Sindicales

23/11/2022|1658

Elecciones en la UTA

Importante pronunciamiento de los delegados de la Línea 60

Llaman a votar en blanco contra las listas de la burocracia sindical.

La campaña.

Recientemente, el sector mayoritario del cuerpo de delegados de la Línea 60 lanzó una campaña convocando a los trabajadorxs del gremio a votar en blanco en rechazo a las listas que se presentan a la elección del gremio este 1 y 2 de diciembre, ambas de carácter burocrático y propatronal: la Celeste y Blanca, que encabeza Fernández, y la Azul, dirigida por Bustinduy, personeros del grupo Metropol y Dota, respectivamente.

El de los delegados de la 60 es un pronunciamiento muy importante porque es parte (y a su vez le da empuje) de una posición presente en muchos activistas y trabajadorxs del transporte que desde hace años sostienen que “Ni Fernández Ni Bustinduy”, ni ningún otro burócrata al servicio de las patronales, son opción de dirección para el sindicato.

La disgregación de la burocracia sindical -que se profundiza cada vez más-, al ir dividida a la elección en 2 listas principales, obedece a una pelea de los monopolios del transporte por el negocio. La disputa involucra también a las grandes automotrices y carroceras como Mercedes Benz y Agrale. Esto último también es denunciado por los delegados en su posicionamiento.

El rechazo de un sector de los choferes a los monopolios y sus representantes de las dos listas burocráticas principales pretendió ser explotado también por un tercer sector de la burocracia sindical, el de la Lista Roja Federal encabezada por Ríos, otro viejo y conocido integrante de la conducción del gremio, que al igual que Bustinduy compartió el poder con Fernández. El planteo de los delegados de la 60 es un golpe también a ese intento de capitalizar mediante otro armado de la burocracia sindical -aunque completamente marginal- el rechazo a la entrega del salario y el convenio. Ríos es alguien completamente extraño a las luchas de los trabajadorxs del gremio. Compañeros que integraban su lista fueron despedidos en la Línea 180. Ni el reclamo por su reincorporación ni la convocatoria a medidas que lo acompañen ocupan ni un segundo en los extensos audios de Ríos, ni un renglón en sus “denuncias” a Fernández, cuando… ¡es lo principal para defender a lxs trabajadorxs!

Con respecto al último tramo de las elecciones, la confusión y la desinformación es total. Se ha logrado instalar en el debate una polarización entre Fernández-Bustinduy, a fuerza de rosca y con recursos que proveen directamente las patronales, o la caja del gremio, que movilizó a grandes actos, los que no hacen cuando se trata de apoyar los reclamos de los choferes. La Celeste y Blanca prepara un cierre de campaña el 28, con otro acto. La Azul cerró su campaña en el AMBA recientemente, y partió hacia el interior para tratar de avanzar en acuerdos que le permitan presentar lista en más seccionales del interior.

En este marco es de suma importancia la campaña por el voto en blanco que emergió desde la 60. Planteamos la necesidad de extenderla mediante asambleas y reuniones con la base, donde se discuta sobre el futuro de nuestro sindicato. Llamamos también a todos los sectores de la oposición y del activismo combativo a fortalecer esta posición y sumarse a esta campaña.

Desde La Naranja de UTA, agrupación clasista que impulsamos desde el Partido Obrero, le decimos a los choferes que a la “obligación” de tener que elegir entre cualquiera de las alas de la burocracia sindical le oponemos nuestra disposición inmediata a construir una alternativa de lucha e independiente para lxs trabajadorxs del transporte, cuya primer tarea sea agrupar al inmenso y valiosísimo activismo del gremio que aún no encuentra una salida en un gremio controlado por los monopolios que apoyan a uno u otro bando de la burocracia sindical.

Votar en blanco o no votar. Ni Fernández Ni Bustinduy, ninguna burocracia. Por una alternativa de lucha, independiente de las patronales, los gobiernos de turno y la burocracia sindical.