16/10/2020

Audiencia pública de precarizades y tercerizades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

El miércoles 28 d eoctubre a las 18.30h junto al legislador Gabriel Solano.
Por Corresponsal Tribuna Municipal

Desde la banca del Frente de Izquierda en la Legislatura y Tribuna Municipal convocamos el miércoles 28 de octubre a las 18.30 hs a participar de la audiencia pública que contará con la presencia del Legislador Gabriel Solano del Partido Obrero, para organizar y hacer frente a la situación en la que más de 18.000 trabajadoras y trabajadores precarizades de la Ciudad nos encontramos.

Esta iniciativa surge a partir de los incesantes reclamos que las y los municipales venimos desarrollando en torno a las miserables condiciones en las que nos encontramos trabajando.

Nuestras condiciones de trabajo

La situación que atravesamos les precarizades es por demás preocupante. Una situación que en el contexto de pandemia y crisis económica se profundiza, y de la cual se valen los funcionarios como válvula de ajuste, y ante la cual las dirigencias sindicales de Sutecba y ATE hacen la vista gorda.

En la Ciudad somos más de 18.000 trabajadores que nos encontramos contratades mediante locaciones de servicio o asistencias técnicas (mediante tercerización con Universidades Públicas u otras instituciones); contrataciones que nos privan de los derechos garantizados mediante convenio colectivo de trabajo de los municipales, y nos someten al peor despojo.

En el mes de mayo, a partir de la aprobación de la Ley de Emergencia, nuestra situación ha empeorado, ya que se le otorgó al Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, la facultad de modificar el presupuesto, congelar la planta y los salarios, y despedir trabajadores, como ocurrió con los recientes despidos en Ecobici y el Ministerio de Desarrollo Humano. Éstos no han sido los únicos casos, en abril ya se habían despedido trabajadores tercerizades del Teatro Colón.

Los despidos además fueron acompañados de aprietes directos de los funcionarios a trabajadores para que presten tareas bajo cualquier condición durante pandemia. Quienes desarrollaron tareas esenciales, como lo fue, entre varias, el Ministerio de Desarrollo Humano o el Instituto de la Vivienda (IVC), debieron (y continúan haciéndolo) prestar servicios sin ningún tipo de protocolo de actuación frente a casos COVID positivos ni de elementos de higiene y seguridad, con jornadas extenuadas, sin otorgamiento de licencias ni ningún tipo de plus salarial. Además, se han denunciado casos en los que no se respetó la declaración de pertenencia a grupo de riesgo, que incluso han terminado con la muerte de un trabajador.

El Programa de Servidores Públicos también ha sido fuertemente repudiado por el conjunto de los trabajadores municipales, que ha afectado en particular a precarizades, quienes debieron desarrollar tareas en condiciones de absoluta precariedad y exposición.

La organización de les precarizades resulta necesaria y urgente. La crisis económica y una paritaria congelada, condenan a nuestras familias al hambre, con salarios que en su mayoría no llegan ni a la mitad del valor de la canasta básica en CABA (que para el mes de octubre ya supera los $70.000). A ello debemos sumarle el costo del monotributo (que tuvo un aumento del 51% en enero), la falta de cobertura en prepaga u obra social, y la carencia de ART.

Esta precarización habilita a las jefaturas, no solo al pago de salarios de hambre, sino también a condiciones que ponen en riesgo nuestras vidas. No hay que ir muy atrás para recordar lo que sucedió con nuestra compañera Cinthia Choque, quien murió en su trabajo y que expuso la falta de protección y las terribles condiciones de precariedad laboral de los agentes de tránsito, reclamo al cual el Gobierno de Larreta respondió con el despido de más de 100 compañeros de Cinthia que exigieron justicia y mejoras en las condiciones laborales. La incesante lucha de les trabajadores de tránsito ha conquistado la reincorporación a través de orden de la justicia, quien ordenó al Gobierno de la Ciudad la reinstalación de los agentes despedidos en un plazo de 10 días; una orden que Larreta aún no cumplió.

La facultad de rescisión de contratos que la Ley de emergencia le otorga a Larreta debe ser tomada como un alerta para organizarnos ya, dado que habilita a efectuar más despidos, que no se descartan que puedan ser masivos, mediante la no renovación de los contratos que vencen en diciembre.

Vamos por el pase a planta de les 18.000 precarizades

El Gobierno de la Ciudad nos somete a miles de trabajadores a estas condiciones de trabajo y bajo esta modalidad de precarización que resulta un fabuloso fraude laboral. Esto solo es posible con la indulgencia de la burocracia sindical de Sutecba, y un “como si” de ATE, que patalea contra el macrismo pero no desarrolla ningún tipo de plan de lucha.

En la Legislatura desde la bancada del Frente de Izquierda, en cabeza del legislador Gabriel Solano, se encuentra con estado parlamentario el Proyecto de Ley pase a planta de todas y todos los trabajadores municipales precarizados de GCBA, proyecto al cual debemos darle impulso y exigir su aprobación que pondría a los 18.000 trabajadores bajo convenio colectivo de trabajo, herramienta necesaria y fundamental para frenar los atropellos de los funcionarios sobre nuestras condiciones de trabajo.

El contexto en el que nos encontramos requiere nuestra organización y una acción inmediata que lleve adelante todo un pliego de reivindicaciones que contemple nuestro pase a planta permanente, la recomposición salarial inmediata, y el cese definitivo de los despidos, así como la reincorporación de todos y todas municipales despedidas.

También te puede interesar:

Nuevas jornadas de paro a partir del 26, convocadas por Ademys.
Nos movilizamos a la Audiencia Pública el 27/11 para derrotar el proyecto de ley.
La medida avanza hacia un Estado policial y ya ha mostrado en otros países su peligrosidad y su ineficacia como herramienta para combatir el delito.