08/11/2020

El martes 10, jornada nacional de lucha de la docencia combativa

Contra la apertura forzada, sin condiciones sanitarias ni edilicias en las escuelas. Rechazo a la tregua de la conducción de Ctera.

El próximo 10 de noviembre, sindicatos docentes provinciales y seccionales pertenecientes a Ctera y otros por fuera de esta, llevaremos adelante una jornada nacional de lucha docente que tendrá expresión en 15 provincias del país, con distintas modalidades y medidas de acción.

Serán parte de la jornada sindicatos provinciales como Sute (Mendoza) y Adosac (Santa Cruz); seccionales de los Suteba Multicolor de La Matanza, Ensenada, Tigre, Marcos Paz, y Bahía Blanca; y sindicatos seccionales como Ademys (CABA), Amsafe (Rosario), Amsafe (General López), Aten Zapala (Neuquén), Asech (Chaco), GDA (Formosa), y Sech (Chaco), entre otros.

La jornada se plantea como una instancia de lucha para poner en pie, en una coordinación nacional, los reclamos abandonados por la conducción de Sonia Alesso y cía en la Ctera, que vienen acompañando el ajuste educativo de Alberto Fernández y los gobernadores y las medidas dictadas por, y bajo la presión de la burguesía y los capitalistas.

Por el rechazo a la apertura forzada de escuelas

La jornada será una tribuna de denuncia, en primer término, del intento del gobierno nacional por imponer una presencialidad forzosa en medio de la pandemia. El ministro Nicolás Trotta y los ministros de educación de las provincias nucleados en el Consejo Federal de Educación vienen de instaurar un “semáforo epidemiológico”, que a partir de una combinación de parámetros de criterios por demás cuestionables, permite, dejando la decisión en manos de los gobernadores, la vuelta a la presencialidad, incluso con la existencia de miles de casos.

Es el caso de la provincia de Buenos Aires, que de la mano del gobernador Axel Kicillof, habilitará la presencialidad en 87 de 135 distritos con actividades de revinculación al aire libre, habiendo 12.000 contagios y 400 muertes diarias. O el caso de la Ciudad de Buenos Aires, donde con más de 500 casos diarios, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta impulsa la vuelta a la presencialidad en todos los niveles para esta semana.

Provincias como San Juan, Catamarca, Santiago del Estero o Santa Fe, han emprendido la vuelta a la presencialidad en distinto grado y han tenido que retroceder por el aumento de los casos, que alcanzaron las zonas comprometidas.

La docencia combativa saldrá a la calle este 10, denunciando esta apertura forzada, planteando que son los comités de seguridad e higiene o delegados en prevención de cada escuela, quienes deben determinar las condiciones de regreso a la escuela garantizándose todos los recursos de bioseguridad, infraestructura y los cargos necesarios.

Contra el ajuste educativo, en defensa del salario y las jubilaciones

La convocatoria plantea, por otra parte, la denuncia al fuerte ajuste educativo que viene llevando adelante el gobierno de Alberto Fernández, que gobernó este año con el presupuesto ajustador del macrismo y promueve un Presupuesto 2021 cuyo eje es el pago de las deudas externas y las garantías a los acreedores. El gasto educativo en el presupuesto aprobado en Diputados recientemente, cayó del 3,8% al 1,3 del PBI respecto del 2018.

La pandemia puso al desnudo el vaciamiento educativo, con la falta de condiciones de infraestructura y el fracaso para garantizar los soportes tecnológicos y la conectividad que permitan sostener un acompañamiento pedagógico en un contexto de excepcionalidad.

Este ajuste a la medida del FMI, tiene una expresión brutal en la enorme caída del salario consumada por las paritarias a la baja, empezando en primer lugar por la paritaria de 0% cerrada por la Ctera a nivel nacional. Esta entrega mayúscula de la burocracia sindical ha tenido su expresión, además, en las provincias donde cerraron acuerdos en el orden del 12 o 13% -ante una inflación proyectada del 40%-, en muchas jurisdicciones con sumas no remunerativas que vacían aún más las cajas jubilatorias y las obras sociales. En casos como el de Santa Fe, con paritarias retardadas, estas sumas insuficientes han sido dilapidadas por el “impuesto al salario”, sostenido y agravado por todos los gobiernos. Cada vez, son más los docentes con salarios cercanos a la línea de pobreza que tributan “ganancias”.

Son decenas de miles, las y los docentes suplentes en todo el país que han sido abandonados a su suerte sin el acceso a un cargo, sin siquiera la posibilidad de obtener un IFE u otro tipo de asistencia social.

Vayamos con todo al 10 y démosle continuidad a un plan de lucha

La política hambreadora y de saqueo nacional que está llevando adelante todo el régimen político al servicio del FMI y los pulpos capitalistas, cuenta con el auxilio de las centrales sindicales que juegan como pata central del pacto social, o “acuerdo nacional” con el que el gobierno pretende seguir descargando la crisis sobre nuestras espaldas.

La convocatoria del 10 plantea una instancia para irrumpir en el marco de contención sostenido por la Ctera en medio del ajuste educativo y abre una perspectiva para desenvolver un reagrupamiento de los sectores de la docencia, predispuesta a luchar y poner en pie un plan de lucha a nivel nacional. Los Suteba multicolor ya convocaron a un plenario provincial de delegados para el 12 de noviembre para dar continuidad a un plan de acción.

Desde Tribuna Docente llamamos a desenvolver esta perspectiva en todo el país.

También te puede interesar:

Alberto y Cristina profundizan el ajuste de Macri. Ctera, la entrega de los trabajadores de la educación.
La dirección de Ctera archivó el argumento de que “el límite es la muerte”.
El detonante fue el fallecimiento de Mónica, la docente herida gravemente.
Otro crimen laboral del Estado, exigimos paro nacional de Ctera.
Ante inacción de Amsafe provincial impulsemos un paro de las seccionales opositoras por una presencialidad segura.
Acerca de un congreso internacional realizado por la central gremial docente.