12/07/2021
Provincia de Buenos Aires

Tandil: despedidos de Loimar inician cooperativa de trabajo

La misma se dedicará a la producción de baldosas.

Luego de un conflicto laboral contra despidos arbitrarios y en defensa de la representación sindical, que duró casi dos años, un grupo reducido de los ceramistas despedidos de la ladrillera Loimar anunció la constitución de la cooperativa El Núcleo. Estiman que comenzarán a producir baldosas en menos de un mes.

Los fondos para la inversión inicial provienen, por un lado, del Estado municipal -con quién retomaron la discusión ni bien finalizó el conflicto con la patronal- y, por otro lado, del aporte de un porcentaje de la indemnización que recibió por el despido en cuestión cada uno de los seis obreros ahora asociados. El galpón donde funcionará la planta es alquilado y el pago del mismo correrá por parte del Municipio de Tandil, que también pagará parte de la maquinaria necesaria para producir.

A pesar de que solo seis de los trabajadores despedidos serán los integrantes de este proyecto, presidido por Sebastián Gere (exdelegado de base de la fábrica Loimar), estos nos comunicaron que el objetivo es ir sumando obreros a medida que la empresa vaya creciendo, priorizando a sus excompañeros. El cumplimiento efectivo de ese objetivo y la velocidad con que el mismo se alcance dependerá de las lógicas del mercado.

Balance y perspectivas

Desde el Partido Obrero de Tandil realizamos una charla entre los seis trabajadores y Pablo Heller, fundador y dirigente de nuestro partido con una basta experiencia en tomas de fábrica y puesta en marcha de las mismas, así como también en la administración obrera y en la redacción de proyectos de expropiación y ayuda estatal a medios de producción recuperados -experiencia que dejó escrita en su libro “Fábricas Ocupadas”. En la charla, los obreros presentaron su proyecto y consultaron con Pablo algunas de sus dudas respecto al manejo de una cooperativa. Heller respondió las mismas tanto desde un punto de vista técnico y económico, como desde una perspectiva política y social.

Las principales conclusiones del intercambio fueron la necesidad de seguir organizados de manera clasista e independiente y de emprender, en esta nueva etapa que se abre, la lucha para que el Estado garantice un mercado para la producción y/o la asistencia necesaria para que los trabajadores en cuestión puedan mantener las condiciones laborales, salariales y sindicales que establece el convenio colectivo de su gremio.

El Partido Obrero y el Polo Obrero saludamos esta iniciativa por parte de los trabajadores y animamos a los mismos a mantener la lucha por sus condiciones de vida, en conjunto con el resto de la clase obrera ocupada y desocupada. Consideramos necesario salir a luchar por:

Declarar de interés provincial asegurar el sueldo de convenio para la nueva cooperativa; obra social y aportes previsionales asegurados a todos sus trabajadores; reconocimiento de los nuevos asociados como trabajadores y no como autónomos; colocación de la producción en el mercado asegurada; establecimiento de la cooperativa como proveedor privilegiado del Estado; exenciones impositivas nacionales, provinciales y municipales; subsidio al gasto energético; formación de una comisión permanente de discusión entre el municipio y la cooperativa, que siga el rendimiento del proyecto industrial. Por otro lado, llamamos a las familias y amigos de los ceramistas, y a toda la población tandilense en general, a formar un comité de solidaridad con los despedidos de Loimar y con este emprendimiento obrero.

Por nuestra parte, también ofrecemos acompañamiento técnico y político a este proyecto y a su lucha.

¡Arriba lxs que luchan!

Por una salida de los trabajadores a la crisis.

 

 

También te puede interesar:

A partir de un decreto provincial, se permitiría que lxs trabajadores provinciales dispensados por factores de riesgo vuelvan a actividades presenciales.
Valeria Filippi denuncia el desamparo de la policía y la Justicia.