30/03/2021

Pedro Wasiejko en Astillero Río Santiago: un planteo patronal

El funcionario de la CTA Yasky quiere avanzar en flexibilización y privatización.
Tribuna Estatal

El nuevo presidente del Astillero Río Santiago debutó pidiendo un “nuevo marco normativo” y que se retome la “disciplina laboral”. Con el ARS parado y vaciado desde hace años, la exigencia del también secretario de Interior de la CTA Yasky, Pedro Wasiejko es lisa y llanamente una provocación contra los trabajadores que defendieron la fábrica contra todos los ataques de Vidal y los gobiernos peronistas. Lo que ocultan Wasiejko y la dirección de ATE Ensenada es que el propio gobierno deriva trabajos que podrían hacerse en la planta y los destina a los astilleros privados.

Sin lugar a dudas, el reemplazo de Ariel Basteiro– también de la CTA Yasky- por el repudiado Wasiejko al frente del Astillero, anuncia una ofensiva que Kicillof no pudo llevar adelante durante la primera fase de la pandemia y la cuarentena. Hombre del gobernador, el ex secretario general del Sindicato del Neumático (derrotado por la Lista Negra antiburocrática que recuperó el gremio en el 2016) recaló desde diciembre del 2019 en la presidencia del Consorcio del Puerto la Plata para saltar ahora al Astillero Río Santiago. El proceso de organización de los trabajadores del neumático que barrió con la lista Violeta de Wasiejko ha terminado con la división entre los compañeros de las distintas fábricas, la entrega de los trabajadores a los despidos y la firma de convenios de felexibilidad laboral contra los que se sigue peleando al día de hoy. El prontuario de Wasiejko no se limita a las entregas y traiciones a los obreros del SUTNA como lo prueban las denuncias de los obreros portuarios por la reducción del premio por productividad de fin de año, los contratos con asesorías dudosas, y otras medidas antisindicales y patronales. Aunque Wasiejko ha asumido funciones patronales en el Astillero, pone un huevo en cada canasta. Es candidato a Primer Vocal del Sutna por la Lista Violeta en las elecciones del gremio.

Sociedad de Estado

Wasiejko, quien integra el sello Frente Grande que encabeza provincialmente el intendente kirchnerista de Ensenada, Mario Secco, exige el gancho de ATE para un cambio en la “figura jurídica” que le permita al Astillero ser “competitivo”. El pasaje de una empresa estatal como el Astillero Río Santiago a una sociedad de estado provincial es un paso hacia la injerencia del capital privado. Explícitamente el artículo 2 de la Ley 20705 dice que la Sociedad de Estado es regulada por la normativa vigente de las Sociedades Anónimas. Concretamente faculta al ARS a endeudarse y a formar uniones transitorias de empresas. Peor aún todavía si se pretendiese, como en el pasado, convertirla en una sociedad de estado nacional porque implicaría de hecho salir del IPS para jubilarse por el Anses con la consiguiente reducción de los haberes previsionales.

La conducción de ATE Ensenada prepara el terreno para apoyar este golpe con el argumento de que agilizaría las compras para reactivarlo. Es un contrasentido por partida doble. Primero porque el astillero quedaría por fuera de los controles de los organismos de fiscalización del estado bonaerense. Segundo, porque pretende conciliar el apoyo a Kicillof con la salida del marco normativo de la provincia.

“Disciplina laboral” y ajuste

Wasiejko debuta con las bravatas propias de un patrón. Como Macri y Vidal, el ladero de Yasky también echa la culpa a los trabajadores por el parate del Astillero. Que sepa Wasiejko que tendrá que vérselas con un una clase obrera fogueada en la lucha contra los privatizadores y ajustadores. Las apelaciones a la “competitividad” con “disciplina laboral” preanuncian una ofensiva contra el convenio colectivo del Astillero, viejo bocado de todos los gobiernos, peronistas y neoliberales.

 

Burocracia empresarial

En su debut, Pedro Wasiejko adujo problemas en el “cambio de firma” para justificar el atraso en el pago de la cuarta cuota por un plus por vacaciones que Vidal arrebató a los obreros del Astillero. ATE Ensenada, que pactó con Kicillof la devolución de la deuda en cómodas cuotas, se limitó a declarar una anodina “alerta” por esta confiscación. En los hechos la conducción de todo ATE está dejando pasar la no convocatoria a paritarias en lo que es un ataque directo a los trabajadores. Wasiejko chantajea para hacer pasar la “sociedad de estado y la disciplina laboral” Con forma de ultimátum advierte que “si esto camina habrá participación en las ganancias y cogestión” Mientras tanto le niega la paritaria a los trabajadores del ARS. Que esta avanzada tenga a la CTA de Hugo Yasky como su garante emparenta a las direcciones kirchneristas con las burocracias empresariales en su rol de patrón. Lo que está planteado es la preparación de la Asamblea General y de un curso de movilización en defensa del Astillero, y por la paritaria salarial. Las agrupaciones del ARS tienen que definirse ante la asunción de Wasiejko y sus planes ajustadores. Llamamos al frente único del activismo y las secciones para arrancar y concretar la Asamblea General. El astillero debe ser estatal y conducido por los trabajadores bajo gestión obrera. Todo el movimiento obrero está llamado a tomar nota de la deriva abiertamente patronal de Wasiejko, la Cta Yasky y la Lista Violeta del SUTNA.