09/07/2021

Río Negro: extraordinaria jornada de lucha de las y los trabajadores de Salud Pública

Las y los trabajadores hospitalarios ganan las calles.

Hospitalarios de toda la provincia estuvieron manifestándose este jueves con volanteadas, caravanas, concentraciones y bocinazos, por salarios, la ley de insalubridad y el reconocimiento del nuevo sindicato Asspur, surgido como respuesta a las burocracias de ATE y UPCN, con el método de asambleas y la deliberación democrática.

La jornada de lucha recibió el reconocimiento y el apoyo masivo de los automovilistas y la población en general, que reconocen el esfuerzo y dedicación de quienes vienen dejando todo por la salud de las y los rionegrinos. Este reconocimiento contrasta con la actitud de la gobernadora Arabela Carreras, que pretende desconocer a Asspur y sus reclamos.

La continuidad del plan de lucha se enmarca en una convocatoria a paritarias. Las burocracias sindicales y el gobierno ya tienen un acuerdo tácito de incorporación de nuevas sumas fijas y una promesa de reapertura del debate salarial, cerca de fin de año. Las sumas no remunerativas golpean el salario y desfinancian la obra social. La tarea es superar a las burocracias y sus acuerdos a la baja con convocatorias de asambleas en cada lugar de trabajo y luchar por el reconocimiento inmediato de Asspur.

Carreras pretende llegar a las elecciones con una paz social asegurada y para ello continúa con su política de persecución y disciplinamiento a quienes se organizan en forma independiente. A la separación ilegal de las supervisoras de Cipolletti, la resolución de declarar injustificado los días de no presencialidad, el desplazamiento del director del Hospital de Cinco Saltos y la limitación laboral a un médico de Catriel de hacer horas extras se le debe sumar la separación de su puesto de trabajo a la delegada de Fesprosa y secretaria adjunta de Asspur, Cecilia Chavero. Este modus operandi, ilegal y de carácter antisindical, solo puede ocurrir por la complacencia de las burocracias sindicales adeptas a los gobiernos de turno.

Ante este panorama surge la necesidad de unir al conjunto de los estatales y docentes en un programa reivindicativo independiente y el llamado a organizar a las y los trabajadores en asambleas, y exigir un congreso en cada sindicato.

Vamos por un plan de lucha para conquistar los aumentos salariales, presupuesto para infraestructura para salud y educación, derogación de todas las resoluciones antisindicales y el cese de la persecución.