17/01/2021
RIO NEGRO

En Villa Regina, los y las trabajadoras vuelven a parar el empaque Moño Azul

Una nota de las bases a la patronal exige más personal en áreas claves y protocolos ante el Covid-19.

Como sucedió a finales del año pasado, los y las trabajadoras del empaque Moño Azul, mediante deliberaciones en asambleas vuelven a parar la producción y se encuentran con retención de servicios. Entre los reclamos, que presentaron a la patronal mediante una nota firmada por los y las delegadas del empaque con fecha 12/1, aún hoy sin respuestas (habían pedido una reunión para el día 14/1), figuran el de más personal en puestos claves, y verdaderos protocolos de seguridad e higiene ante el Covid – 19. Este último planteo viene siendo reiterado desde el 2020, debido a que las condiciones de hacinamiento que se soportan en el empaque son extremas, y la falta de EPP (Equipos de Protección Personal) abundan. De no recibir respuestas favorables el lunes seguirán con el paro, y no descartan subirse a las rutas y cortarlas hasta ser escuchados.

A estos reclamos tenemos que sumar que la dirección sindical de Soefrnyn de Río Negro y Neuquén ha estado en sentido contrario de los reclamos de los y las trabajadoras, y al día de hoy siguen sin exigir que se cumplan todos los derechos laborales y los protocolos de seguridad e higiene ante el Covid – 19. Ni siquiera han tomado verdaderas medidas de fuerza, ya pasado un año de pandemia, o la situación sería otra. La burocracia milita las medidas ajustadoras de la patronal y el Estado, y es la que aceptó sumas en negro en las paritarias post cosecha del 2020 devaluando el salario, y que esta temporada sigue estirando el cierre de la paritaria de cosecha, generando un proceso devaluatorio sobre el salario real inmenso.

Estos conflictos, que se generalizan día a día en la actividad del empaque, no pueden separarse de la discusión paritaria ni de la discusión por la conquista del plus por zona desfavorable, porque de conjunto las patronales frutícolas y el gobierno se niegan a otorgar derechos de cualquier tipo. Un papel fundamental en toda esta situación lo viene jugando la burocracia del empaque, que viene entregando a los y las trabajadoras en bandeja. Las sumas aceptadas en negro, la falta de control a la patronal respecto de los protocolos por Covid – 19 o las décadas sin luchar por el plus por zona desfavorable -cuando los secretarios generales sí la cobran- son pruebas de esto. También lo es que no hayan dicho nada de la reducción a cero de las retenciones a la exportación a la patronal frutícola.

El paro en el empaque Moño Azul es muestra de un hartazgo de las bases, que se ven empujadas a organizarse y luchar independientemente y por afuera de las conducciones sindicales adheridas al ajuste, a la patronal y al Estado. Es lo que viendo sucediendo en el frente rural, y que en el empaque vienen siguiendo con mucho detenimiento. El lunes de hecho podrían llegar a confluir sectores de rurales y empacadores sobre las rutas de manera mucho más masiva, lo que generaría otro cimbronazo en el escenario político y sindical de la provincia, detrás del reclamo por la zona desfavorable y otros que se suman semana a semana.

Los y las trabajadoras de Moño Azul saben que su lucha no puede quedar aislada, como lo saben también los rurales, porque están enfrentando los mismos obstáculos: un Estado y una patronal que los explota y no respeta e incumple con sus derechos laborales, y una dirección sindical que los entrega y boicotea sistemáticamente.

Viva el paro de los y las trabajadoras del empaque Moño Azul. Por protocolos de seguridad e higiene bajo control obrero. Por asambleas y plenarios regionales de bases que exijan a la burocracia el llamado a un inmediato paro general. Por un frente único de lucha de todas las luchas del sector obrero frutícola.

Ahora es cuando, compañeras y compañeros.

También te puede interesar:

Las bases de Kleppe SA se le plantan a la patronal y la burocracia de Soefrnyn.
Hagamos activo el paro con asambleas, piquetes y movilizaciones. Por un congreso general de toda la docencia rionegrina.
Ocurre en la chacra de Vodanovich Nestor Oscar (ex Rosettani), con el amparo de Juntos Somos Río Negro y el Frente de Todos. La dirección de Uatre de Río Negro y Neuquén cruje.
¡Ni una menos! El Estado es responsable.
Abajo el régimen de hambre y saqueo de las últimas décadas.