03/07/2021

Aerolíneas Argentinas: las burocracias sindicales entregan las paritarias

El acuerdo salarial representa una pérdida de poder adquisitivo de al menos un 25%.
La Pista

Sin mediar asambleas, plebiscitos o consultas a los trabajadores de ningún tipo, los Sindicatos Aeronáuticos Unidos (APLA, APTA, APA, UPSA) que agrupan a los pilotos, técnicos, al personal de tierra y al jerárquico, acaban de firmar una paritaria nefasta, que consolida la pérdida salarial padecida en los últimos dos años.

El acuerdo replica lo firmado días atrás por la conducción de AAA (tripulantes de cabina), referenciada con Facundo Moyano. El hecho de que todos los sectores le hayan firmado la misma paritaria a la baja a la conducción de Aerolíneas Argentinas, evidencia hasta qué punto las distintas fracciones de las burocracias sindicales, desde la CTA-yaskista que dirige APA, hasta el moyanismo de la AAA, están comprometidas con el ajuste que demanda el FMI.

Para poner de manifiesto la entregada, bastaría decir que recién ahora se está cerrando una paritaria que debería haber estado resuelta en octubre de 2019. A esto se agrega que durante  todo el 2020 el aumento recibido en el bolsillo fue del 0%, frente a una inflación del 36%.

El acuerdo establece para el periodo 2019-2020 un 7% extra, que se agrega al 25% acordado en enero. Es decir un 32%, cuando la inflación de septiembre de 2019 a agosto de 2020 fue del 37,2%, por lo que consolida una pérdida del 5,2%. A esto se agrega que, al cobrarse con más de un año de posterioridad, este aumento ya fue licuado por la inflación.

En relación a la paritaria octubre 2020-septiembre 2021 el acuerdo es aún más ruinoso. Se establece una cifra remunerativa del 10% en mayo y otro 10% en junio, más un bono remunerativo del 22% del sueldo abril (sin las cifras de mayo-junio) pagadero en cuatro cuotas, que daría como cifra un 5,5% en cuatro meses. Según ellos, esto daría un 27,5% para este período, cuando la inflación de octubre a mayo es del 33% y se espera que la anualizada sea del 48%. Estamos hablando entonces de una pérdida salarial del 20,5%; un ajuste inmenso que se trata de disimular con comunicados que mezclan cifras de dos paritarias y con bonos que de ninguna manera son aumentos reales al básico.

Al problema salarial, se agrega algo más grave aún. Ninguno de  los sindicatos ha puesto sobre la mesa los despidos realizados por la patronal camporista en el último año y medio. Esto incluye a un técnico a principios de 2020 y los ejecutados en pandemia mientras regía el decreto anti-despidos del gobierno nacional: 6 de APTA, 1 de AAA, 2 de APA y también de APLA.

Todos los sindicatos han apoyado la fusión flexibilizadora de Aerolíneas Argentinas – Austral y la modificación a la baja de los convenios colectivos y los reglamentos de trabajo para las tripulaciones.

Estas entregadas monumentales contrastan con el plan de lucha que vienen dando los controladores de tránsito aéreo agrupados en ATEPSA, donde los trabajadores vienen empujando por una verdadera recomposición salarial. En estos momentos están realizando paros progresivos que afectan los vuelos privados y de carga, para pasar en las semanas siguientes a interrumpir los vuelos de cabotaje e internacionales.

Los Sindicatos Aeronáuticos Unidos en lugar de sumarse a las luchas existentes, han decidido darles la espalda y ser una pata más del ajuste del gobierno nacional.

Llamamos a realizar reuniones y asambleas en todos los sectores para rechazar el acuerdo firmado por la burocracia y apoyar la huelga de los trabajadores agrupados en ATEPSA.

También te puede interesar:

Vamos por $130.000 de salario inicial de bolsillo.
Impulsemos asambleas en nuestros lugares de trabajo para defender los salarios.