10% en junio, más un bono remunerativo del 22% del sueldo abril (sin las cifras de mayo-junio) pagadero en cuatro cuotas, que daría como cifra un 5,5% en cuatro meses. Según ellos, esto daría un 27,5% para este período, cuando la inflación de octubre a mayo es del 33% y se espera que la anualizada sea del 48%. Estamos hablando entonces de una pérdida salarial del 20,5%; un ajuste inmenso que se trata de disimular con comunicados que mezcla cifras correspondientes de hace dos años.

A esto se agrega que al otorgar cifras remunerativas, en lugar de aumentos en regla, se continúa con la política de destruir el salario básico, que en una tripulante de cabina con más de cinco años de antigüedad es de menos de $26.000.

La información que difunde el sindicato habla de una “cláusula de revisión en septiembre, donde la política del gobierno es otorgar la diferencia entre lo obtenido y la inflación más 2% adicional”. Pero incluso si ello llega a concretarse contabilizarán como parte del aumento de este año las cifras otorgadas por la paritaria pasada pero que se cobran ahora, una verdadera estafa. Por lo demás, ¿quien puede confiar en un gobierno y un sindicato que han hundido el salario, destruido el básico y flexibilizado los reglamentos de trabajo?

Al problema salarial, se agrega el tema de los protocolos por Covid-19. Al día de hoy no existe ningún plan de vacunación específico para el sector, aunque el sindicato y la empresa hacen pasar como que existe diciendo que ya pueden vacunarse los mayores de 45 años, algo que es la regla para el conjunto de la población.

Por otro lado, al ser reducidos los lugares donde prestan funciones es imposible de mantener la distancia entre los compañeros de trabajo. Como barbijo la empresa sólo otorga un pedazo de tela de algodón.

Las compañeras denuncian que han volado tripulaciones enteras con Covid-19 y todos por contagios en los aviones. Incluso en vuelos internacionales de corta distancia, como Brasil, se está ofreciendo servicio de comida, por lo que los pasajeros se sacan el barbijo, siendo que este es uno de los principales focos del virus a nivel mundial. La empresa se ampara en los test de PCR para los pasajeros, pero los que piden son con un máximo de 72 horas anteriores al vuelo, por lo que el pasajero puede estar contagiado al subir.

Los Sindicatos Aeronáuticos Unidos (APTA, APLA, UPSA, APA), todavía se encuentran negociando con Aerolíneas Argentinas los mismos períodos paritarios. Nada han dicho sobre la firma de este ruinoso acuerdo, por lo que todo indica que se preparan para firmar un acuerdo similar. Frente a la tregua y entrega de las burocracias sindicales aeronáuticas, aparece el paro de los trabajadores de tránsito aéreo que han iniciado paros progresivos para obtener una verdadera recomposición salarial.

Hoy es más necesaria que nunca la convocatoria a un plenario de delegados con mandato de asamblea del conjunto de los sindicatos aeronáuticos, para votar un plan de lucha que revierta la flexibilización laboral y el derrumbe del salario.

También te puede interesar:

Quebremos el ajuste de la Corte y el gobierno
La reunión del presidente con la burocracia sindical.
Por asambleas para debatir un plan de lucha de todo el gremio.
Estuvo desaparecido durante 12 horas. Reclamamos su inmediata liberación.