Sindicales

30/9/2020

Río Negro: la burocracia de Uatre firma otra paritaria de pobreza

Crece el planteo de un congreso de todo el movimiento obrero rural.

La burocracia de Uatre acaba de firmar, otra vez dos meses tarde, otra vez, una paritaria de pobreza. En este caso la paritaria firmada fue del 32% para quiénes desempeñan tareas de manera general en las chacras, es decir, el peón general, que son la mayoría de los y las trabajadoras en está época del año. El acuerdo paritaria será reconocido en dos tramos; el 20% sería retroactivo a partir del 1º de julio, y el otro 12% se aplicaría a partir del 1º de noviembre, con la promesa de un nuevo encuentro recién en enero del 2021. Así el salario, siempre y cuando no se falte por motivos de enfermedad que hace que descuenten los ítems de premios y presentismo, o por el mal tiempo, que hace que se descuenten días, llega a los $35.246,09 entre julio y octubre, y a $38.770,70 a partir de noviembre, cuando para no ser considerado pobre según el INDEC en el país se necesitan mínimo $47.100, mientras que la canasta básica está por encima de los $70.000.

Que la paritaria se haya firmado dos meses tarde es una de las clásicas maniobras del Estado y la burocracia para favorecer a las patronales. En primer lugar porque en pocos casos las patronales pagan el retroactivo a los y las trabajadoras rurales; y en segundo lugar porque además las patronales deben pagar un salario cada vez más devaluado. Así las paritarias entregadas por la burocracia de Uatre dejan a una gran cantidad de trabajadores y trabajadoras bajo la línea de pobreza, con una inflación que no cesa y que ya se proyecta por encima del 40% para el 2020.

Quiénes dicen representar a los y las trabajadoras en las paritarias afirmaron en varias entrevistas radiales que fueron a enfrentar a la patronal, pero que la sociedad agraria se puso firme. De todos modos firmaron y aunque manifestaron haber quedado en disconformidad, fue sólo para la tribuna, porque en definitiva firmaron. En lo que va del año, donde ya se firmaron las paritarias de poda y de peón general, la burocracia no ha realizado ningún tipo de encuentro asambleario para debatir y decidir con las bases un plan de lucha. Organizar a los y las trabajadoras para luchar por un salario que sobrepase la línea de pobreza no está en la agenda de la actual conducción del sindicato.

Por esto fue que alrededor de la lucha iniciada por la zona desfavorable afloro dentro del movimiento obrero rural los bajísimos salarios que han venido cobrando desde siempre, que cada vez genera más rechazo. En varias oportunidades, en las asambleas y en las movilizaciones de los y las rurales organizadas se ha puesto el punto y las conclusiones han sido claras. A la par de la lucha por la zona desfavorable se entendio que tiene que también lucharse por una salario que en primer termino pase la línea de pobreza. Por eso en el caso de Villa Regina se han puesto como un objetivo organizarse y luchar por la recuperación de la seccional Nº 247, y en definitiva de todo el sindicato de Uatre en la provincia de Río Negro.

Esta nueva entrega de la burocracia es otro ataque al movimiento obrero rural, pero también otra muestra de que la actual conducción del Uatre están con las patronales, el Estado y no con los y las trabajadoras. La llegada de la cosecha plantea varias tareas, y en ese camino se encuentran los y las rurales organizadas, quiénes insisten cada vez más en las asambleas en masificar y provincializar la lucha por la zona desfavorable, y a la vez compartir la propuesta de la realización de un congreso de bases de todo el movimiento obrero rural de la provincia de Río Negro que debata los salarios de pobreza que vienen imponiendoseles.

Por un salario igual a la canasta básica familiar. Zona desfavorable ya.

Por un congreso de todo el movimiento obrero rural. Fuera la burocracia de los sindicatos.