25/07/2020

Río Negro: la burocracia del sindicato del empaque ataca a los trabajadores de La Reginense

No a la persecución de los trabajadores organizados de La Reginense por parte de Máximo Santibáñez, secretario general del empaque (SOEFRYN) de la seccional de Villa Regina.

En un comunicado publicado en el diario Río Negro, el principal medio de la provincia, los trabajadores organizados del empaque y la bodega de La Reginense una serie de situaciones que han venido sufriendo durante el ultimo año y medio, y exigen que se cancelen todas las deudas que la empresa tiene sus empleados. Los trabajadores del frío sacaron a su vez otro comunicado pidiendo el fin de la intervención del violento José Esteban Pérez.

El comunicado que elaboraron más de 25 trabajadores informa que miles de obreros se encuentran hoy sin cobrar salarios y premios, sin cobertura de salud, trabajo ni subsidios interzafra, y sin el plus por zona fría –un reclamo que crecen en las bases-, y además denuncia irregularidades en las elecciones a delegados, malos tratos de parte del interventor y compromisos incumplidos. Los trabajadores que tomaron esta iniciativa se vienen organizando de manera independiente y enfrentando los atropellos de la patronal, gracias a lo cual se conquistó el deposito de $25.000 y la entrega de un kit de alimentos para cada familia.

Esto hizo que el actual secretario general del sindicato del empaque de la seccional de Villa Regina, Máximo Santibáñez descargue un discurso en tono persecutorio y censurador contra los trabajadores, que vuelve a evidenciar su apoyo la patronal y al interventor Pérez. Intenta ocultar el incumplimiento de las promesas de reactivación que hiciera el propio sindicato, de boca suya y del secretario general provincial Marcos Bielma, con el gobierno provincial de Juntos Somos Río Negro y el gobierno local peronista. De echo, se ve obligado a reconocer las condiciones insalubres de trabajo, que no se cumplió con la entrega de elementos de seguridad e higiene por el Covid-19, y que más de ocho meses desde que fue intervenida la empresa ni siquiera se han terminado de abonar los salarios adeudados. El propio Bielma confesó que la deuda de la patronal con los trabajadores es millonaria, pero sin embargo la intervención nunca dio a conocer los libros de la empresa.

Los y las trabajadoras no han sido responsables de su actual situación, y sin embargo el propio secretario general del sindicato los marca en sus audios. Desde el Partido Obrero denunciamos esta persecución, que es un ataque a la democracia sindical y a la organización independiente. Rechazamos el amedrentamiento de la dirección del sindicato. Esto debe ser rechazado, vamos por asambleas de bases que debatan un plan de acción por todos los derechos de los trabajadores.

También te puede interesar:

La organización recién comienza.
Responsabilizamos al Estado por la integridad física y laboral de cada trabajador y trabajadora.
Por un plan de lucha en las calles.
Se plantea un paro general de toda la actividad frutícola.