Sindicales

28/2/2024|1687

Fuertes plenarios naranjas preparan la lucha en la universidad

Se votó poner en pie un movimiento universitario para frenar el “plan motosierra”

Plenario virtual

El sábado 24 de febrero se realizó, por medios virtuales, el Plenario Nacional de la Agrupación Naranja de Docentes e Investigadores Universitarios y Preuniversitarios. Participaron de esta importante deliberación 55 compañeros y compañeros pertenecientes a delegaciones de 15 universidades nacionales y asociaciones de base, pertenecientes tanto a Conadu Histórica como a Conadu: UBA, Luján, Sur, La Plata, Córdoba, Rosario, Comahue, San Juan, UTN, Tucumán, Misiones, Patagonia San Juan Bosco, La Pampa, Nordeste y Jauretche. También compañeros de la lucha de Ciencia y Tecnología. El viernes 23 ya se había realizado, de manera presencial, el Plenario Naranja-UBA, que también contó con una muy importe participación de docentes.

La apertura del Plenario nacional contó con los informes centrales de Ileana Celotto, secretaria general de AGD-UBA, y de Antonio Rosselló, secretario de Acción Social de la Conaduh. En primer lugar, Celotto se refirió a la situación política nacional, caracterizando la crisis en que se encuentra el gobierno reaccionario y antiobrero de Milei y la importancia de poner en pie una asamblea nacional de todo el movimiento popular que impulse la continuidad al accionar conjunto de trabajadores ocupados y desocupados, la cultura y asambleas barriales, que se fue gestando desde el 20 de diciembre para enfrentar el plan de guerra histórico contra la clase obrera, que tiene ejes en el ataque al salario, tarifazos, la reforma laboral y el ataque a las libertades democráticas y a conquistas como el aborto. Luego, Rosselló puntualizó sobre la gravísima situación presupuestaria y salarial que atraviesan las universidades y organismos de ciencia y técnica, indicando que “de someternos sin lucha, de toda la comunidad universitaria, a este ajustazo del presupuesto universitario, de los salarios de los docentes y no docentes, de las becas estudiantiles, se avanzará rápidamente a una mayor mercantilización y privatización de la universidad y la ciencia, de su puesta al servicio del mercado y las grandes corporaciones, y consecuentemente al arancelamiento”.

Durante el desarrollo de la jornada hicieron uso de la palabra veinte oradores, quienes describieron y explicaron el cuadro de situación en las distintas unidades académicas, facultades y escuelas preuniversitarias: denunciaron las decenas de despidos en curso, el avance del arancelamiento en carreras de grado, la crítica situación de las obras sociales universitarias, la brutal caída en las jubilaciones de docentes e investigadores y, entre otras cuestiones, la parálisis y complicidad de las burocracias sindicales.

El cierre estuvo a cargo de Patricio Grande, actual candidato a secretario general de Adunlu por la lista Naranja-Roja-Fucsia, y de Romina Del Plá, diputada nacional por el PO-FITU y afiliada a AGD-UBA. Ambos destacaron la importancia estratégica del Plenario y los enormes desafíos colectivos que se presentan para la docencia universitaria y preuniversitaria en el corto y medio plazo. Asimismo, Del Plá destacó la necesidad de avanzar en la recuperación de los sindicatos, con nuevas direcciones antiburocráticas que se coloquen verdaderamente al servicio de las luchas.

Como resultado de un profundo y extenso debate, el Plenario votó un conjunto resoluciones que apuntan a poner en pie un plan de lucha nacional, con paros que afecten el inicio del ciclo académico, con asambleas interclaustro, clases públicas, cacerolazos y movilizaciones. Un plan de lucha sistemático y progresivo, que lleve a poner en pie un movimiento de docentes, estudiantes y no docentes -en la tradición de 2001, 2005, 2016, 2018- para derrotar la política hostil a la universidad y la ciencia, los salarios y jubilaciones, a la estabilidad laboral y la salud, y para enfrentar el ahogo presupuestario que afecta a las condiciones de trabajo, de estudio y de funcionamiento. Por un movimiento que reclame y conecte con un plan de lucha del conjunto de las y los trabajadores ocupados y desocupados, asambleas populares, centros estudiantiles, organizaciones de derechos humanos y agrupaciones de la cultura.

A nivel de nuestras universidades se votó proponer un congreso o encuentro de toda la docencia y federaciones que quieran participar, con mandatos de asambleas de base, para resolver de conjunto el plan de lucha por nuestros salarios, jubilaciones y presupuesto. En el corto plazo preparar las movilizaciones del 26F, 1M y 8M.

Por último, el encuentro se pronunció por una urgente recomposición salarial del 100% en una cuota para todas las dedicaciones y categorías, cláusula gatillo mensual y el pase al básico del Fonid y la Garantía Salarial. En ese sentido se resolvió difundir y apoyar el proyecto elaborado por Del Plá y presentado por el FIT-U que, entre otras cuestiones urgentes, plantea la incorporación del Fonid al básico. Junto con la reafirmación de la defensa del 82 y 85% móvil, impulsamos la actualización de las jubilaciones, junto a la exigencia de partidas especiales para terminar con el trabajo gratuito y para el funcionamiento de nuestras obras sociales. Por un incremento inmediato del presupuesto universitario, las universidades sin presupuesto no podrán funcionar. Libertad para Nahuel Morandini y Roque Villegas; y el desprocesamiento de todos los presos y condenados por luchar.

Entre este encuentro virtual y el presencial de la UBA el día anterior, nuestra agrupación convocó a más de 110 docentes universitarios y preuniversitarios, en menos de 24 horas. La Naranja se prepara así donde participa para ser un factor de organización de un gran movimiento universitario que juegue un papel en derrotar este plan de ofensiva de Milei hacia la educación pública y hacia los trabajadores.