12/10/2021

Río Negro: gran elección del Frente Docente Antiburocrático en UnTER

Se fortalece un reagrupamiento antiburocrático en UnTER.

El pasado 6 de octubre se realizaron las elecciones de representantes docentes a las vocalías en UnTER. El resultado dio ganador al oficialismo Azul-Arancibia, seguido de la celeste disfrazada de FUD (Frente de Unidad Docente), seguidos por el Frente Docente Antiburocrático, con casi un 20% de los votos.

Plagadas de irregularidades, la burocracia recurrió a realizar campaña con candidatos/as suplentes, haciendo que usufructuaran licencias gremiales por fuera del marco legal. Todo con el apoyo explícito del gobierno y a pesar de contar con decenas de licencias durante todo el año. Una demostración de que están dispuestos a utilizar todo tipo de recursos, incluso maniobras fraudulentas y espurias para defender sus privilegios e intereses, por supuesto ajenos a la docencia. Lo que se busca es sostenerse en espacios sindicales a como dé lugar, y por otro lado, una clara demostración de vulnerabilidad y fragilidad.

Los resultados muestran una baja participación en la elección. Más de mil docentes no votaron en relación a la elección anterior, denotando un hartazgo con la política que lleva adelante la conducción del sindicato, y que no pudo ser canalizada por las listas de oposición. El retroceso del kirchnerismo, evidente, fue disimulado al presentarse como independientes, y como un frente meramente sindical, teniendo cuidado en ocultar su pertenencia al Frente de Todos.

El Frente Docente Antiburocrático tuvo sobresalientes resultados en las seccionales de Cipolletti y El Bolsón, donde resultó ganador, y logró un desarrollo territorial con fiscales en la mayoría de las seccionales. Esto significa un gran acierto, al sostener un punto de referencia y reagrupamiento independiente de los gobiernos, con un programa clasista y reivindicativo. Se verifica así la tendencia de la docencia a organizarse y romper con la política colaboracionista de las agrupaciones ligadas al peronismo y al gobierno provincial de Juntos Somos Río Negro.

Estos resultados son muy auspiciosos, dado que se dan en un marco de desmovilización enorme. Aún más relevantes es la deserción de conducciones y agrupaciones que se reivindican combativas, que no fueron parte del frente, pero que tampoco se delimitaron de las burocracias sindicales y sus maniobras fraudulentas. En estas seccionales se dió un peligroso avance electoral de quienes dicen combatir.

Tal lo planteado en la campaña, estas elecciones son un punto de partida en la construcción de una oposición antiburocrática, y un desafío hacia adelante en las tareas a realizar: organizar a la docencia con un programa independiente; llamar a los cientos y cientos de docentes que se han desafiliado por el rechazo a las políticas de las burocracia a afiliarse nuevamente, sostener y defender las seccionales recuperadas, estructurar y ampliar territorialmente para presentarnos como alternativas en la mayoría de las seccionales y a nivel provincial en las elecciones del año próximo.

Las elecciones nacionales del próximo año de Ctera serán también un espacio de lucha y de reagrupamiento, dado que la conducción provincial va estrechando lazos cada vez más fuertes con los Yasky, Baradel y Molina.

También te puede interesar:

Exigimos presupuesto para las víctimas de violencia de género.
Con el aval de la conducción de Ctera.
El PdT libró una importante lucha política.
Norma Dardik cruzó a la gobernadora Carreras, que anunció, con biblia en mano, casas y obra social para pastores/as evangélicos/as.