28/04/2021

Malvinas Argentinas: paran hasta el viernes los residentes de salud del Hospital de Trauma

El intendente Leonardo Nardini despide trabajadores como represalia.

Los residentes del Hospital de Trauma Federico Abete iniciaron este lunes 26 un paro que se extenderá hasta el viernes y llevaron adelante un corte sobre la Ruta 197, movilizándose luego al palacio municipal, donde le han entregado un pliego de reivindicaciones a las autoridades del área de salud del municipio. Dicho pliego exige la equiparación salarial con los residentes de Provincia, Obra Social para todos los residentes del distrito y paritarias en octubre 2021 para discutir una actualización salarial acorde a los aumentos en el costo de vida.

En un breve comunicado que circula por redes sociales, los trabajadores de salud de Malvinas Argentinas denuncian que el día 27 “todos los servicios fueron amedrentados, todos invitados a renunciar”, que “elevaron listas negras” de residentes que desde hace semanas se están organizando por sus reclamos. El mismo comunicado denuncia que la dirección del hospital, que tiene línea directa con el intendente Leonardo Nardini (Frente de Todos), despidió a todos los jefes de residentes del nosocomio. Tras la movilización del 26, la respuesta del subsecretario de Salud había sido que el reclamo es lógico pero que desde el municipio no hay condiciones para satisfacer dichas demandas, cerrando las puertas al diálogo.

El accionar persecutorio por parte de los directivos y la intendencia busca socavar la organización que vienen llevando adelante los residentes del distrito. En palabras de uno de los trabajadores movilizados, “el conflicto de los médicos residentes de Malvinas tiene una coyuntura actual pero también una acumulación de broncas históricas”.

Coyuntura actual del conflicto

Los médicos residentes de Malvinas denuncian un cuadro que se repite en el resto de las intendencias de la provincia. Sus contrataciones laborales tienen la formas de “becarios” por lo que no figuran en una relación de dependencia con el municipio; esto implica que no cuentan con instancias paritarias ni retroactivos, sino que sus aumentos salariales los dictamina el intendente por medio de decretos. En la situación actual, después de un año de agotamiento de los trabajadores de la salud debido a la sobrecarga laboral por la pandemia, uno esperaría que el intendente decretara un aumento salarial por encima de la canasta básica; pero este no es el caso. Nardini dictaminó un aumento salarial de un 40%, dejando el salario de los residentes $10.000 por debajo de la canasta básica de abril ($61.000).

Resulta que el sueldo no alcanza, obligando a los residentes de Malvinas a buscar ingresos adicionales en servicios privados durante los fines de semana que no atienden guardias, para poder llegar a fin de mes. Esto a pesar de trabajar 80hs semanales para el municipio, sin obra social ni aguinaldo, sin francos post guardia (las cuales duran hasta 36hs en muchos casos) y en un constante ataque a su formación, ya que los desplazan de sus puestos de trabajo donde adquieren sus especializaciones, para hacer tareas que no les incumben, como atención de urgencias en área Covid e hisopados -hasta los sacan del hospital para asistir a las colonias de verano del municipio.

La acumulación de broncas históricas

Durante el 2020, en los momentos más álgidos de la pandemia, los trabajadores del Hospital de Trauma Federico Abete ya denunciaban condiciones laborales, salariales y de contratación y abusos y maltratos por parte de las autoridades del hospital.

No obstante, la precarización y la persecución laboral no son nuevas en el municipio. Los gobiernos de las últimas décadas en Malvinas Argentinas, pasando por Jesús Cariglino y llegando a la actual conducción de Nardini, se han encargado de socavar sistemáticamente cualquier proceso de organización de los trabajadores del municipio por sus reclamos. Dado que casi el 90% de la planta del municipio es contratada, con contratos basura, reservando la planta permanente para sus camarillas y punteros, se gesta un cuadro ideal para una patronal abusiva y precarizadora, que contrata y despide a su gusto ante cualquier intento de organización. A tal punto, que el conjunto de los trabajadores del municipio temen represalias a la hora de llevar adelante cualquier reclamo de mejoras en las condiciones de trabajo.

Apoyemos la lucha

La situación laboral de los residentes se ha hecho por demás insostenible entre el ajuste y la pandemia, por lo que han iniciado un proceso de organización y movilización que desde el Partido Obrero y Tribuna de Salud llamamos a fortalecer.

Desde el Partido Obrero llamamos al conjunto de los vecinos de Malvinas Argentinas a apoyar la lucha de los residentes del Trauma y de todos los hospitales del distrito en defensa de la salud pública. Vamos por la recomposición salarial, obra social y el pase a planta permanente de todos los contratados por el municipio.

https://prensaobrera.com/sindicales/comenzo-el-acto-del-sindicalismo-combativo-y-el-frente-piquetero-en-el-consejo-del-salario/