06/03/2021
córdoba

Docentes: rechazo masivo a la propuesta salarial de Schiaretti y Monserrat

La primera semana de “vuelta a las aulas” en Córdoba estuvo signada por las imágenes de escuelas destruidas por la desinversión y años de abandono. Durante la segunda semana, se conjugó la organización contra la presencialidad sin condiciones y el rechazo contundente a la pauta salarial miserable que le quieren imponer a la docencia.

A pesar de todos los esfuerzos que hizo el titular de Uepc, Juan Monserrat, para que se acepte la propuesta que ya había acordado el gremio de estatales, el rechazo fue absoluto en toda la provincia. Solo 5 de los 26 departamentos aceptaron en asambleas donde la conducción y la Lista Naranja-Pluricolor maniobraron para que no se exprese el rechazo activo que manifestó la docencia.

En la asamblea departamental (provincial) del viernes 5 de marzo, la conducción hizo votar una moción donde se pasa a un cuarto intermedio hasta el 11 de marzo a la espera de una mejora de la propuesta. Esta maniobra deja en suspenso el monto salarial, o sea que va por un par de migajas más que pueda tirar el gobierno, no establece plan de lucha y anula la deliberación para darle todo el poder de decisión a una asamblea provincial dominada por las distintas alas de la burocracia. De todos modos, deberán imponérsela a una docencia que reclama salir de la pobreza, es decir, triplicar el monto que maneja la conducción celeste. Frente a una inflación pronosticada para este año en un 50%, solo para alcanzar la canasta básica de alimentos, una maestra necesita un aumento inmediato y en una cuota del 45%.

Alerta sanitario

El planteo del gobernador Juan Schiaretti de que pase lo pase “este año las escuelas no se cierran” choca con el aumento exponencial de casos positivos de Covid-19 en la provincia. Ya hay poblaciones donde se ha decretado el “alerta sanitario” y ciudades importantes como Río Cuarto, Villa Nueva y Villa María que atraviesan una situación preocupante. En ninguno de estos lugares se suspendieron las clases a pesar de que solo en Villa María se cuentan 500 casos activos. ¡Veinte veces más de los que recomiendan los epidemiólogos para abrir las escuelas! (hasta 20 contagios sobre 100 mil habitantes durante los 14 días previos).

Varias escuelas lograron imponer cierres totales o parciales hasta tanto se garanticen por parte del Estado todos los elementos del protocolo Covid y las condiciones edilicias seguras. Allí donde las escuelas se organizaron, la conducción de Uepc bajó con su “propio protocolo”: un armado mínimo consensuado con las inspecciones y el gobierno donde la misma celeste se apersonaba para colaborar con las obras en curso, con el único objetivo de habilitar burbujas y proceder a la apertura.

 

Este proceso de varias escuelas, sumado al rechazo a la propuesta salarial de indigencia en toda la provincia, despunta la necesidad de organizar y coordinar autoconvocatorias que puedan ser un canal de lucha para imponer los reclamos.

Desde el inicio de la pandemia, el ajuste que fue descargando el gobierno sobre el salario de docentes, sus condiciones de trabajo y sobre la educación pública, encontró una traba en las autoconvocatorias y la organización docente. Hay que impulsar esta movilización que comienza a madurar y unificarla para conquistar un salario mínimo de $57.000, presencialidad segura, condiciones de trabajo y comités de la comunidad educativa que garanticen y fiscalicen la bioseguridad por establecimiento. Para empezar, el 8M protagonizaremos un gran paro y movilización en el día internacional de las mujeres trabajadoras, una medida impuesta a la Ctera por la docencia de todo el país. En estas tareas está embarcada Tribuna Docente.

 

   

También te puede interesar:

Uepc debe convocar al paro y a un plan de lucha hasta imponer la suspensión de las clases presenciales.
Crece la brecha entre el costo de alimentación y el salario real.
Reclaman la reincorporación de profesionales despedidos, aumento salarial e incorporación de más personal.
Jornada de movilización al Ministerio nacional de Educación.
El joven tenía 22 años y cursaba en el Bachillerato de Orientación Artística Antonio Bern en CABA.