16/03/2021

Los telefónicos necesitamos una verdadera recomposición salarial

Análisis de la minuta que firmaron las conducciones de la Mesa de Unidad Sindical de las Telecomunicaciones con las empresas.
delegado Foetra

El 15 de marzo la Mesa de Unidad Sindical de las Telecomunicaciones (MUS) que integran las federaciones y sindicatos de la actividad (Fattel, Foeesitra, Fommtra y Cepetel) firmó una minuta de revisión salarial con Telefónica/Movistar, Claro (AMX) y Telecom, en la que se establece un incremento del 12% sobre el salario de julio del año pasado, es decir sin incorporar la última negociación salarial. Ese porcentaje se divide en dos: un 7,2% al sueldo básico y el 4,8% restante al “Adicional Especial” (una voz de pago que no figura en el convenio colectivo de trabajo), lo cual permite a las patronales zafar del impacto que tiene el básico en los otros adicionales.

A fin de marzo se cobrará una parte del aumento como anticipo del sueldo de julio 2021, ya que la minuta establece que el pago de marzo será el equivalente a un 90% del monto establecido del 12% que se descontará en julio. El porcentaje que se cobrará con el próximo recibo de sueldo se ubica por debajo de la inflación del primer trimestre, al calor de los tarifazos, naftazos y el aumento de los alimentos estará por encima del 12%.

La minuta tiene un punto que debe ser repudiado: “En casos que un trabajador se desvinculara por cualquier causa de las empresas con anterioridad al día 1 de julio de 2021, estas podrán compensar de la liquidación final que le correspondiere percibir la suma que le hubiere sido anticipada…”. Esta cláusula se firma en medio de los anuncios como los de Telefónica de avanzar con un plan de “retiros voluntarios”, al que se suman otras empresas como Telecom y Claro que plantean ajustar “gastos” aumentando la productividad en medio de la presión para eliminar miles de puestos de trabajo, en sintonía con el anuncio del cierre de decenas de edificios corporativos y oficinas comerciales. En lugar de salir a rechazar estos planes de despidos encubiertos y ajustes de las patronales, las conducciones blanquean la “desvinculación” individual “por cualquier causa” en una minuta paritaria.

Este 12% sin retroactivo a enero no es suficiente para recomponer el salario real. Miles de trabajadores/as telefónicas efectivas y tercerizadas continúan con haberes que bordean la línea de pobreza (de $ 56.459 según el Indec), cuando las empresas han aumentado sus ganancias y acaban de conseguir la autorización para un nuevo tarifazo.

Exigimos que se convoque un plenario de delegados y asambleas para poner a consideración la minuta y votar un pliego para conseguir una verdadera recomposición del salario y de los adicionales del convenio (antigüedad, guardia pasiva, etc.) por encima de la inflación. También por el encuadramiento de las compañeras/os tercerizados, fuera de convenio y de las móviles en el convenio histórico de Foetra.

Este jueves 18 de marzo, llamamos a participar de la concentración y acto que se realizará en el Congreso a las 17:00, resuelta en la audiencia pública por el pago de los bonos adeudados desde la privatización. Hagamos del día de los telefónicos una jornada de lucha por un salario mínimo igual a la canasta familiar, la defensa del convenio y la jornada de 7 horas, el pago de los bonos de participación adeudados, el fin de la precarización laboral y el tercerismo y paritarias con mandato.

También te puede interesar:

Llamamos a todas las compañeras trabajadoras de casas particulares a sumarse a nuestra agrupación en la perspectiva de crear un sindicato.
En CABA concentramos a las 10 hs en obelisco y movilizamos al Ministerio de trabajo calle Alem, en el resto del país moviliza a las sedes locales del Ministerio.
El sindicalismo combativo y el movimiento piquetero reclamará por reapertura de paritarias, aguinaldo para trabajadores de comedores, y vacunas para todxs.
Aún con este aumento, las escalas salariales más bajas del Congreso quedan muy por debajo de la línea de pobreza. El contraste entre el dietazo y una paritaria insuficiente.