25/03/2021 | 1618

Los sindicatos combativos y las luchas se destacaron el 24

La burocracia sindical es un ausente clásico de los 24 de marzo. Pero claro, esta vez, se borraron todos los sectores, plegados a la desmovilización pejotakirchnerista. En cambio, los sindicatos combativos, que congregaron también varias luchas del momento, fueron una nota destacada de la jornada y ocuparon el lugar que en un lejano pasado solía ocupar la centroizquierda sindical en este tipo de manifestaciones, hoy asimilada al gobierno. Los sindicatos combativos y las luchas del momento marcharon luego de los organismos de DDHH en el orden de marcha establecido por los organizadores.

La columna sindical tuvo los mayores contingentes por parte de AGD-UBA en la cabecera y el Sutna cerrando el sector de la movilización con su combativa delegación debido a que llegó cuando la movilización arrancaba. Junto a ellos marcharon el Suteba Matanza, el Sipreba, Ademys, Suteba Trigre, Suteba Ensenada, Suteba Escobar, Cicop y ATE Sur. La presencia de diez sindicatos y/o seccionales en una movilización que fue casi exclusivamente de la izquierda acompañando a los organismos de DDHH independientes nucleados en Memoria, Verdad y Justicia, es un paso adelante de importancia. Y más aún en el caso del Sutna puesto que en el movimiento obrero industrial no es una tradición la movilización los 24 de marzo. En el caso del Suteba Matanza, al igual que en AGD, la resolución de marchar fue adoptada en asamblea general. En los otros casos por sus comisiones directivas o cuerpos de delegados, según los casos. Hay que destacar que el Suteba Ensenada marchó con su columna en La Plata, donde se produjo la tradicional y masiva movilización el 23. El único sector del Sindicalismo Combativo que no estuvo presente como tal en la columna sindical fue la Unión Ferroviaria Oeste, algunos de cuyos dirigentes participaron de su columna partidaria.

A la columna sindical se sumaron contingentes de la Clínica San Andrés que ocupa el sanatorio vaciado por su patronal desde hace semanas, reclamando su continuidad en medio de la pandemia. Resolución que adoptó expresamente en asamblea general del colectivo en lucha que viene protagonizando distintas manifestaciones en Tres de Febrero y recientemente en el centro de la Capital. Por otro lado la Comisión Interna del Garrahan y un grupo de activistas del gran hospital que viene librando una lucha salarial marchó también en esta columna. Al mismo tiempo, se integró un grupo de autoconvocados de la salud y un sector del cuerpo de delegados de la línea 60 de la zona norte. También marcharon un grupo de trabajadores de Just, la metalúrgica en lucha.

La movilización sindical a estos 45 años del golpe tuvo una relevancia especial. Primero la que nunca debió dejar de tener porque el 67% de los desaparecidos son trabajadores, mayormente activistas sindicales y las luchas bajo la dictadura constituyen un capítulo que debe ser rescatado, así como los mártires del genocidio, que vino justamente a aplastar con represión y la sangre de los 30.000 desaparecidos el proceso del Cordobazo cuyo centro fue el vasto proceso de radicalización, organización y luchas de la clase obrera en el período. Pero por otro lado a denunciar y enfrentar la represión de hoy como la sufrida hace apenas días por los obreros de ArreBeef por parte de las tropas de Berni, la que sufrieron los trabajadores de UTA en Córdoba, los obreros de la carne de Penta el año pasado, la represión a los que luchan por tierra y vivienda como en Guernica y otras tomas o los trabajadores desocupados reiteradamente reprimidos por Capitanich en el Chaco, por mencionar algunas de las represiones bajo este gobierno que tiene en sus filas a los Berni y a los Insfrán.

La presencia de un grupo de la CTA Capital y de algunos dirigentes de la CTA Autónoma en la actividad previa de Nora Cortiñas y Madres línea fundadora y cuya columna llega a la Plaza por fuera de MVyJ, apenas disimula que no organizaron la movilización en sus sindicatos y su integración al gobierno con funcionarios. Pero refleja al mismo tiempo, al igual que el acto previo realizado por la CCC, el rechazo que generó en sus bases la desmovilización kirchnerista cuando vastos sectores salen todos los días a luchar, especialmente del movimiento piquetero, pero también de contingentes obreros y sindicales como las grandes huelgas de la salud durante toda la cuarentena y de docentes y estatales que se dieron en Neuquén y otras provincias en este comienzo de clases, por el salario y contra la presencialidad sin condiciones.

Numerosos militantes y agrupaciones sindicales clasistas marcharon en las columnas partidarias del PO y de otros sectores de izquierda, lo cual debe ser tenido en cuenta porque suma a la presencia del movimiento obrero en la marcha. Lo que no encuentra justificativo alguno fue la columna divisionista realizada por el MAC-PTS con Madygraf, un grupo de Latam, un grupo del subte, de tercerizados ferroviarios y un sector de militantes barriales, pretendiendo dividir expresamente a “las luchas” de los sindicatos combativos. Estos últimos luchan todos los días, como podríamos decir del paro en Bridgestone ante un despido, los paros de Ademys y los Sutebas, la lucha permanente de AGD UBA contra la burocracia de la Universidad aún sin clases presenciales, etc. Es la enésima vez que el PTS divide o boicotea una acción conjunta del sindicalismo clasista en función de una autoconstrucción de dudoso rédito, pero claramente perniciosa para el interés general del movimiento obrero.

En resumen, la movilización sindical combativa y clasista dio un paso este 24 de marzo ante la defección de todos los sectores pejotistas, kirchneristas y de centroizquierda y ha sido bien vista por todo el activismo. En conexión con el gran fenómeno de la movilización piquetera canalizada especialmente por el Polo Obrero, se trata de franjas de trabajadores que han movilizado con un alto contenido político resumido en el documento leído en la Plaza, claramente definido contra el ajuste fondomonetarista que ejecuta el gobierno y el conjunto del régimen de los partidos patronales.

 

También te puede interesar:

La campaña, bajo la sombra del Covid-19. Panorama político de la semana.
Se movilizan los SUTEBAS combativos y Ademys.
Vamos con todo al paro del miércoles 9 en defensa de las condiciones laborales de los trabajadores de prensa.
El Sutna, los vitivinícolas y los estatales de Neuquén marcan el camino para defender el salario.
Los contagios en los lugares de trabajo y la lucha por protocolos sanitarios. Viernes 4, 17hs.