16/12/2020
RÍO NEGRO

Intentan proscribir y censurar a trabajadores/as rurales y sus candidaturas a delegados/as

La maniobra ocurre entre la patronal y la burocracia de Uatre con el aval del Estado. En Villa Regina han ocurrido aprietes y métodos de proscripción ilegales.

Llegó a Prensa Obrera la denuncia de trabajadores/as rurales de la zona del alto valle de Río Negro sobre una maniobra ilegal entre la patronal frutícola y la actual conducción de Uatre de Río Negro y Neuquén, hoy en manos de José Liguen, que tiene como único objetivo censurar y proscribir las elecciones y candidatos/as delegados/as antiburocráticas durante la temporada de cosecha 2021. La maniobra que denuncian consiste en aprietes patronales a los trabajadores/as temporarias, pero también permanentes, obligándolos a firmar una planilla, advirtiendo que en caso de exigir elecciones a delegados/as la próxima temporada corren riesgo de quedarse sin sus puestos laborales. Como era de esperar, el apriete patronal tiene el aval y pleno acompañamiento de la actual conducción de Uatre. Esto lo corrobora la propia denuncia de un trabajador, que señala que «hay secretarios generales que facilitan dichas planillas, que cuando nos llamaron a firmar estaban presentes».

Crisis en Uatre

El sindicato nacional de Uatre y su obra social Osprera se encuentra atravesando una brutal crisis de dirección y de representatividad a nivel nacional y en varias provincias, como en Tucumán y Río Negro. Hace semanas, José Voytenco, apadrinado por el presidente Alberto Fernández y segundo de Ramón Ayala -hoy fallecido-, intentó ocupar los cargos en la obra social Osprera mediante acciones ilegales. Según el estatuto rural en su artículo 60º, Voytenco, que venía desempeñándose como secretario adjunto, asumió la Secretaría General para cumplir el mandato de Ramón Ayala que finaliza en diciembre de 2023 pero no la conducción de la obra social Osprera.

Osprera ha estado encabezada por Pablo Ansaloni, el diputado nacional que asumió por cambiemos y que hoy se cruzó al Frente de Todos; Marcelo Acevedo, secretario de Acción Social; Walter Caceres, secretario de Actas; y Carlos Caballero, actual Tesorero nacional. Es decir, una directiva relacionada a maniobras sospechosas por usos indebidos de fondos de la obra social que son de los y las trabajadoras rurales. Vale mencionar que la propia dirección de Voytenco corre con la misma suerte, porque como segundo de Ramón Ayala se ha visto salpicado y sospechado una vez que se hizo pública la escandalosa noticia de que Ayala cobraba cerca de un millón de pesos por mes del Estado y del sindicato, a la vez que tenía empresas sin declarar.

En un comunicado de prensa oficial del mes de octubre de este año, cuando comenzaban a estallar los escándalos, el gremio a cargo de Voytenco manifestaba que «el firme compromiso por la defensa de los derechos laborales de los trabajadores rurales y el bienestar de su familia continúan siendo los ejes que Uatre mantendrá inalterables». En realidad, lo que se puede apreciar a partir de esta interna es que los intereses que buscan defender son los personales, producto de los millones de pesos que maneja una de las obras sociales más grandes del país. Los derechos laborales de los trabajadores rurales, que el comunicado y la dirección dice defender, terminan por ser siempre el último orejón del tarro. Hoy los trabajadores rurales se encuentran cobrando $20.000 menos de los que se necesita para no ser pobres según el Indec, sin una obra social que los cubra ante sus necesidades y recibiendo paritarias de pobreza firmada a sus espaldas. Todo esto en medio de una pandemia. Tenemos que mencionar que, siendo declarados esenciales los y las trabajadoras rurales, la actual dirección a cargo ahora del peronista Voytenco no ha luchado ni exigido los bonos que el decreto presidencial designaba para la actividad y no han hecho lo suficiente para que se reconozca el plus salarial por la zona desfavorable que les corresponde por ley a rurales de Río Negro, Neuquén, La Pampa y Carmen de Patagones (Bs. As.). En Villa Regina se ha denunciado también a Prensa Obrera que el secretario general Pablo Cariman de la seccional N° 247 no acepta las solicitudes de trabajadores/as que quieren afiliarse. Tenemos entonces una burocracia sindical atornillada a los sillones que de conjunto busca mantener sus privilegios y no defender los derechos de los y las trabajadoras. Es más, directamente los ataca y los entrega ante las exigencias de la patronal y el Estado.

Más que nunca, delegados y delegadas anti burocráticas en todas la chacras

Como primer paso para los y las trabajadoras de Río Negro, que se enfrentan sin miramientos a una patronal que niega sus derechos más elementales y una conducción sindical que intenta criminalizarlos y judicializarlos, es imperioso defender las elecciones a delegados y delegadas esta temporada. La Ley de Asociaciones Sindicales (Ley Nº 23.551) reza en su articulo 4º, inc. e, que «para ejercer el derecho de elegir a sus representantes a través del voto, el trabajador deberá haberse desempeñado en la actividad, oficio, profesión, categoría o empresa durante los seis meses inmediatos anteriores a la fecha de la elección, salvo los supuestos del art. 6º de esta reglamentación.» Los candidatos y candidatas que se han postulado y que buscan censurar y proscribir cumplen ampliamente las condiciones.

En varias provincias se han dado procesos de autoconvocatorias de trabajadores y trabajadoras que no ven en la actual conducción sindical una verdadera representatividad. Ese proceso ahora se da en términos nacionales y contra la actual conducción sindical. En el caso de Río Negro, esas autoconvocatorias han afianzado una agrupación independiente, democrática y de lucha -como en Villa Regina, con rurales organizados de la localidad- que busca recuperar la seccional a la vez que intentan hacer masificar la organización y la lucha por la zona desfavorable y todos los derechos. Es decir, la mejor defensa de las libertades democráticas y sindicales es la organización independiente y masiva de los y las trabajadoras contra la patronal, el Estado y las burocracias sindicales.

Basta de aprietes y persecución contra quienes se organizan y luchan. Fuera la burocracia.

Más que nunca por delegados y delegadas antiburocráticas en cada chacra de las provincias de Río Negro y Neuquén.

 

 

También te puede interesar:

Apoyo popular a la huelga de salud
Hubo asamblea, paro y radio abierta. Vamos por una huelga general provincial.
Se realizó la marcha de antorchas en toda la provincia
Convoquemos a toda la docencia a reforzar los piquetes de salud.