11/05/2021

Astillero Río Santiago: una carta desmemoriada y de autobombo

El Pts y la Sociedad de Estado en el Astillero Río Santiago.
Tribuna Estatal Astillero

En una » Carta Abierta”​ a los​ ​ compañeros del Astillero Río Santiago, el dirigente del PTS y de la Lista Marrón, José Montes, comete un error grosero y adrede​ para descalificar intencionadamente al Partido Obrero como defensor de la » sociedad de estado» en el ARS. Montes no puede aducir ignorancia, siendo que conoce al PO desde larga data, incluso cuando​ integró y fue parte ​ en 1984 de la lista verde Anusate de De Gennaro.​ El autor de la Carta, entonces en el viejo Mas, seguía a pies juntillas​​ la ​ (des)orientación morenista de las «listas únicas» de oposición con sectores de la burocracia​ rechazando la constitución de listas clasistas en los sindicatos.​ El pasado degennarista que llevó a embellecer a la Verde Anusate como una “nueva dirección”,​ fue un anticipo de otro clásico, “Que la burocracia se ponga​ a la cabeza de las luchas», repetido hasta el cansancio por la militancia petesiana​ en pleno “pacto social” y entrega de las paritarias, incluida la del Astillero.​
​ ​
​Una política anticlasista y de capitulación- con la escuela de Nahuel Moreno-​ seguidista de todas las burocracias sindicales. “viejas y nuevas”​ y las fracciones de las CTAs que se integraron​ al kirchnerismo y al gobierno de Kicillof, buscando además un​ lugar en las candidaturas del Frente de Todos. Montes, como otros ex militantes morenistas del Astillero, sujetos a​ la diáspora y el estallido del MAS, nunca renegaron​ de la consigna «que la base decida», slogan de​ la Marrón ​ para boicotear los paros nacionales, también en el Ars​ en​ la década del 80. El dislate oportunista llegó a tal extremo que Montes y​ el MAS de la época – del que surgiría el PTS-​ llegaron a identificar el carnereaje de los paros de la CGT con el surgimiento de una «nueva dirección» y la “democracia sindical”. Una política democratizante y de​ división del movimiento obrero frente al alfonsinismo, denunciada por el PO.​​
​ ​

​Boomerang

​La falsificación mendaz​ de la dirección del PTS​ es, en verdad, una provocación política contra el PO al servicio del faccionalismo electoralista al interior del Frente de Izquierda Unidad. Precisamente, por esto, está condenada al​ ridículo y se vuelve como un boomerang contra el propio Montes.​ La Marrón, ya entonces como parte del PTS, y​ bajo los gobiernos de Kirchner y Solá​ en el 2004 , calificaba al “proyecto de sociedad de estado” del kirchnerismo y el peronismo bonaerense​ ​ como un “engaño” y decía en su crítica al PCR y a la burocracia​ de ATE que “no se​ puede hacer de​ ésta (sociedad de estado)​ una panacea para todos los males del​ Astillero, como lo hacen los defensores del proyecto”. Una forma timorata, oportunista​, ​ y​ conservadora​ que reducía el ​ curso privatizador a la venta de espejitos de colores.​
​ ​
El Partido Obrero, por su parte y en un artículo de Cristian Rath que reflejaba la lucha política y teórica de los militantes del PO, señalaba en​ diciembre del ​ 2004: “ La asamblea de fábrica del Astillero rechazó el primer intento de convertir la empresa en Sociedad de Estado, un planteo que tiene la autoría común de la burocracia de ATE-CTA y casi el conjunto de la izquierda”​ Y agregaba, ​ que el proyecto de sociedad de estado en el ARS​ autorizaba a ​ conformar uniones transitorias de empresas o de colaboración empresarial con empresas estatales o privadas abriendo​ las puertas a la tercerización.​ Lejos de sembrar la menor confusión sobre una “ley engañosa”, el PO se dirigió a toda la fábrica para denunciar que se facultaba al Astillero a endeudarse, obtener créditos en el exterior, y a emitir títulos con garantías propias. Un aporte fundamental del clasismo. ​

​ ¿Qué tenía de supuesta panacea​ “una sociedad de estado”​ que facultaba al directorio ​a​ endeudar al astillero ,​ obtener préstamos bancarios en el país y en el exterior,​emitir títulos con ​ garantías propias como aval , someter​ las cuestiones litigiosas a la competencia de tribunales arbitrales nacionales o extranjeros, vender y ceder bienes inmuebles, muebles,​ realizar operaciones bancarias con entidades públicas o privadas, y regular​ las relaciones laborales​ ejerciendo los más amplios poderes para la organización, administración y dirección de la empresa? Al PTS le cabe como anillo al dedo aquello de “dime de qué te jactas” y te diré de qué adoleces”.​

Wasiejko y las CTAs patronales

​Esta caracterización, asimilada por el Partido Obrero, le permitió a Tribuna del Astillero picar en punta en la denuncia del resucitado “proyecto de sociedad de estado” que tiene a Pedro Wasiejko, funcionario de la CTA Yasky , como promotor, y a la burocracia de ATE Ensenada y el PCR como laderos. Fue el PO, quien en un artículo muy leído y discutido en el Astillero Río Santiago , retomaba esta caracterización histórica denunciando que la “sociedad de estado”, explícitamente en el artículo 2 de la Ley 20705 establece que ​ la Sociedad de Estado es regulada por la normativa vigente de las Sociedades Anónimas, un planteo de injerencia del capital en la empresa estatal​ (privatizador). ​

​No se trata de un debate de “archivo”. El derrotado ex secretario del Sindicato del​ Neumático (SUTNA) Pedro Wasiejko asumió la presidencia del Astillero Río Santiago pidiendo no sólo un cambio en la “normativa jurídica” del ARS sino “recuperar la disciplina laboral” para hacer un astillero más​ “competitivo” (ataque al Convenio Colectivo). El PTS sufre de amnesia cuando omite esta lucha política del PO y​ a la hora de recordar que el privatizador​ Wasiejko fue expulsado por los obreros del SUTNA en una extraordinaria elección del clasismo con la Lista Negra de Alejandro Crespo a la cabeza.

​Volviendo a la «sociedad de estado» está claro que el rechazo a Wasiejko, y a sus promotores desde la presidencia y la burocracia sindical, es una cuestión de primer orden para poner en pie al Astillero con una política clasista.​ No queremos a la burocracia a la cabeza de nada, ni mucho menos de este proyecto privatizador y patronal. Las críticas de algunas fracciones burocráticas del ARS al planteo de Wasiejko son de ocasión y pretenden escindir este curso entreguista​ del propio gobierno del Frente de Todos que vacía al Astillero Río Santiago mientras deriva trabajos a astilleros privados.

De la mano de Wasiejko y las dos CTAs asistimos a otro intento por “dinamitar” al Astillero, como en tiempos de Vidal, que chocará con la resistencia obrera. Desenmascarar esta política​ es una tarea del clasismo.​

También te puede interesar:

Vamos todos el próximo jueves al Ministerio de Trabajo.
Era servicio de inteligencia y se infiltraba en distintas movilizaciones y piquetes. Una política de espionaje y represión inherente al Estado.
El lamentable paso del secretario general del Suteba por el programa “Fuego Amigo”, de Canal 9.
la pandemia pone de relieve años de vaciamiento educativo.
Traducir el descontento en una potente lucha de millones de jóvenes contra los partidos patronales y por el socialismo. La necesidad de concretar un congreso abierto del FIT-U.
La ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad recorrió el barrio Las Flores y el vacunatorio de Pami.