07/09/2021

Garbarino: el Estado le devuelve millones a la empresa pero no se pagan los salarios adeudados

Entrevista a representante de los trabajadores.

Carlos Rosales, dueño de Garbarino desde finales del 2020, cobró finalmente una partida de $225 millones adeudados por Agip (el organismo de Rentas de CABA) en concepto de impuestos mal cobrados. Aunque las audiencias entre Cavalieri, Mariana Caseres (directora RRHH de la empresa) y el Ministerio de Trabajo habían resuelto en sobradas ocasiones que ese dinero iba a ser utilizado para saldar la deuda salarial, un representante de los Autoconvocados de la zona sur de la provincia de Buenos Aires indicó en entrevista con Prensa Obrera todo lo contrario.

“Esperábamos que se divida entre la planta total de trabajadores, es decir que todos cobremos $65 mil, pero no fue así. Quienes tomaron sus sucursales en forma de protesta no recibieron nada, tampoco los que iniciaron acciones legales en reclamo de lo adeudado. Sin embargo, los afiliados a Camioneros que realizaron una justa toma del depósito central recibieron 2 salarios. Los afiliados en Comercio que fueron depositados, recibieron alrededor de 20% de un salario o menos. AGIP debe devolver todavía $205 millones que tienen que repartirse de manera equitativa sin importar qué hayamos hecho por reclamar lo que se nos debe, ni de qué gremio seamos, ya son 6 los meses en que toda la planta de trabajadores no tenemos seguridad alguna sobre nuestro salario”.

Fuentes del ministro trascendieron que entre ATP y Repro de las que Garbarino se benefició desde el inicio de la pandemia, se contabilizan $1000 millones de ayuda estatal. El gobierno confiesa que sostuvo el pago de salarios de miseria durante más de un año, garantizado el negocio de un fugador serial que no ha hecho más que especular con las fuentes de ingreso de miles de familias.

Sucede que sigue el salvavidas para la patronal y yunque para los trabajadores que otorgó el gobierno, nos referimos a la exención de pagos de aportes patronales. Los autoconvocados vienen reclamando por la reposición de los aportes adeudados y de la cobertura médica, ya que “las prepagas se dejaron de pagar también, la lucha ayudó a que se dé alguna respuesta aunque parcial. La mayoría afiliada a OMINT fue pasada a ODEPINT, el problema con esta cobertura es que su cartilla es más chica, por lo que muchos tratamientos ahora son pagos. Peor es la situación de los afiliados a MEDICUS y Swiss Medical, quienes directamente se quedaron sin cobertura y nadie los quiere atender. Por un lado la patronal dice que tenemos que afiliarnos a OSECAC, pero por el otro, ahí no quieren empadronar a nadie por falta de pago. Solo se hizo una excepción con las dos compañeras embarazadas por las que reclamamos, pero no hay respuesta aun para los pacientes oncológicos”.

En las noticias sobre la situación de la empresa, se presenta como única solución al conflicto el mentado nuevo socio que llegará para poner a la firma nuevamente en pie, pero sin sucursales, sin stock, con juicios de las empresas de electrodomésticos que venden sus productos y con el dato no menor de que el formato ecommerce que nadie cuestiona y que busca emprender en Garbarino implica flexibilización y despidos. El gobierno y las burocracias que han puesto el grito en el cielo, no hablan nada de esto, lo omiten.

Sin embargo, para los trabajadores esta es una preocupación central .“Las sucursales Lomas centro, Canning, Montegrande, Villa del Parque, La Plata, Quilmes, San Martín, Florencio Varela, fueron cerradas definitivamente, lo mismo está sucediendo en el interior en San Juan, Jujuy y General Roca”. Según El Cronista (2/9) ya son 12 las sucursales cerradas solo en agosto de manera definitiva en todo el país. Reina la incertidumbre, la situación avanzó de manera dispar en sus 200 sucursales, “aunque las mantengamos abiertas no tenemos acceso al sistema para conocer el stock. La situación de los locales en shopping es complicada, Cencosud fue a la justicia para que se desaloje a Garbarino porque se adeudan alquileres y en comercios barriales sucede lo mismo, los dueños exigen que se entreguen las llaves por falta de pago. En la zona oeste también se cerraron las sucursales José C Paz, San Justo, San Miguel. En el interior la situación es peor porque son menos sucursales, con menos laburantes. Los autoconvocados queremos pago inmediato de todos los sueldos atrasados, mantención de los aportes jubilatorios y obra social y defensa de puestos de trabajo, ningún despido”.

Las reivindicaciones de los Autoconvocados son abrazadas por la Coordinadora Sindical Clasista y el Partido Obrero. Los intereses de los trabajadores solo serán defendidos con la lucha callejera. Las intervenciones del gobierno y los sindicatos sucedieron a la luz de esta lucha de quienes quieren defender sus puestos de trabajo e integridad frente a la tremenda crisis económica y social que azota la Argentina. Para avanzar en la conquista de estas reivindicaciones se debe reforzar la organización independiente de los gobiernos para resolver un plan de lucha que arranque la apertura de los libros contables de la empresa, que se mantengan todos los puestos de trabajo y asistencia del Estado para los trabajadores que no cobran su salario hace un semestre, por cobertura para pacientes de riesgo.

 

También te puede interesar:

Resolvieron un pliego de reivindicaciones que incluyen la pelea por aumento salarial del 100% y la creación de un sindicato independiente del Estado.
Reclaman un “corredor sanitario” que los exima de responsabilidad y les permita avanzar en el desmantelamiento de los protocolos.
Varios trabajadores han sido despedidos en las bodegas más grandes de Mendoza como represalia por su actividad sindical.
La firma entró en concurso de acreedores y adeuda sueldos a 1.800 trabajadores.