12/10/2021

Enorme victoria contra la persecución sindical en la justicia

La justicia del trabajo ordena la reinstalación de Francisco Estrella Gutiérrez a la sede central de la Obra Social del PJN.
Congresales UEJN, lista Bermellón.

En la tarde del jueves pasado, el Juzgado Nacional del Trabajo N° 1 dispuso hacer lugar a la medida cautelar que presentamos en reclamo de la reinstalación del delegado Francisco Estrella Gutiérrez, lo que constituyó un terremoto político al interior del gremio judicial.

Es que luego de un año de lucha, hemos logrado reinstalar a la sede central de la Obra Social a nuestro compañero delegado y congresal UEJN, miembro de la agrupación Bermellón y de la Coordinadora Sindical Clasista, quebrando el ensañamiento de la patronal de la Obra Social, uniendo a las organizaciones sindicales judiciales en torno a este reclamo y aprovechando, en el tramo final de la lucha, la enorme crisis que se generó al interior de la Corte Suprema, donde los desmanejos de la Obra Social ocuparon el primer plano de los medios y las investigaciones judiciales.

El contexto de la pelea y cómo actuamos

Era difícil, porque primero fue la segregación de la pandemia con lxs compañerxs de Obra Social en sus hogares. Luego, la vuelta a la presencialidad, que en la Obra Social fue rápida ya que no se implementó sistema alguno para teletrabajar, trajo bajo el brazo el traslado de Francisco a una sede alejada y con la orden expresa de realizar actividad en la sede central fuera de horario de trabajo.

Este traslado fue parte de una serie de medidas de la Dirección de la OSPJN tendientes a reforzar la superexplotación de lxs compañerxs, tales como la contratación de un importante plantel de personal con contratos basura, por fuera de la carrera judicial. También, con la presión para cumplir tareas presenciales sin el más mínimo viso de distanciamiento social y protocolos sanitarios, lo que generó contagios a lo largo de toda la pandemia.

Por supuesto, estas medidas vinieron acompañadas de todo tipo de amenazas a lxs judiciales, y en forma desembozada se oyó decir en sendas oportunidades que quien se hiciera el vivo “terminaría como Estrella”.

En este cuadro de terror patronal, iniciamos una acción judicial de reinstalación con lxs compañerxs de Apel – Abogadxs y nos dimos los medios para convencer a varios compañerxs de la Obra Social para que salgan de testigos en la demanda laboral, bancándose ellxs valientemente los aprietes y la presión de la patronal.

El siguiente paso era comenzar una campaña de pronunciamientos para visibilizar el reclamo y para fortalecer a lxs trabajadores dentro la Obra Social en combinación con la lucha para reconstruir la organización sindical del edificio. Esto se cumplió con éxito y ya lo hemos relatado en Prensa Obrera, pero sí corresponde añadir aquí que, a medida que llegaban pronunciamientos de Colombia, Uruguay, Francia, España u otros países, ello era festejado por lxs judiciales del Edificio Central de la Obra Social, identificando ello no solo como un fuerte respaldo a Francisco, sino a lxs trabajadores de la Obra Social misma.

En el transcurso de esta pelea también se colocó la lucha por la reinstalación de Francisco en la agenda del gremio con agitación y presencia en las movilizaciones de la UEJN – Judiciales por el salario, lo cual hizo que Piumato comenzase a tener que retroceder respecto de su silencio inicial.

Hay que decir también que a veces, cuando las cosas se hacen bien, el azar termina ayudando. Así, el último pronunciamiento que nos dimos la tarea de ingresar, el del sindicato Judicial de la CGT Francesa, nos llegó en la mañana del mismo día en que se realizaba el Congreso nacional de la UEJN – Judiciales, cuando todavía la Comisión Directiva que responde a Piumato no había emitido pronunciamiento al respecto de este conflicto.

Llamativamente, o no tanto, el último pronunciamiento recibido fue el primero que tendríamos que haber recibido. Por propuesta de congresales de la lista Azul y de la Bermellón el Congreso de la UEJN no tuvo más remedio que pronunciarse por la reinstalación de Francisco. Las dos agrupaciones que se dieron una campaña de frente único para combatir la persecución sindical en la Obra Social fueron finalmente las que le dieron el broche de oro a la campaña.

Reinstalar a Francisco con la movilización

Luego de que hace unas semanas estallara una denuncia en el fuero Federal, donde un trabajador de sistemas denunció que el director de la OSPJN, Tonón, habría dispuesto de fondos de la Obra Social para comprar equipos y softwares para realizar tareas de espionaje sobre personal jerárquico y distintos empleadxs, entre ellxs a Francisco, la Obra fue en gran medida intervenida por el administrador de la Corte, Daniel Héctor Marchi, y Tonón ha visto disminuida su cuota de poder. Pero pese a ello y a la auditoria que se va a realizar por la Corte, Tonón sigue estando allí como director.

Claramente, visto en perspectiva, la intransigencia y el ensañamiento del director de la Obra Social ante el reclamo de reinstalación de Francisco podría tener por finalidad última la de sacarse de encima una piedra en el zapato para ocultar este tipo de desmanejos y para que nadie lo cuestione ante el evidente vaciamiento de la Obra Social.

Por esa misma razón es que no debemos descartar la posibilidad de que Tonón intente incumplir la manda judicial de reinstalación de Francisco, como ya ha hecho con otras medidas judiciales en favor de afiliados de la OSPJN por cuestiones de prestaciones incumplidas.

Así las cosas, nos disponemos a llevar a cabo las medidas necesarias para terminar esta lucha con la reinstalación de Francisco a partir de la movilización de lxs judiciales el día que toque su vuelta al edificio. Es una tarea muy importante para lxs judiciales, porque la recuperación sindical dentro de la Obra Social refuerza la pelea para que se vaya Tonón y la intervención en la perspectiva de la democratización de la OSPJN para recuperarla para lxs judiciales.