18/02/2021

Parque de la Costa: lo que Kicillof y Massa ocultaron en la reapertura del parque de diversiones

Beneficios a los grupos empresariales y flexibilización para los trabajadores

Luego de 11 meses, el miércoles 17 se reabrió formalmente el Parque de la Costa. La reapertura tuvo lugar luego de meses de incertidumbre. El grupo empresarial Sociedad Comercial del Plata, que hasta hace poco tiempo tuvo a su cargo la concesión del Parque, había señalado su imposibilidad de mantenerlo abierto y, desde octubre de 2020, inició una ofensiva para imponerle a los trabajadores retiros voluntarios. Desde entonces, se puso en marcha la organización y la lucha de los trabajadores, la que se desarrolló a pesar del papel propatronal de las burocracias sindicales de los gremios de SUTEP y de Pasteleros.

Las omisiones de Kicillof y Massa

En la reapertura del Parque, tanto el gobernador Axell Kicillof como el presidente de la cámara de diputados, Sergio Massa, han pretendido instalar que la reapertura parcial del Parque de la Costa representa un logro de las gestiones de los gobiernos nacional, provincial y municipal. Ocultan que la reapertura le ha significado, por un lado, un altísimo costo al fisco en beneficio de los grupos empresariales Sociedad Comercial del Plata y Fénix Entertainment Group. Y, por el otro, que esa reapertura se ha realizado a costa de un fuerte recorte salarial a los trabajadores del Parque.

Al empresario Ignacio Noel, presidente del holding Sociedad Comercial del Plata, el Concejo Deliberante de la localidad de Tigre le condonó una deuda con el municipio por el orden de los 14 millones de pesos. Ahora, a Marcelo Fígoli, dueño del grupo inversor Fénix Entertainment Group, se lo exime del pago de ingresos brutos y del impuesto inmobiliario por los próximos dos años, gracias a una ley votada por oficialistas y opositores en la Legislatura provincial. Todo esto, sin que se hayan abierto los libros de contabilidad del Parque de la Costa y de los grupos empresariales.

Hay que tener en cuenta que Marcelo Fígoli, que además de ser dueño del grupo Fénix es también titular de Alpha Media, se hizo de la totalidad del paquete accionario del Parque por solo un peso. Además, en los últimos años, sus grupos empresariales se han desarrollado considerablemente, y pasaron a estar al frente de la organización de grandes espectáculos deportivos y musicales, adquirieron el 50% del paquete accionario de la empresa que explota el predio de La Rural, compraron las radios Rock&Pop, Splendid, Colonia, FM Mágica y FM Blue, y la agencia Noticias Argentinas.

Todos los beneficios otorgados a estos importantes grupos empresariales contrastan con el trato recibido por los trabajadores del Parque de la Costa, que se hallan en una situación completamente crítica. Los trabajadores se encuentran cobrando el 75% de sus salarios, los que a su vez se encuentran congelados desde hace más de un año. Durante todo el 2020, donde la inflación superó el 35%, los trabajadores no contaron con aumento paritario. La  nueva patronal de Fígoli, con el aval del gobierno, quiere perpetuar esta situación. No solo eso, desarrolla una fuerte presión para avanzar con despidos encubiertos, a través de los llamados ‘retiros voluntarios’.

Continuar la organización

Los últimos meses han sido una escuela de organización y de lucha de los trabajadores del Parque de la Costa. No solo para enfrentar los atropellos de la patronal, sino también la complicidad del gobierno y de las burocracias de SUTEP y de Pasteleros, que actuaron no para impulsar la lucha y la organización de los trabajadores sino para contenerla, apaciguarla o desviarla. La continuidad del Parque es un logro de los trabajadores, que se manifestaron incansablemente reclamando por la defensa de los puestos de trabajo y por el cobro integral de sus salarios.

La nueva etapa que se abre para los trabajadores reclama profundizar la organización, en forma independiente de las direcciones burocráticas de SUTEP y de Pasteleros. Es necesario poner en pie una agrupación clasista de los trabajadores del Parque de la Costa, con la mira puesta en la pelea por el pago adeudado de los salarios; por la recomposición salarial, para que los salarios equivalgan al costo de la canasta familiar; por la estabilidad laboral, contra los despidos encubiertos; y por el respeto de protocolos sanitarios elaborados y controlados por los propios trabajadores. La continuidad del proceso de organización de los trabajadores, a su turno, planteará la pelea por conquistar un cuerpo de delegados verdaderamente representativo de los intereses de los trabajadores.