24/09/2020

Paritaria Subte: una propuesta patronal provocadora

Luego de siete meses de postergación de la paritaria, Metrovías ofreció un 9% más una suma fija. Se rechazó la oferta y el cuerpo de delegados demanda un 21% -escalonado en 8 meses de marzo a octubre- y una revisión en noviembre.
Por Ale Pela

Luego de siete meses de postergación de la paritaria, el día 21 de septiembre Metrovías informó la propuesta salarial para los trabajadores del subterráneo de Buenos Aires. Consiste en un miserable aumento para todo el 2020 de 9%, en negro, más una suma fija por única vez -también en negro- de entre $9.000 y $16.000, según la categoría. Ello, cuando la inflación anual ya se proyecta en más del 40% y se está preparando una megadevaluación.

El 9%, además, es a cuenta del cierre definitivo, ya que el acta patronal abre la posibilidad de una nueva reunión en diciembre (considérese que la paritaria va de marzo a marzo, por lo cual se llegaría a ese mes con una postergación de nueve meses en la negociación).

A esto se suma el incumplimiento de la promesa de incorporar al básico, al inicio de la paritaria 2020, el bono de los 4.000 que correspondía a la recomposición salarial del período anterior. A su turno, estas sumas en negro no solo no integran el básico, sino que al tener un carácter no remunerativo no tributan para cargas sociales. Es lo que ya viene ocurriendo con el 40% del salario, tras el acuerdo firmado en ese sentido, en julio, entre la UTA, Metrovías y el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

Metrovías alega «dificultades significativas para el tratamiento de cualquier incremento salarial», sosteniendo que «la empresa atraviesa una situación de extraordinaria gravedad en el actual contexto de crisis, con motivo de la pandemia y medidas dispuestas por las autoridades en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio». Si la patronal, tras haberse llenado sus bolsillos durante 20 años, perdió en los últimos seis meses, no hay motivo para que ello incida en una reducción del salario.

Esta oferta salarial viene en consonancia con un plan de ajuste que encabeza el gobierno nacional, en sintonía con los reclamos del FMI. Para los estatales, el Ejecutivo ofreció un 15% en cuatro cuotas.

La directiva de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp) señaló que rechazaba la oferta por «insatisfactoria», pero no convocó asamblea ni medida de fuerza alguna.

Tras el debate del cuerpo de delegados -en donde desde la Agrupación Naranja del Subte planteamos reclamar un 40%-, se definió exigir un 21% escalonado en 8 meses de marzo a octubre y una revisión en noviembre.

No basta con rechazar la propuesta patronal. A la Bonaerense le dieron en 48 horas el 40% y extras al 300%. Cuando las papas queman, la plata aparece. Necesitamos definir un plan de lucha para defender el pliego paritario de la Agstyp, por una recuperación salarial verdadera, que además permita recomponer lo perdido en las paritarias de los años anteriores.