14/07/2020

El default de Ioma: miles de trabajadores del Estado bonaerenses sin obra social

La CGT y las CTAs dejan correr el vaciamiento.

Con 300 mil afiliados platenses sin cobertura se agravó el conflicto entre el Ioma y la Agremiación Médica Platense (AMP). Estamos ante otro capítulo del vaciamiento de la obra social que golpea directamente a los trabajadores estatales, docentes, de la salud y empleados del estado bonaerense. Como venimos informando en Prensa Obrera, el subsidio mensual de 410 millones anunciado para “rescatar” a los sanatorios y clínicas privadas sacó a luz el saqueo y la cadena de corrupción con los grandes prestadores del Ioma y las peleas de buitres entre los capitalistas de la salud que se disputan estos créditos a tasa cero de dudosa devolución. En el esquema fijado por Axel Kicillof, el gobierno provincial se reserva el reparto de los fondos que saldrán del Ioma, una oportunidad muy tentadora cuando la provincia está quebrada y se habilitaron todo tipo de beneficios extras a los acreedores buitres para “reestructurar “ el pago de la fraudulenta deuda externa provincial.

¿Qué hay detrás de este conflicto entre el Ioma y la AMP ?

La acusación a la cúpula de la Agremiación Médica Platense de convivencia con un fraude de ocho millones contra el Ioma y trascartón la decisión de Homero Giles, su presidente, de rescindir el contrato con la AMP puso en jaque a cientos de miles de afiliados de la región. Como represalia, la Agremiación Médica Platense instruyó a sus médicos adherentes para que sólo atiendan a los pacientes como “particulares”, es decir cobrando la consulta a los afiliados. La chispa que desató este enfrentamiento y que tiene de rehenes a los 300.000 trabajadores, fue el alineamiento de la AMP, cuya dirección integra los directorios de distintos sanatorios, con la campaña “antivenezuela” que vienen llevando adelante los grupos privados de la salud. Estos capitalistas agitan una supuesta intención “expropiatoria” del gobierno de Kicillof para incautar los nosocomios privados insolventes para devolver los créditos. Los empresarios de la salud privada chantajean con bloquear el acceso de pacientes contagiados de coronavirus a las camas y unidades de terapia en la emergencia y anticipan con esta declaración de guerra que no van a pagar la devolución de los 410 millones mensuales.

La Agremiación Médica Platense equipara la rescisión del contrato con Ioma con el ataque al “sistema solidario de salud” pero apoya el desfinanciamiento millonario de la obra social para favorecer a los sanatorios y centros sanitarios privados. La agremiación actúa como una corporación empresaria y no como un sindicato de los 5.000 médicos que dice representar. Explota y manipula los atrasos permanentes del Ioma (que no cumple con los pagos a los médicos y a los trabajadores de la salud) para reforzar un sistema privatista donde las patronales desconocen las condiciones de protección, incumplen con las medidas de seguridad y fuerzan a los médicos y enfermeras al pluritrabajo en sanatorios y clínicas por los bajos salarios.

La pérdida de cobertura de 300.000 platenses provocó una conmoción política en la ciudad con proyección provincial por los intereses en juego y porque la crisis salpica directamente al gobernador cristinista . Mientras los “nacionales y populares” defienden hipócritamente el subsidio al capital como un paso hacia la “centralización del sistema sanitario” en lo que es claramente una política privatizadora, Juntos por el Cambio agita un pretendido avance sobre la propiedad y la salud privada para quedarse con los establecimientos privados. El gran empresario de la salud privada, Tassi, difundió un video donde apoya el reclamo de la Agremiación Médica como parte del juego de presiones para quedarse con la parte del león de los subsidios con fondos del Ioma en disputa. En paralelo los legisladores radicales y de Vidal pidieron la conformación de una “mesa de diálogo” mientras insisten en tratar en la Legislatura el listado de sanatorios y clínicas “al borde la extinción” (como los definió mentirosamente Kicillof) para terciar en la distribución de los subsidios.

Movilicemos contra el saqueo y vaciamiento del Ioma

Motorizada por la Agremiación Médica Platense (AMP) y con el auspicio del macrismo se realizó este lunes 13/7 una concentración “autoconvocada” de un centenar de personas frente a la sede de Ioma. Apalabrado por el gobierno, el “defensor del pueblo” Lorenzino hizo lugar al reclamo de los manifestantes y convocó a una reunión de las partes en conflicto (“mesa de diálogo”) para el jueves 16/7. Todo indica que Kicillof ordenó maniobrar para dejar sin efecto la rescisión del contrato restituyendo a la AMP. Después de mucha alharaca sobre los nichos de corrupción, el gobierno provincial deja en banda y patinando a Homero Giles, en lo que quizás sea la antesala de su renuncia o desplazamiento como presidente del Ioma. Un antecedente de esta voltereta es el comunicado firmado por la burocracia celeste de Roberto Baradel y su nueva socia la azul y blanca del PCR donde piden la restitución del convenio con la Agremiación Médica Platense. Al igual que la burocracia de ATE, la “crítica” de Baradel se limita a cuestionar que los fondos para los privados salgan del Ioma mientras proponen que el “rescate” se pague directamente con recursos del estado. Una variante convergente para que la crisis la paguemos los trabajadores.

El jueves 16, el Partido Obrero será parte de la convocatoria realizada por la Lista Multicolor de La Plata y el Suteba Ensenada concentrando frente al Ioma para denunciar el vaciamiento de la Obra Social y la responsabilidad del gobierno y la oposición derechista en este saqueo a los trabajadores afiliados. Por un Ioma dirigido por los trabajadores. Que el Estado bonaerense reponga los recursos vaciados por gobierno tras gobierno. Centralización del sistema de salud.

También te puede interesar:

Desde un principio, la familia de Rosa fue ninguneada por la policía juninense.
Los casos se repiten en el distrito sin respuestas de los gobiernos.
El descontrol y la “relajación” del Estado ante la cuarentena disparó un número impensado de contagios que conmociona a la ciudad bonaerense.
La insuficiencia edilicia y la falta de inversión en infraestructura se vuelven a manifestar en el distrito.
Los trabajadores residentes del Trauma llevan reclamando por la falta de insumos de bioseguridad elementales para hacer frente al Covid-19.
En diálogo con Prensa Obrera, denunciaron reducciones salariales y falta de elementos de protección. Y advirtieron que la gestión gubernamental de la pandemia "es un circo".