07/04/2021
Provincia de Buenos Aires.

Lomas de Zamora: línea 540-553 en lucha por condiciones de seguridad e higiene

La patronal se niega a recibir a los delegados.

El Grupo Autobuses, la empresa concesionaria de la línea 540-553 y otras en Lomas de Zamora viene profundizando sus ataques contra las condiciones laborales y la organización de los choferes. A una larga serie de problemas, tales como el mal estado de las unidades y la no implementación de medidas ante casos de inseguridad, se le ha sumado, en el marco de la segunda ola de la pandemia, una política sanitaria completamente irresponsable.

De acuerdo a las denuncias de los trabajadores, los coches salen prácticamente sin ser higienizados, no hay materiales ni personal para la realización de las tareas de limpieza, lo que, junto con la virtual imposibilidad, por la escasa frecuencia, de cumplir con el límite a la cantidad de pasajeros que pueden viajar, transforma a las unidades en un ámbito privilegiado de contagio. La política antiobrera del Grupo Autobuses, que es un socio de DOTA, se completa con la presión para obligar a trabajar a los choferes que son parte de los grupos de riesgo y la negativa a abonar sus salarios en el caso de que no cumplan tareas. De este modo, en el último período se ha contagiado un compañero y otros se encuentran con síntomas.

Frente a este cuadro, al que se suma la depreciación del salario y la negociación de una paritaria ruinosa comandada por la UTA, la cual genera un enorme descontento, el cuerpo de delegados de la 540-553 convocó para el día de la fecha a una asamblea, en la que se resolvió movilizar a la sede de la empresa hasta que reciban a los delegados y se de una satisfacción a los reclamos elementales planteados. La patronal persistió en el desconocimiento de la representación gremial de los choferes. El conjunto de las medidas de los trabajadores paralizó la línea por horas.

Los pasos a seguir serán decididos por los trabajadores. En todo el gremio, es necesario un plan de lucha que le ponga freno a la política de las patronales, criminal en el terreno de la salud y de miseria en lo salarial. Los cuerpos de delegados independientes y el activismo de las líneas pueden tomar estos reclamos en sus manos y desenvolver una campaña que abra un curso de lucha para el conjunto de los trabajadores del transporte.

 

También te puede interesar:

Ante nuevos casos de Covid 19, la empresa se negó a aislar a 6 trabajadores que son contactos estrechos, y tras la firme acción de lucha tuvo que aceptar el aislamiento.
Rosa Lucero se encuentra internada por Covid luego de que le negaran una licencia.
La segunda ola ya llegó, gracias a la desidia patronal.