20/10/2021

Se presentó la Granate-Blanca, vamos por la recuperación del Foetra

Las elecciones del sindicato de telecomunicaciones tendrán lugar el 2 de diciembre.

El 13/10 se presentó para las elecciones de Foetra (Sindicato de las Telecomunicaciones), que se realizarán el 2/12, la lista Granate Blanca, integrada por más de 200 candidatos en su mayoría delegados y activistas de 63 edificios de Capital y Gran Buenos Aires, de las empresas Telecom-Personal, Telefónica-Movistar, Claro y Arsat.

Es la tercera elección que se presenta la Granate Blanca, siendo un frente de agrupaciones que integran la Naranja, la Violeta, la Verde y Negra, La Roja y Telefónicos de Pie. Desde la Naranja Telefónica propusimos convocar una asamblea de activistas para debatir y votar una actualización del programa de cara a los desafíos que plantea la situación actual y el orden de los candidatos con un método democrático y de movilización para impulsar el desarrollo de la lista. Esta propuesta fue rechazada por las agrupaciones, que proponían un “consenso” a puerta cerrada, que no reflejaba la real capacidad de movilización e inserción de cada agrupación, que probablemente hubiera dado otro orden y encabezamiento de la lista. Desde la Naranja aportamos la mayor cantidad de candidatos, pero, a pesar de eso, defendimos la formación de un frente único con todas las agrupaciones para fortalecer una alternativa a la burocracia de la Azul y Blanca. Este frente será encabezado por Sergio Sosto de la Verde Negra como candidato a secretario general, Florencia Saracho de la Violeta como candidata a secretaria adjunta y la Naranja Telefónica en tercer lugar con Matías Tomasello como candidato a secretario administrativo. La lista continúa con la Roja en la secretaria de Organización, Telefónicos de Pie a la prosecretario de organización y la agrupación del grupo de Altamira en la secretaria de Asuntos Profesionales.

La Lista Azul y Blanca, que actualmente dirige Foetra, será encabezada nuevamente por Osvaldo Iadarola y Claudio Marín. Siendo un frente de distintos sectores de la burocracia sindical que va desde la CGT de los gordos, pasando por la CTA Yasky, la “Corriente Federal” y la CTA-A de Cachorro Godoy. Todos comprometidos con el “Pacto Social” del gobierno y las empresas que aplican el ajuste y la reforma laboral que exige el FMI.

En nuestro gremio, las patronales multinacionales como Telefónica/Movistar, Claro o Telecom (del Grupo Clarín) tienen ganancias fabulosas que se incrementaron con la pandemia. Pero lejos de invertir en el país se fugan al exterior, mientras miles de trabajadores/as son precarizados, tercerizados, “fuera de convenio”, encuadrados a la baja con convenios de la Uocra o Comercio, desde hace décadas. La “reforma laboral” avanza sobre los trabajadores efectivos mediante Actas firmadas sin la discusión ni aprobación de los trabajadores ni delegados. Como sucedió con el Acta Foetra-Telecom que aumentó la jornada laboral de 7 a 8:30 horas e impuso la semana desplazada con francos rotativos en los sectores técnicos. O los trabajadores de las oficinas comerciales de Movistar, Personal y Claro con un convenio flexible, con menores licencias y cantidad de delegados y exigencias patronales desmedidas, así como también la jornada de atención al público (insalubre) de 8 o 9 horas y salarios que bordean la línea de pobreza, cada vez más lejos de la canasta familiar.

Las agrupaciones que integramos la Granate Blanca hemos impulsado varias caravanas durante la pandemia reclamando por paritarias con mandato, un salario para las categorías iniciales igual a la canasta familiar, protocolos y vacunación para los trabajadores/as de las telecomunicaciones comenzando por los presenciales. Planteamos la defensa del convenio y las condiciones para el Teletrabajo. Exigimos que se termine con la precarización que se lleva la vida de trabajadores como Matías Dimuro, tercerizado de la empresa Claro, o deja en la calle a los trabajadores de Polymont/Claro en plena pandemia.

La Naranja Telefónica impulsó e impulsa cada una de estas luchas, incluyendo también el reclamo por el pago de los bonos adeudados desde la privatización, donde reivindicamos el único Proyecto de Ley presentado en este momento en el Congreso por los diputados del Frente de Izquierda para regular el pago de esta deuda reconocida por la Corte Suprema. Este reclamo dio lugar a la realización de un acto en el Congreso el 18 de marzo, día de los telefónicos, donde denunciamos también el vaciamiento de Telefónica y la fusión ilegal de Telecom-Cablevisión.

La Naranja propone impulsar una gran campaña para que se exprese el descontento de los trabajadores/as de las telecomunicaciones por la pérdida salarial y el avance de las empresas en las condiciones de trabajo. Vamos por la recuperación de Foetra, para que sea un sindicato independiente de las empresas y el gobierno, para volver a tener paritarias discutidas en los plenarios de delegados con mandato y las Asambleas Generales. Vamos por todas las reivindicaciones ¡Fuera la burocracia sindical! ¡Vamos por la recuperación de Foetra!