22/12/2021

Asumió Sasia en la Unión Ferroviaria en un acto de gobierno para blanquear el fraude

Estuvieron presentes varios funcionarios del gobierno nacional.

Representantes de todas las patas del gobierno se hicieron presentes en la reciente asunción de Sergio Sasia, que seguirá siendo secretario general de la Unión Ferroviaria (UF): desde el camporista Wado De Pedro hasta el ministro de Trabajo Moroni, el de Transporte, Alexis Guerrera, Alejandro Domínguez, de Agricultura y Cabandié, de Ambiente. El acto reflejó la profunda integración de la burocracia sindical ferroviaria al gobierno, tal cual ocurre con todo el arco de los burócratas. La cúpula de la CGT también estuvo en el acto.

La “histórica Lista Verde”, de las privatizaciones al crimen de Mariano Ferreyra

Sasia arrancó reivindicando la “histórica Lista Verde”, en línea con su consigna de campaña, que reza un “sigamos haciendo historia”. Junto a la cúpula de la Unión Ferroviaria provienen de la construcción burocrática que lidero José Pedraza, autor intelectual del crimen de Mariano Ferreyra y condenado por ello. De hecho, formaban parte de la dirección del gremio por el año 2010, al momento del asesinato.

Con la Lista Verde continúa la tercerización laboral, negociado motor del crimen de Mariano; siguen cerrando ramales y talleres, como ocurrió en los 90′ con Pedraza, y teniendo lugar hace pocos años con Ferrobaires, Emfer y contando.

Es una historia de entregas salariales con una fuerte caída del poder adquisitivo, que tuvo picos durante el macrismo y sigue en la actualidad. También de ataques a las condiciones y derechos laborales. Una historia plagada de fraudes, y de un estatuto hiperproscriptivo que no permite que se presente ninguna lista de oposición a nivel nacional durante décadas. La inexistencia de asambleas e instancias de deliberación convocadas por el gremio es otro ejemplo del rasgo antidemocrático de esta burocracia sindical.

Un pacto con el gobierno para que pase el ajuste

La presencia de los ministros nacionales es la expresión de un pacto que tejió el gobierno con el conjunto de la burocracia sindical, desde la CGT para abajo, para hacer pasar el ajuste y las reformas antiobreras que reclaman los capitalistas y el FMI. Las declaraciones de los ministros son desopilantes, aunque no por eso dejan de tener una fuerte cuota de cinismo.

Moroni se despachó celebrando el “acto democrático”, toda una maniobra para ocultar las proscripción que sufrieron varias listas seccionales opositoras, como la lista Multicolor en el Ferrocarril Roca a manos de la junta electoral dirigida por la Lista Verde. De hecho, las denuncias realizadas al Ministerio de Trabajo que encabeza el propio Moroni fueron cajoneadas, habilitando el fraude.

El camporista Wado De Pedro resaltó la gestión del sindicato “en defensa de la familia ferroviaria”, cuando uno de los principales reclamos de los ferroviarios es la inexistencia de la bolsa de trabajo, que funciona como una agencia de empleo de los burócratas para el manejo punteril y discrecional.

Cabandié resaltó el carácter “menos contaminante” del transporte ferroviario en relación a otros, mientras en el mismo momento el pueblo chubutense volteaba la ley minera que su propio gobierno impulsó.

La lucha por recuperar el gremio para los ferroviarios

La Verde celebra ganar en 31 de las 32 seccionales, donde en la mayoría hubo lista única y muchas de ellas están completamente vaciadas, casi sin personal e incluso sin servicios. La seccional Haedo fue retenida por la lista Bordó, defendiendo la única seccional opositora y antiburocrática de todo el gremio con un resultado holgado. Al mismo momento que se escribe este artículo, se realizan elecciones a cuerpo de delegados en varias líneas.

Es necesario seguir construyendo agrupamientos antiburocráticos y clasistas en toda la Unión Ferroviaria y prepararse para enfrentar nuevos ataques al salario y las condiciones de trabajo que vienen de la mano del gobierno de los Fernández, la “oposición” patronal y el FMI.

También te puede interesar: