07/12/2021

La Naranja, protagonista en las elecciones de la Asociación Argentina de Actores

Actuemos

La buena performance de la Lista Naranja se funda en un mix de consecuencia programática y de lucha, integración de sectores y activistas independientes que buscan una representación sindical que los contenga y exprese, y el indudable desbarranque de una dirección integrada al Estado que cerró todos los canales de participación y abandonó a les artistas escéniques durante la pandemia

El lunes 6 se llevaron a cabo las elecciones nacionales y de las 12 delegaciones que conforman la Asociación Argentina de Actores.

La Lista Naranja, integrada por Actuemos e independientes a lxs que se sumaron hasta el último minuto compañeres y ex compañeres de elencos, integrantes de las colectivas donde se procesa una experiencia común, y participantes de las múltiples asambleas provinciales y nacionales que se realizaron durante la pandemia; obtuvo un 28,6 % a nivel nacional (27,3 % computando votos nulos y blancos) y un 30% en Caba que concentraba el grueso de votantes.

Con un padrón “inflado” y en el lapso inexistente de cinco días para hacer campaña como telón de fondo, se desarrolló una enorme tarea militante que permitió fiscalizar en todas las delegaciones del país, ganar  en el orden nacional en la Delegación La Plata, ganar la Delegación Bahía Blanca en base a una lista que integra a compañeres que habían dirigido aquella delegación con gran reconocimiento de los teatristas bahienses, realizar una muy buena elección en Mendoza con el 33%, en San Juan con el 36.6%, 24.7% en Córdoba, el 20.5% en Tucumán y 22.7% en Salta. El oficialismo Celeste perdió, además de Bahía Blanca, las delegaciones de La Plata (después se ocho años de anti estatutaria intervención) y Mendoza, logrando un triunfo ajustado en Córdoba.

Si bien el total de votantes –insistimos, con un padrón “inflado” de 8.800 asociados- fue menor al de las elecciones de 2017 (1.400 compañeres en aquella oportunidad, 1.246 ayer), lo claramente observable es que en el lapso de 17 años desde el 2004 cuando la actual conducción Celeste asumió (en esa oportunidad votaron 600 compañerxs), nunca se superaron los 1.426 votantes en todo el país (cifra de las elecciones de 2008). Quienes decidieron romper la Multicolor de 2017 militaron el abstencionismo, pero contra la Naranja. Esa posición de boicot  -no puede denominarse de otro modo-  ayer fue derrotada. Resulta importarte convocar a lxs compañerxs que no participaron creyendo genuinamente que era la vía para repudiar a la burocracia, a un debate que habilite realizar una experiencia común con quienes usamos la breve campaña e incluimos en términos programáticos las mismas críticas a la dirección sindical que ellos sostenían, pero que  ofrecimos una vía para superarla. Queda claro también que los bajos porcentajes en la participación electoral son una constante desde la asunción de la Celeste (de la que algunos de los promotores del abstencionismo  formaron parte). Al contrario, el voto por la Naranja se construyó en “el boca en boca” militante de muchxs artistas escéniques que buscan la posibilidad de recuperar a Actores como una herramienta de lucha.

Se abre un panorama de lucha y resistencia contra la reforma laboral promovida por el FMI junto a la “salida de la pandemia” con mayor precariedad para les artistas escéniques que reclaman –y practican- las patronales con la connivencia de los gobiernos nacional y provinciales. Se abre en consecuencia una enorme tarea por la organización independiente de lxs escéniques de las patronales, del Estado, de los partidos del régimen y de la burocracia sindical. La “prueba” de las elecciones de ayer ha sido superada. Que sirva para prepararnos para desafíos mayores que necesitarán del desarrollo nacional de Actuemos y de la Naranja.

Dijimos tras las elecciones de 2017: “Esto no es debut y despedida. Como oposición clasista vinimos para quedarnos en el sindicato”. Ayer quedo claramente ratificado.

Hoy celebramos esta elección del clasismo, mañana retomamos la tarea de la construcción de una alternativa de organización independiente para lxs artistas escéniques. Sólo lo restringido de los Estatutos del sindicalismo de “nuevo cuño” impide la representación de las minorías en la dirección sindical, que hubiera correspondido. Modificar los Estatutos es otra de las tareas pendientes por las que vamos. Lo haremos junto a decenas de compañeras y compañeros que difundieron la propaganda Naranja, se sumaron a fiscalizar y a votar, y los queremos junto a nosotrxs. Vamos por ello!

También te puede interesar:

Recuperar al sindicato como herramienta de lucha de les artistas escéniques.
Lista Celeste de Actores: de la victimización a la trampa.
Las aperturas anunciadas es algo "limitado" y trae "mayor precarización". Nota originalmente publicada en InfoNews.
Del mismo participaron compañeres de 8 provincias y más de 12 distritos.